CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. pedirá nombres de usuarios de redes sociales en las solicitudes de inmigrantes y visitantes

Por Geneva Sands

Washington (CNN) — El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) planea comenzar a pedir información de las redes sociales en las solicitudes de beneficios de inmigración y viajes al extranjero hacia EE.UU., una expansión de la recopilación de datos que ya está teniendo lugar.

A algunos viajeros extranjeros a EE.UU., así como a los solicitantes de beneficios de inmigración, se les pedirá que enumeren sus cuentas de redes sociales y nombres de usuario de los últimos cinco años, según un aviso en el Registro Federal. La información se utilizará para determinar si un individuo “representa un riesgo para la aplicación de la ley o la seguridad nacional de Estados Unidos“.

Las plataformas de redes sociales sobre las que DHS preguntará incluyen Facebook, Instagram, Reddit, Ask.fm, Weibo, Myspace, YouTube y LinkedIn. La agencia dice que no recopilará contraseñas y revisará solo la información disponible públicamente.

El cambio se produce en medio del furor por un estudiante de Harvard, Ismail Ajjawi, al que se le negó la entrada a EE.UU. con base en la información descubierta durante una inspección de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU.

Según The Harvard Crimson, Ajjawi alegó que le dijeron que había “puntos de vista políticos que se oponen a Estados Unidos” expresados por personas a las que sigue en las redes sociales. Después de ser interrogado, informó el Crimson, su visa fue revocada y fue enviado de regreso al Líbano. Desde entonces se le ha permitido ingresar a Estados Unidos y asistir a la escuela.

El Departamento de Estado ya está solicitando información de las redes sociales de la mayoría de los solicitantes de visas de EE. UU.

En junio, el Departamento de Estado dijo que los formularios para los solicitantes de visa de inmigrante y no inmigrante habían sido actualizados “para solicitar información adicional, incluidos identificadores de redes sociales”.

La recopilación de redes sociales del DHS se basa en una orden ejecutiva de 2017 que requiere la implementación de estándares de investigación y recopilación de información relacionada con el ingreso a EE.UU. y los beneficios de inmigración.

La recopilación de datos actualizada afectará a nueve programas de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. para beneficios de inmigración, como solicitudes de naturalización y asilo, así como tres formularios de Aduanas y Protección Fronteriza: para exenciones de visas, actualizaciones de visas y el Sistema Electrónico para Autorización de Viaje documento.

Esta es la primera vez que los Servicios de Ciudadanía e Inmigración requieren cuentas de redes sociales y manejo de estas aplicaciones, según un funcionario del DHS. No está claro si Aduanas y Protección Fronteriza recopiló estos datos en el pasado.

Se espera que los cambios propuestos comiencen en 2020, agregó el funcionario.

La semana pasada, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración, que gestionan los beneficios legales de inmigración, actualizaron su política de privacidad, que decía en parte que permitiría a la agencia usar cuentas o identidades falsas de redes sociales para identificar amenazas y detectar fraudes en el sistema de inmigración.

MIRA: EE. UU: aumenta casi al doble costo de visas de inversionistas

Estos dos desarrollos son “un reflejo de la medida en que las agencias del gobierno de EE.UU. han ampliado realmente el uso de la vigilancia en las redes sociales”, dijo Hugh Handeyside, abogado principal del Proyecto de Seguridad Nacional de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

“Hay algunos problemas serios. El potencial para malinterpretar el discurso en línea está por las nubes”, dijo Handeyside.

También le dijo a CNN que “obstaculizará inevitablemente la libertad de expresión”, porque las personas se autocensuran cuando saben que el Gobierno está observando, y agregó que “no hay forma de que el DHS pueda hacer esto sin también revisar el discurso en línea de los ciudadanos estadounidenses”.

A principios de este año, la ACLU presentó una demanda en un tribunal federal en busca de registros relacionados con la vigilancia de las redes sociales por parte del Gobierno: las políticas que rigen el proceso y las herramientas utilizadas para hacerlo.

El secretario de Seguridad Nacional de la administración de Obama, Jeh Johnson, delegó previamente la autoridad a los Servicios de Ciudadanía e Inmigración para llevar a cabo actividades de aplicación de la ley, incluido el uso de cuentas falsas para acceder a la información pública de las redes sociales, siempre que sean realizadas por “oficiales debidamente capacitados y autorizados”, y que cumplen con las obligaciones de privacidad y derechos civiles.

MIRA: ¿Cuánto daño hacen las redes sociales a la salud mental de los adolescentes?

La agencia de inmigración puede usar las identidades falsas solo para revisar las cuentas de redes sociales disponibles al público y debe contar con la aprobación del supervisor.

Actualmente, el departamento utiliza información de redes sociales para examinar a los solicitantes, pero dice que es laborioso conectar cuentas de redes sociales con los solicitantes. La recopilación de nombres de usuario, dice DHS, reducirá el tiempo necesario para validar las cuentas de redes sociales.

Los defensores de la privacidad han argumentado que la recopilación de redes sociales tiene un valor limitado y puede crear una situación propicia para la discriminación.

“No hay evidencia en absoluto de que el monitoreo de las redes sociales sea útil para identificar amenazas de seguridad”, dijo Faiza Patel, codirectora del Centro Brennan para el Programa Justicia, Libertad y Seguridad Nacional.

Patel también señaló que “las redes sociales son intrínsecamente muy difíciles de interpretar”, y agregó que depende mucho del contexto y que a menudo incluye jergas, diferencias culturales e idiomas distintos del inglés.

De acuerdo con un informe del Centro Brennan, “Monitoreo de redes sociales”, un informe de 2016 preparado por el DHS para la administración entrante encontró que “la información en las cuentas no daba vínculos claros y articulables a las preocupaciones de seguridad nacional, incluso para aquellos solicitantes de los que se encontró que representaban una amenaza potencial a la seguridad nacional con base en otros resultados de detección de seguridad”.

Cuando se le preguntó sobre el informe de 2016, el funcionario del DHS le dijo a CNN que “la recolección propuesta de identificadores de redes sociales hará que la revisión de la información de las redes sociales disponible al público sea más eficiente”.

Aduanas y Protección Fronteriza retiene información sobre dos de sus solicitudes, lo que requerirá información de redes sociales, durante tres años en una base de datos activa y 12 años en una base de datos archivada, según el funcionario del DHS.

LEE: Fotos de los viajeros están comprometidas en violación de datos personales, dice Oficina de Aduanas y Patrulla Fronteriza

La información en el Sistema de Actualización Electrónica de Visas de Aduanas y Protección Fronteriza, un sistema automatizado para determinar la elegibilidad para viajar a Estados Unidos con una visa de visitante de 10 años, se archivará durante 12 años.

Los datos retenidos vinculados a los registros de la aplicación de la ley permanecerán “accesibles durante la vida de las actividades de aplicación de la ley”, dijo el funcionario.

Eli Watkins, Rob Frehse y Evan Simko-Bednarski de CNN contribuyeron a esta historia.