CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Medio Oriente

Estados Unidos e Irán están en alerta máxima después de un fin de semana de acción militar. ¿Cómo llegamos hasta aquí?

Por Darran Simon

(CNN) — Días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenara un ataque con aviones no tripulados que mató a Qasem Soleimani, el poderoso comandante de la élite Quds Force de Irán, Estados Unidos está preparándose para posibles represalias por parte de Irán.

MIRA: Minuto a minuto: multitudes llegan a Teherán para llorar la muerte del líder militar Soleimani

Antes del ataque, EE. UU. había sido llevado al borde de represalias contra Irán o sus representantes en múltiples ocasiones, específicamente después de los ataques del verano pasado contra los petroleros en el Golfo Pérsico y las instalaciones petroleras en Arabia Saudita y cuando Irán derribó un avión no tripulado estadounidense en junio.

Así es como la tensión entre las dos naciones ha aumentado en las últimas semanas:

27 de diciembre: Un ataque con cohete que se cree está relacionado con un grupo de milicias chiítas, respaldado por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, mató a un contratista civil estadounidense e hirió a varios militares estadounidenses e iraquíes en una base cerca de Kirkuk, Iraq.

29 de diciembre: según el Pentágono, las fuerzas estadounidenses realizaron ataques aéreos en cinco instalaciones en Iraq y Siria controladas por un grupo militar chiíta conocido como Kataib Hezbollah, el grupo al que los funcionarios estadounidenses culparon por el ataque a una base cerca de Kirkuk.

MIRA: Irán advierte sobre “consecuencias” tras ataques de EE.UU. en Iraq y Siria

31 de diciembre: los manifestantes pro iraníes, que protestaban contra los ataques aéreos estadounidenses, atacaron la embajada de EE. UU. en Bagdad, escalaron los muros y obligaron a abrir las puertas.

3 de enero: Trump dijo que ordenó un ataque con aviones no tripulados de precisión en el aeropuerto de Bagdad para “eliminar” a Soleimani, un alto comandante iraní que planeaba “ataques inminentes y siniestros contra diplomáticos estadounidenses y personal militar”. Otros murieron en el ataque.

4 de enero: Irán prometió represalias contra Estados Unidos, en respuesta al ataque. Si Irán apunta a “cualquier estadounidense o activo estadounidense”, Trump ha dicho que haría ataques militares específicos contra sitios culturales iraníes, lo que podría equivaler a un crimen de guerra.

MIRA: La amenaza militar de Irán. Estados Unidos no puede protegerlo todo en todo momento

5 de enero: el cuerpo de Soleimani llegó a su país de origen, donde miles lo lloraron. Mientras tanto, el mayor general Hossein Dehghan, el asesor militar del líder supremo de Irán, dijo a CNN en una entrevista exclusiva que Teherán tomaría represalias directamente contra los “sitios militares” estadounidenses.