CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Redes sociales

Twitter prohibirá los anuncios políticos, dice Jack Dorsey

Por Donie O'Sullivan, Brian Fung

(CNN Business) — Twitter dejará de aceptar anuncios políticos, anunció el miércoles el presidente ejecutivo de la compañía, Jack Dorsey.

“Hemos tomado la decisión de detener toda la publicidad política en Twitter a nivel mundial. Creemos que el alcance del mensaje político debe ganarse, no comprarse”, tuiteó Dorsey.

“Un mensaje político gana alcance cuando las personas deciden seguir una cuenta o retuitear. Pagar por el alcance elimina esa decisión, forzando mensajes políticos altamente optimizados y dirigidos a las personas. Creemos que esta decisión no debe verse comprometida por el dinero”, agregó.

El director financiero de Twitter, Ned Segal, tuiteó el miércoles que la compañía ganó menos de 3 millones de dólares en anuncios políticos en el ciclo 2018.

“Esta decisión se basó en principios, no en dinero”, dijo.

El anuncio se produce en medio de un intenso escrutinio del manejo de los anuncios políticos por parte de Silicon Valley. Las compañías de redes sociales, particularmente Facebook, han sido criticadas por permitir que los políticos publiquen anuncios falsos.

Los comentarios de Dorsey lo ponen en desacuerdo con los altos ejecutivos de Facebook, incluidos Mark Zuckerberg y Sheryl Sandberg, quienes han defendido enérgicamente la política de Facebook de no verificar los anuncios políticos.

Zuckerberg reiteró su postura sobre la publicidad política el miércoles, destacando cómo Facebook y Twitter han divergido.

Sin abordar directamente el anuncio de Dorsey, Zuckerberg abrió el evento de ganancias del tercer trimestre de Facebook diciendo “debemos tener cuidado de adoptar más y más reglas” en torno al discurso político.

“En una democracia, no creo que sea correcto que las empresas privadas censuren a los políticos o las noticias“, dijo. Zuckerberg y agregó que “continuará” evaluando si es beneficioso permitir anuncios políticos en Facebook, pero que hasta ahora ha concluido que permitir la publicidad política es la mejor opción.

La publicidad política representará menos del 0,5 por ciento de los ingresos del próximo año, dijo Zuckerberg en la llamada, sugiriendo que a pesar de la controversia de los medios sobre las políticas de Facebook, la compañía se beneficia poco de la postura. El miércoles, Facebook reportó ingresos publicitarios trimestrales de 17.380 millones de dólares, un 28% más que en el mismo período del año pasado.

En un discurso en Washington a principios de este mes, Zuckerberg dijo: “Dada la sensibilidad en torno a los anuncios políticos, he considerado si deberíamos dejar de permitirlos por completo. Desde una perspectiva comercial, la controversia ciertamente no vale la pena pues es una pequeña parte de nuestro negocio.Pero los anuncios políticos son una parte importante de las voces, especialmente de los candidatos locales, los retadores emergentes y los grupos de defensa que de otro modo no recibirían mucha atención de los medios. La prohibición de los anuncios políticos favorece a los titulares y a quienes cubren los medios”.

Algunos de los propios empleados de Facebook estuvieron en desacuerdo con ese razonamiento en una carta enviada a Zuckerberg y a otros líderes de la compañía que informó The New York Times a principios de esta semana. Escribieron, “los políticos de alto perfil pueden ganarle a las más voces nuevas y ahogar a la competencia” en la plataforma.

Los candidatos políticos se apresuraron a opinar sobre la decisión de Twitter.

“Cuando nos enfrentamos a una elección entre dólares en publicidad y la integridad de nuestra democracia, es alentador que, por una vez, los ingresos no hayan ganado”, dijo Bill Russo, portavoz de la campaña presidencial del exvicepresidente Joe Biden. A principios de este mes, la campaña presidencial de Biden escribió a Twitter y otras compañías de redes sociales pidiéndoles que dejaran de publicar un anuncio que acusó falsamente a Biden de corrupción por su papel en la política de Ucrania durante la administración de Obama.

Brad Parscale, gerente de campaña del presidente Trump, calificó la medida de Twitter como “una decisión muy tonta para sus accionistas”.

“Este es otro intento más de silenciar a los conservadores”, dijo en un comunicado, “ya que Twitter sabe que el presidente Trump tiene el programa en línea más sofisticado jamás conocido”.

En una larga serie de tuits sobre la decisión de Twitter, Dorsey dijo que “si bien la publicidad en Internet es increíblemente poderosa y muy efectiva para los anunciantes comerciales, ese poder conlleva riesgos significativos para la política, donde puede usarse para influir en los votos y afectar la vida de millones de personas”.

“Los anuncios políticos en Internet presentan desafíos completamente nuevos para el discurso cívico: optimización basada en el aprendizaje automático de mensajes y micro-focalización, información engañosa sin control y falsificaciones profundas. Todo a una velocidad creciente, sofisticada y a una escala abrumadora”.

Dorsey dijo que Twitter también dejará de publicar anuncios de problemas, que Twitter caracteriza como anuncios que “abogan por o en contra de cuestiones legislativas de importancia nacional”.

En su discurso en Washington, Zuckerberg citó los anuncios de problemas como otra razón para no prohibir los anuncios políticos: “Incluso si quisiéramos prohibir los anuncios políticos, no está claro dónde trazaríamos la línea. Hay muchos más anuncios sobre problemas que son directamente sobre elecciones. ¿Prohibiríamos todos los anuncios sobre asistencia médica o inmigración o el empoderamiento de las mujeres?”.

Dorsey dijo que la compañía compartiría más detalles sobre la política el 15 de noviembre y dejaría de aceptar anuncios políticos el 22 de noviembre.