CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Defensa

El secretario de Marina de EE.UU. fue «despedido» por proponer un «acuerdo secreto» con la Casa Blanca, dice alto funcionario de defensa

Por Barbara Starr

(CNN) — El secretario de la Marina de Estados Unidos, Richard Spencer, fue «despedido por proponer un acuerdo secreto con la Casa Blanca» que involucra el caso del Navy SEAL Eddie Gallagher, según un alto funcionario de defensa.

Gallagher fue declarado culpable de desacreditar a los servicios armados después de posar junto al cuerpo de un combatiente de ISIS muerto, lo que va en contra de las normas.

Luego fue degradado en rango, una decisión que el presidente Donald Trump revocó hace una semana en una medida que enfureció a los oficiales militares. Los oficiales militares luego avanzaron con el proceso para revisar el estado de Gallagher en el grupo de élite.

Spencer proponía una revisión con una garantía secreta para que a Gallagher se le permitiera mantener su estatus como SEAL, dijo el funcionario. Spencer, dijo el funcionario, no fue despedido por no cumplir los deseos de Trump, pues el presidente no quería una revisión en absoluto.

Spencer no siguió su propia cadena de mando, a saber, el secretario de Defensa Mark Esper, y se dirigió directamente a la Casa Blanca, una violación de la política militar, dijo el funcionario.

Esper pidió el domingo la renuncia de Spencer después de «perder la confianza en él», según un comunicado emitido por el portavoz del Pentágono Jonathan Hoffman. La solicitud privada de Spencer para restaurar el rango de Gallagher y permitirle retirarse con su emblema de los SEAL contradecía directamente su posición pública, según el comunicado.

publicidad

«Estoy profundamente preocupado por esta conducta mostrada por un alto funcionario del Departamento de Defensa», dijo Esper en el comunicado. «Desafortunadamente, como resultado, he determinado que el secretario Spencer ya no tiene mi confianza para continuar en su posición. Le deseo lo mejor a Richard».

Cuando se le pidió un comentario, un portavoz de Spencer dirigió a CNN a la declaración del Pentágono.

El diario The Washington Post informó primero sobre la solicitud de renuncia de Esper a Spencer.

El alto funcionario de defensa dijo que Esper se enteró de las conversaciones de Spencer con la Casa Blanca el viernes, pero que la propuesta de Spencer nunca fue aprobada.

Cuando Spencer habló durante el fin de semana en el Foro de Seguridad Internacional de Halifax en Nueva Escocia, Canadá, Esper sintió que «sus declaraciones públicas no coincidían» con lo que había estado haciendo en privado, según el funcionario.

La semana pasada, Trump tuiteó que no dejaría que la Armada castigara a Gallagher, diciendo: «La Armada NO se va a llevar el Trident Pin de Eddie Gallagher de Warfighter y Navy Seal. Este caso fue manejado muy mal desde el principio. ¡Vuelvan a trabajar!». El emblema Trident Pin que usan los Navy SEAL se otorga después de completar un programa de calificación intenso y simboliza la membresía en la comunidad militar de élite.

La decisión del presidente no solo sirvió para restaurar el rango de Gallagher sino también para perdonar a otros dos miembros del servicio, y al hacerlo ignoró el consejo de Esper y otros altos oficiales militares.

El diario The New York Times informó el sábado que Spencer y el contralmirante Collin Green, el almirante que supervisa a los SEAL, amenazaron con renunciar por la posible intervención de Trump. Spencer negó más tarde el sábado que él o Green hicieran tal amenaza.

Esper decidió que Gallagher mantendría su estatus porque «tiene poca confianza en que Gallagher reciba ahora una sacudida justa de la Marina», dijo el funcionario a CNN. Se espera que Gallagher se retire de la Marina el 30 de noviembre.