CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empresas

YouTube revela una política contra el acoso más estricta, pero su verdadero reto es hacerla cumplir

Por Kaya Yurieff

(CNN Business) – Tras varios meses de haber prometido revisar cómo maneja el acoso en su plataforma, YouTube dio a conocer una actualización de su política.

Este miércoles, la plataforma de video propiedad de Google aseguró que tomaría una “posición más fuerte” contra las amenazas y los ataques personales, entre otros cambios que pretenden abordar la seguridad de su comunidad.

YouTube aseguró que ahora también prohibiría las amenazas “veladas” o “implícitas”, no solo las explícitas. Esta nueva política aplica para el contenido que simule violencia contra una persona o que incluya lenguaje acerca de que podría ocurrir violencia física. La plataforma también indicó que ya no permitirá insultar “maliciosamente” a alguien por características como la raza, la expresión de género o la orientación sexual, se trate un individuo privado, una personalidad de YouTube o una figura pública. La medida será tanto para el contenido como para los comentarios.

La decisión se produce seis meses después de que YouTube enfrentara una de sus controversias de más alto perfil sobre acoso en tiempos recientes. En junio, la plataforma estuvo en el centro de las críticas luego de negarse a prohibir los videos de Steven Crowder, una prominente personalidad de derecha. El periodista de Vox Carlos Maza señaló que Crowder usó la plataforma para atacarlo con insultos homofóbicos y racistas. (YouTube desmonetizó los videos de Crowder en ese momento, lo que significa que él no podía ganar dinero con los anuncios que se publicaban en su canal).

Un portavoz de YouTube le dijo a CNN Business que la compañía quería actualizar su política desde abril, como respuesta a varios comportamientos que observó en la plataforma, los cuales van desde el acoso por parte de políticos hasta los ataques entre creadores de contenido. El portavoz sostuvo que la situación de Crowder resaltó aún más la necesidad de ejecutar una actualización integral de su política de acoso.

MIRA: Demandan a Google y YouTube por alegada discriminación contra la comunidad LGBTQ

La política actualizada hace parte de un esfuerzo más amplio de YouTube por limpiar su plataforma tras el escrutinio de grupos de defensa, legisladores y medios de comunicación. La compañía ha estado intentando mejorar la forma como administra el contenido: desde eliminar videos que violan sus políticas hasta reducir la difusión del contenido “límite” y priorizar las voces autorizadas en sus resultados de búsqueda cuando los usuarios buscan información o noticias de última hora.

Sin embargo, el verdadero desafío será hacer cumplir la nueva política contra el acoso. YouTube ha tenido problemas anteriormente para vigilar su plataforma masiva. En junio, dijo que prohibiría el contenido supremacista y eliminaría videos que nieguen atrocidades bien documentadas como el Holocausto y la masacre en la escuela primaria Sandy Hook. Sin embargo, en septiembre, la Liga Anti-Difamación publicó un informe que encontró al menos 29 canales de YouTube que defienden contenido antisemita y de supremacía blanca.

Ahora, seis meses después de esa actualización, algunos de los mayores proveedores de odio permanecen en YouTube, incluido el supremacista blanco Richard Spencer.

Al igual que con otros cambios que ha introducido, YouTube dijo que planea hacer cumplir su política de acoso a través de una combinación de revisores humanas y sistemas automatizados. Los creadores pueden apelar las decisiones si creen que la plataforma tomó la decisión incorrecta.

Este miércoles, la compañía informó que se había reunido con docenas de creadores de contenidos de múltiples países y con expertos en áreas como la intimidación en línea y la libertad de expresión para obtener su opinión cuando se desarrollaba la actualización de la política.

Como parte de los cambios, aquellos canales que se encuentren involucrados repetidamente en comportamientos de acoso, ya sea a través de múltiples videos o comentarios, serán eliminados del YouTube Partner Program, lo que significa que no podrán ganar dinero en la plataforma. La compañía también podría tomar medidas más drásticas si el hostigamiento continúa, incluida la eliminación de cierto contenido o la remoción de todo el canal.

La compañía dijo que también espera eliminar más comentarios de acoso como resultado de la nueva política. Ya ofrece a los youtubers la posibilidad de revisar un comentario que parece potencialmente inapropiado antes de publicarlo en su canal. La semana pasada, YouTube implementó esta función como predeterminada para más cuentas. Los creadores tienen la capacidad de optar por no participar.