CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Pobladores en la frontera entre Colombia y Venezuela están sometidos a reglas impuestas por grupos irregulares, según un informe de HRW

Por Juliana González

(CNN Español) -- Un informe de Human Rights Watch indica que grupos armados controlan la vida de la población en el departamento de Arauca en Colombia y en el estado venezolano de Apure.

Los policías son los guerrilleros” es el título del informe de 69 páginas presentado este miércoles en Bogotá por el director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch, José Manuel Vivanco, quien aseguró que estos grupos armados “tienen la fuerza, la capacidad para imponer su ley, para imponer normas de conducta, para establecer toques de queda, para reclutar a personas que puedan hacer parte de sus fuerzas, para someter especialmente a mujeres venezolanas —hay 44.000 venezolanos registrados en Arauca—, someter a estas mujeres a la prostitución, son verdaderas prácticas de trata de personas”, dijo Vivanco.

En la conferencia de prensa Vivanco dijo que según el informe basado en investigaciones hechas en el campo, “Arauca se encuentra hoy virtualmente sometida al control de grupos irregulares armados, la población civil de Arauca no tiene la capacidad, la posibilidad de defender, de ejercer sus derechos ciudadanos porque están sometidos a un control social feroz impuesto por grupos irregulares armados”. y afirmó que entre esos grupos armados están principalmente el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Patrióticas de Liberación Nacional, de origen venezolano.

El gobernador de Arauca, José Facundo Castillo, publicó este miércoles un video en redes sociales condenando un ataque perpetrado este martes en el municipio de Tame contra miembros del Ejército de Colombia. Castillo se solidarizó con las víctimas, hizo un llamado al Gobierno nacional para cumplir los acuerdos de paz de La Habana y aseveró que su departamento no es tan malo como dicen.

“Aprovecho para decirle a todo Colombia que Arauca no es como lo pintan. Arauca es un departamento, un territorio donde se produce muchísimo. Por eso necesitamos el llamado a los grupo al margen de la ley de no seguir generando actos de violencia en nuestro país”, dijo el gobernador.

publicidad

Vivanco aseguró que la acción de los grupos irregulares en Arauca alcanza “un nivel de control social que no habíamos registrado en Colombia en muchos años”.