CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Bolivia

El MAS convoca para este lunes una mesa de diálogo con el fin de pacificar Bolivia

Por CNN Español

(CNN Español) — Legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS), del expresidente Evo Morales, convocaron este domingo “a todos los jefes de bancada de la oposición” a instalar el lunes una mesa de diálogo con el fin de pacificar Bolivia y llamar a nuevas elecciones, reportó la oficial Agencia Boliviana de Información (ABI).

La convocatoria propone reunirse a las 10:30 hora local en la sede de la vicepresidencia, dijo la diputada del MAS, Betty Yañiquez, citada por ABI.

“La finalidad es la pacificación, como señala el artículo décimo de la Constitución Política del Estado. Bolivia es un Estado Plurinacional pacífico y no queremos confrontación, queremos paz”, dijo Yañiquez, según el reporte.

Por su parte, la ministra de Comunicaciones de Bolivia, Roxana Lizárraga, invitó a los líderes sociales y vecinos de 14 distritos de El Alto y sus 20 provincias para que participen en una mesa de diálogo para escuchar sus demandas.

La ministra dijo que están esperando que los dirigentes confirmen una hora para realizar el encuentro.

El Alto, ciudad al norte de La Paz, es uno de los sectores en donde se han registrado manifestaciones y disturbios luego de la renuncia del expresidente Evo Morales.

Tras las elecciones del pasado 20 de octubre se desató en el país una crisis política y social que incluyó movilizaciones y marchas, un paro indefinido nacional, el cierre de fronteras y motines policiales.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo el sábado en Twitter que “al menos 23 personas han muerto y 715 han resultado heridas desde el comienzo de la crisis institucional y política”.

Además, la CIDH elevó a nueve el número de muertos por los enfrentamientos del viernes en Cochabamba.

Respecto a las víctimas en Cochabamba, Yuri Tapia, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de esa ciudad, dijo el sábado en rueda de prensa junto al ministro de gobierno, Arturo Murillo, que tienen confirmados dos muertes del viernes y que hay otras cinco “que aún no pueden oficializar”.

También el sábado, el ministro de la presidencia de Bolivia, Jerjes Justiniano, dijo en rueda de prensa que han solicitado al Ministerio Público que investigue las muertes reportadas en Cochabamba.

Polémica por decreto

La CIDH alertó el sábado por el decreto supremo 4078, del 15 de noviembre de 2019, que, según la comisión, “pretende eximir de responsabilidad penal al personal de las Fuerzas Armadas que participe en los operativos” para restablecer el orden.

En este sentido, el ministro Jerjes Justiniano dijo que las Fuerzas Armadas están en la facultad de repeler a los manifestantes, en caso de presentarse hechos de agresión en contra de los uniformados. Sin embargo, subrayó que deben actuar con proporcionalidad, por lo que asegura que no tienen una “licencia para matar”.

“Las Fuerzas Armadas tienen la finalidad de disuadir. Evidentemente, si sufren una agresión, tienen la facultad para repeler esa agresión mediante el uso proporcional. Claramente. Por eso es que se ratifica en el decreto supremo la proporcionalidad de la fuerza. Esa proporcionalidad es la que determina que no se trata de una licencia para matar”, dijo.

Por su parte, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos Michelle Bachelet, dijo el sábado en un comunicado que las muertes “más recientes” en Bolivia “parecen derivar de un uso innecesario o desproporcionado de la fuerza por parte de personal policial o militar”.

Además, dijo que le “preocupa que la situación en Bolivia pueda salirse de control si las autoridades no la manejan cuidadosamente”.

ONU promueve mesa de diálogo

El ministro Justiniano dijo este domingo que el negociador enviado a Bolivia por la Organización de las Naciones Unidas está buscando una mesa de diálogo con los interlocutores válidos del MAS. “Le hemos dicho que estamos completamente de acuerdo”.

“Ayer nos reunimos con el negociador de Naciones Unidas … en realidad está buscando una mesa de diálogo con los interlocutores del MAS … le hemos dicho que estamos totalmente de acuerdo … Nuevamente, nos ha convocado la conferencia episcopal, nos han preguntado si podemos reunirnos nuevamente … Les he dicho que han sido reuniones infructuosas, pero si es necesario reunirnos más, lo haremos”.