CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

Arrepentimiento, cortes de pelo, manzanas bañadas de miel y más. Lo que debes saber del Rosh Hashaná, el Año Nuevo judío

Por CNN

(CNN) — Aquí damos un vistazo a la festividad judía de Rosh Hashaná, una celebración del Año Nuevo judío.

¿Cuándo se celebra el Rosh Hashaná?

29 de septiembre de 2019 – El Rosh Hashaná comenzó al anochecer del domingo y concluye en la tarde del martes 1 de octubre. En 2018 comenzó el 9 de septiembre.

MIRA  Un tesoro judío que estuvo oculto durante 500 años llegó al Met de Nueva York

¿Qué es y cómo se celebra?

Rosh Hashaná significa “cabeza del año” en hebreo. Es un tiempo de reflexión y arrepentimiento.

Se le conoce como el “día del juicio”.

Según el Talmud, el mundo fue creado el primer día de Tishrei, el séptimo mes del calendario judío.

La fiesta se celebra el primer y segundo día de Tishrei, que generalmente corresponde a septiembre u octubre en el calendario gregoriano.

El Rosh Hashaná da inicio a los Altos Días Santos o Diez días de penitencia, que terminan con Iom Kipur.

Uno de los rituales más importantes durante Rosh Hashaná es el sonido del shofar o cuerno de carnero. Se usa como un llamado al arrepentimiento durante los Altos Días Santos.

Hacerse un corte de pelo y vestir ropa nueva también es tradicional durante el Rosh Hashaná.

Durante este tiempo, el pueblo judío asiste a los servicios de la sinagoga y se abstiene de trabajar.

Otra práctica popular es comer manzanas bañadas en miel, simbolizando la esperanza de un año dulce por venir. Además, el pan jalá se hornea en panes redondos en lugar de panes trenzados. El pan se sumerge en miel en lugar de sal.

Se comen granadas durante esta festividad porque las semillas simbolizan los muchos mandamientos de la Torá que los judíos deben cumplir.

Otro ritual popular es caminar a un río o arroyo y recitar oraciones especiales de penitencia.

Después, los creyentes tiran migas de pan en el río, para desechar simbólicamente los pecados.

El pan jalá se sumerge en miel para las celebraciones.