CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sudán

Millones de dólares estaban escondidos en una sala del palacio. Solo el presidente tenía la llave, dice un testigo

Por Yassir Abdalla

Jartum, Sudán (CNN) — El derrocado presidente de Sudán, Omar al-Bashir, tenía acceso exclusivo a la sala del Palacio Presidencial donde se encontraron millones en moneda local y extranjera, dijo este sábado un testigo de la defensa y ex jefe de la Oficina del Presidente en la última audiencia judicial del líder depuesto.

El testigo dijo que personalmente entregó un total de 10,65 millones de euros (unos 11,8 millones de dólares) a varias entidades, incluido el subdirector de las Fuerzas de Apoyo Rápido y la Universidad Internacional de África en Jartum.

Bashir, quien fue derrocado en un golpe militar en abril luego de un largo levantamiento popular, enfrenta cargos de corrupción y posesión ilegal de moneda extranjera.

El expresidente de Sudán fue encarcelado en la misma cárcel de Jartum, donde generaciones de disidentes políticos fueron retenidos bajo su gobierno de tres décadas.

«Al-Bashir fue el único con una llave de la habitación donde se encontró el dinero. Mi misión era solo entregar el efectivo según lo ordenado por al-Bashir», dijo a la corte el mayor general Yassir Bashir, quien dirigió la oficina entre 2015 y 2018.

Dijo que le dio 5 millones de euros al subdirector de RSF, Abdul Rahim Dagalo, cuyo hermano dirige el grupo paramilitar y se cree que es el general más influyente que lidera el país.

publicidad

El líder de RSF, Mohammed Hamdan Dagalo, también conocido como Hemedti, estuvo presente durante la entrega de efectivo, dijo el testigo.

El testigo entregó al tribunal los recibos de todos los fondos, excepto los 5 millones de euros al hermano de Dagalo.

«No me dieron un recibo en papel por el monto entregado», agregó.

Omar al-Bashir dimitió en abril de 2019.

Dio 4,5 millones de euros (5 millones de dólares) a la administración de la universidad, que fue administrada principalmente por el partido gobernante del Congreso de al-Bashir, dijo. También dijo que se le ordenó dar a militares y civiles 200.000 euros (222.000 dólares) para «tratamiento».

Un segundo testigo que trabaja como contador en la universidad confirmó la recepción de 4,5 millones de euros. Le dijeron que el dinero fue proporcionado como «apoyo» del presidente.

La corte fue suspendida hasta el sábado.