CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Fútbol

Aficionado al fútbol enfrenta prohibición de por vida por supuestamente manosear a una jugadora

Por Matias Grez

(CNN) — Un fanático del fútbol se enfrenta a una prohibición de por vida por el club mexicano Tigres después de al parecer manosear el pecho de la futbolista estadounidense Sofía Huerta.

El incidente ocurrió después del partido amistoso del sábado en México entre Tigres y el club Houston Dash en el que juega Huerta, de la Liga Nacional de Fútbol Femenino (NWSL), el nivel más alto del fútbol estadounidense.

Huerta, quien ha jugado siete veces para el Equipo Nacional de Estados Unidos, se estaba tomando una selfie con los fanáticos en el estrado cuando el hombre, que estaba detrás de ella posando para la foto al parecer agarró su pecho.

El club Tigres emitió un comunicado el lunes, junto con un número de WhatsApp, pidiendo ayuda de su base de seguidores para identificar al hombre.

“Una vez que se haya identificado al llamado fanático, se le prohibirá de por vida ingresar a cualquiera de nuestras instalaciones y a cualquier partido femenino u masculino”, dijo el club en un comunicado.

“En Tigres estamos comprometidos para erradicar en nuestro estadio y de nuestra comunidad cualquier forma de acoso o situación que atente contra la dignidad humana o intente intimidar, degradar u ofender a las mujeres”, dice el comunicado.

“Derivado de los hechos sucedidos el sábado 5 de octubre, en donde un pseudoaficionado presumiblemente atentó contra la dignidad de una jugadora del Houston Dash al finalizar el juego, decidimos actuar ante esta situación. Presentaremos una demanda ante quien resulte responsable por los sucedido”.

Sofía Huerta ha jugado tanto para el equipo nacional mexicano como para el estadounidense.

En una declaración a CNN, el club Tigres dijo: “Ya ha sido identificado gracias a nuestros fanáticos y su información ha sido entregada a las autoridades respectivas para que puedan investigar y corroborar la información”.

El club mexicano dijo que le gustaría “disculparse profusamente” con Huerta y su familia por la “experiencia lamentable”.

“Para Tigres, sobre todo, proteger y defender la dignidad de todas las personas, será siempre de suma importancia”, dijo el club.

Tigres transmitió la información al fiscal general de Justicia del Estado de Nuevo León, y la Fiscalía especializada en femicidios y crímenes contra las mujeres para investigar el caso.

“El fiscal abrió una investigación en seguimiento a los hechos difundidos en las redes sociales sobre la probable conducta criminal contra una jugador del equipo Houston Dash”, dijo la oficina en un comunicado a CNN.

“Según la información también difundida a través de declaraciones de los medios, los eventos ocurrieron al final de un partido celebrado el 5 de octubre de 2019 en el Estadio Universitario en San Nicolás de los Garza, después de lo cual un fanático no identificado presumiblemente tocó a la joven atleta”.

Ni el club ni el fiscal han identificando al aficionado en esta etapa de la investigación.

En un comunicado, Houston Dash dijo que apoya la posición de Tigres de “tolerancia cero” hacia el incidente.

“Creemos que el comportamiento no tiene lugar en nuestro juego o en nuestra sociedad”, dijo el club. “Sobre todo, nuestra principal prioridad es la seguridad de los jugadores y agradecemos los esfuerzos de Tigres para resolver este asunto”.

CNN le preguntó a Houston Dash si era posible comunicarse con Huerta para hacer comentarios, pero el club no respondió de inmediato.

Tigres es uno de los clubes con más apoyo en México. El equipo masculino ha ganado siete campeonatos nacionales y las mujeres han ganado dos títulos desde que se formaron para la temporada inaugural femenina en 2017.

 

— Natalie Gallon contribuyó a este informe.