CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Temor en Bogotá durante el toque de queda, tras la segunda jornada de protestas

Por CNN Español

(CNN Español) – Luego de que los colombianos regresaran a las calles este viernes, apenas un día después de las masivas protestas del paro nacional, el temor se ha agudizado en varios sectores de Bogotá, la capital, a altas horas de la noche, por denuncias de incidentes pese al toque de queda que fue decretado a partir de las 9:00 de la noche.

Fernando Ramos, corresponsal de CNN en Español, indicó que en algunos sectores los ciudadanos no han podido dormir porque hay angustia a raíz de que “muchos vándalos que han estado durante todo el día causando el temor, enfrentándose de forma violenta con las autoridades no han respetado el toque de queda”. La policía y el Ejército están desplegados por toda la ciudad.

El ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo se pronunció pasadas las 11:00 de la noche y dijo que en ese momento no se registraban actos de vandalismo y que el toque de queda se está cumpliendo “en un 90%”. “Se están recibiendo denuncias de eventuales ataques a conjuntos residenciales, se está haciendo un análisis de cada uno de ellos y se ha encontrado que en muchos casos la denuncia no corresponde a la realidad sino que es consecuencia del pánico que genera el vandalismo”, señaló.

Explosión en Santander de Quilichao, Cauca

El ministro también mencionó que una explosión en una estación de policía Santander de Quilichao, departamento del Cauca, acabó con la vida de tres policías y dejó a otros siete heridos, quienes reciben atención en centros hospitalarios. Según dijo, artefactos explosivos fueron detonados en el lugar, lo que también provocó daños en viviendas cercanas.

“El Gobierno Nacional condena vehementemente este atroz atentado”, sostuvo el ministro y advirtió que los responsables serán identificados y puestos a disposición de las autoridades.

Toque de queda

Horas antes, el presidente Iván Duque anunció el toque de queda en Bogotá durante una alocución presidencial en la que también llamó a una “conversación nacional”, con el objetivo de “fortalecer la agenda vigente de política social”, que busca se dé en las regiones con todos los sectores sociales y políticos a partir del 27 de noviembre.

Duque empezó sus declaraciones diciendo que “una cosa es la expresión pacífica a través de la protesta y otra bien distinta es aprovechar la protesta para sembrar el caos”. En ese sentido, advirtió que ordenó el despliegue de patrullas mixtas en los lugares más críticos y que le ordenó al fiscal de la nación la inmediata movilización del Cuerpo Técnico de Investigación “cuando se precisa”.

Hacia la mitad de la tarde en Bogotá, varios grupos de personas se congregaron en la Plaza de Bolívar, en el corazón de la ciudad. Allí realizaban un “cacerolazo” y posteriormente fueron desalojados por la Fuerza Pública. Hay militares y policía en las calles de Bogotá.

protestas en Colombia

(Crédito: RAUL ARBOLEDA/AFP via Getty Images)

En la tarde, la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), uno de los convocantes al paro de este jueves, publicó en su cuenta de Twitter que “con gases, armas y bombas no silenciarán el cacerolazo. Deben ordenar perseguir a los verdaderos vándalos, pero no se ensañen con quienes ejercemos nuestro derecho a la protesta”.

A medida que terminaba la tarde las autoridades comenzaron a reportar enfrentamientos. En su momento, Duque publicó en su cuenta de Twitter que junto al alcalde de la capital, Enrique Peñalosa, hacían seguimiento “a recientes altercaciones de orden público en algunas zonas de la ciudad”.

“Esto no es una marcha democrática. Aquí lo que tenemos es una minoría de delincuentes que destruye los bienes públicos y privados que le pertenecen a todos los ciudadanos”, aseguró el alcalde Peñalosa durante una rueda de prensa previa este viernes.

Ante el toque de queda, el excandidato presidencial Gustavo Petro reaccionó diciendo que la medida “no es más que dictadura”. “Las cacerolas se deben hacer sentir ahora con más fuerza”.

El partido entre Federer y Zverev, que se iba a realizar en la noche de este viernes en Bogotá, fue cancelado “por motivos de orden público y toque de queda”.

Por su parte, el secretario de Seguridad, Convivencia y Justicia de Bogotá informó que se han tenido múltiples “intervenciones y presencia en sectores ciudad Bolívar y Kennedy” de la Fuerza Pública. Y que se siguen capturan a los “responsables” de actividades criminales.

El servicio de transporte Transmilenio reporta 76 estaciones cerradas en la ciudad y algunos actos de “vandalismo” en diferentes instalaciones. También ha informado que el con los autobuses del SITP se está cubriendo el 51% “de las rutas en las zonas donde las condiciones de seguridad y movilidad lo permiten. Se presentan retrasos en algunos puntos por alteraciones del orden público y bloqueos en vías.”

La Secretaría de Salud de Bogotá condenó los ataques contra las ambulancias de la red pública hospitalaria por parte de “vándalos”.

Por otro lado, la Fundación para la Libertad de Prensa en Colombia (FLIP), informó que durante las jornadas de este jueves y viernes, “la Policía ha agredido a al menos 25 periodistas que cubrían las manifestaciones. Estos hechos son de extrema gravedad.”

Cali

La tensión continúa en Cali, en el suroccidente del país, donde ayer se presentaron varios disturbios y siguen las protestas contra el gobierno. El alcalde Maurice Armitage, junto con el ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, informó de la existencia de un “cartel de los vándalos” y a través de su cuenta en Twitter ofreció recompensas para identificar y capturar a los que “le hicieron tanto daño a Cali el día del paro nacional”. Armitage manifestó también que el gobierno instalará el primer “centro de acción anticriminal del país” en Cali.

Horas antes, el secretario de Seguridad de Cali, Andrés Villamizar, hizo un llamado a la calma y a “no compartir noticias falsas, a verificar la información primero”. Posteriormente, en horas de la tarde, Villamizar señaló que la situación de orden público “está controlada y hay tranquilidad y hay paz en toda la ciudad”, y que por eso no habrá medidas adicionales como el toque de queda (implementado este jueves) o la ley seca.

Este jueves al menos tres personas murieron en los disturbios que se dieron en Colombia tras el paro nacional. El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, informó en una rueda de prensa el viernes que dos personas murieron durante un saqueo a un supermercado en el municipio de Buenaventura y otra persona murió en el municipio de Candelaria, ambos municipios en el departamento del Valle de Cauca.

(Crédito: LUIS ROBAYO/AFP via Getty Images)

Holmes Trujillo aseguró que las tres muertes en ese departamento ya están bajo investigación de la Fiscalía General de la República.