CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Así es el ELN, la guerrilla con la que se quiere aliar la disidencia de las FARC

Por CNN Español

(CNN Español) — La disidencia de las FARC, que anunció el 29 de agosto que retomaba las armas, dijo que empezarían la segunda etapa de la “lucha armada” en vista del incumplimiento, dicen ellos, del Gobierno con lo pactado en el acuerdo de paz de La Habana firmado en 2016.

En el mensaje, que fue publicado en un video de más de 30 minutos, el líder guerrillero alias Iván Márquez dijo que buscaría alianzas con el Ejército de Liberación Nacional, ELN, una guerrilla que en el pasado fue enemiga de las FARC, según la Fundación Paz y Reconciliación (PARES).

Según Márquez, en esta nueva etapa “buscarán esfuerzos” con el ELN, una guerrilla con la que no llegaron a buen puerto los diálogos de paz que inició el presidente Juan Manuel Santos (2010-2018), pues el gobierno de Iván Duque los suspendió de manera indefinida.

Medios locales reportan que si bien el ELN no ha confirmado esta alianza, el líder del Frente de Guerra Occidental del ELN conocido como Uriel, envió un mensaje dándole la bienvenida al rearme de las disidencias de las FARC.

“Saludamos el pronunciamiento de Iván Márquez, Jesús Santrich, El Paisa y demás compañeros que se reintegran esta forma de resistencia popular”, dijo ‘Uriel’ en un vídeo difundido en redes sociales, según Cablenoticias, afiliada de CNN en Español en Colombia.

¿Qué es el ELN?

El Ejército de Liberación Nacional, ELN, fue fundado en 1964 con el apoyo del Partido Liberal Colombiano. Este grupo guerrillero fue simpatizante de la Revolución Cubana y por ello se define como Marxista Leninista.

El ELN “es una guerrilla menos centralizada”, “más retórica” y tiene “unos conflictos distintos” respecto a las FARC, le dijo a CNN en Español León Valencia, analista político y exjefe de esa guerrilla.

Pero aunque es más pequeña respecto a la desmovilizada guerrilla de las FARC, para Valencia una alianza entre FARC y ELN es preocupante.

“Es una guerrilla menor a la que se desmovilizó, pero pueden hacer mucho daño a la gente y al país”, le dijo a CNN en Español. “Son gente con experiencia militar, y sobre todo con dinero, han escalado con la minería ilegal del oro y las drogas”.

Históricamente las FARC y el ELN han sido enemigos naturales. Según PARES, una centro de estudios sobre el conflicto armado, esta guerrilla “tiene confrontación activa” con las disidencias de las FARC, las mismas que hoy están haciendo un llamado a la unión.

Pero esta guerrilla, la del ELN, es más pequeña en tamaño y su influencia es menor respecto al número de territorios en los que hacen presencia, en comparación con la desmovilizada guerrilla de las FARC. Según PARES, en su época más fuerte, hacia el año 2002, las FARC tenían unos 17.000 hombres armados, y para 2016, ad portas de la firma del proceso de paz, tenía unos 7.000 militantes. En cambio para principios de 2019, tras un “proceso de fortalecimiento y expansión”, el ELN tiene un poco más de 3.000 combatientes.

En su época de más expansión, las FARC tenían presencia en 242 municipios de Colombia. El ELN tiene presencia en 115 municipios de seis regiones, dice PARES.

“Su capacidad bélica es mucho menor que la de las FARC”, dice el reporte de PARES. En la época de más expansión de la desmovilizada guerrilla, las FARC perpetraban unos 2.300 acciones bélicas al año; el ELN, por su parte ha alcanzado en su punto máximo 400.

“Buena parte de las acciones corresponden a sabotajes contra infraestructura petrolera o de Fuerza Pública, algunos hostigamientos y en menor medida combates u emboscadas que demuestren baja capacidad militar”, dice el reporte de PARES.

Además, “el ELN no se organiza en grandes grupos, sino que conforma pequeñas células especializadas”, dice PARES, por lo que para “diezmar” a este grupo “no se requiere mayor producción de violencia”.

Pero Valencia advierte que estos dos grupos armados pueden degradar el conflicto en Colombia.

“Lo agrio es el renacer de la violencia y podríamos tener una escalada”.

Dice Valencia que si esta disidencia “se dedican a matar políticos eso significa una desgracia enorme en el país”.

Mira: Lo que tienes que saber del ELN, en números

El ELN, las FARC y Venezuela

La razón de la unión de los grupos armados que otrora fueron enemigos es, según Miguel Ceballos, alto comisionado para la Paz del Gobierno de Colombia, la “debilidad” de lo que llamó la “banda” creada por Márquez y los otros disidentes de las FARC.

“Ustedes ven en la declaración de ese video demuestra que hay una gran debilidad militar y estratégica por parte del anuncio que hace el señor Iván Márquez al decir que van a tener una alianza con el ELN”, dijo Ceballos en conferencia de prensa. (cerca: 04:00) https://www.youtube.com/watch?v=WY4UikLZjDc

El acercamiento de las disidencias de las FARC al ELN, es, según Ceballos una “confirmación” de que los nexos del las FARC con el narcotráfico y con Venezuela. Según Ceballos el 47% del ELN está en Venezuela.

“El hecho de que Iván Márquez recurra al ELN cuyos máximos líderes están presentes en Venezuela no hace sino confirmar que este grupo, esta pequeña banda de personas que siguen vinculadas con el narcotráfico están siendo apoyadas por ese régimen dictatorial”, dijo Ceballos a periodistas desde Washington.

El 28 de julio, el asediado presidente de Venezuela Nicolás Maduro dijo que Iván Márquez y Jesús Santrich, los líderes de las FARC, “son bienvenidos a Venezuela… cuando quieran venir”, pues dijo, “Son los dos líderes de paz”.

Ceballos, el alto comisionado para la paz de Colombia, dijo que aunque no hay que temer a la disidencia rearmada “porque la capacidad real de acción de estas personas se ve bastante limitada”, sí expresó una “gran preocupación” por el deseo de las nuevas FARC de unirse al ELN.

El jueves, el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, dijo que es preocupante la situación en Colombia, pero advirtió que el problema de las FARC no tiene nada que ver con Venezuela.

Este viernes el canciller de Venezuela Jorge Arreaza criticó “la desfachatez” de Duque de “desplazar hacia terceros países y terceras personas” su responsabilidad en “el planificado desmontaje” del proceso de paz y dijo que su gobierno incumplió los compromisos asumidos en La Habana en 2016.

“Necesario es acotar que esta actitud, no sólo pone en riesgo la normalización de la vida pública en Colombia, sino que amenaza la paz y seguridad regionales en América del Sur”.