CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Australia

Tres estadounidenses mueren al estrellarse un avión de bomberos en Australia

Por Jessie Yeung

(CNN) — Tres tripulantes estadounidenses murieron en Australia después de que un avión tanque se estrelló en el estado de Nueva Gales del Sur, donde los incendios continúan sin control.

El avión cisterna había sido alquilado por el Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur (NSW RFS), dijo el jueves en una conferencia de prensa la primera ministra del estado, Gladys Berejiklian. Fue llamado para combatir un incendio forestal cerca de la ciudad de Cooma, en el sureste del estado.

El Consejo de Autoridades del Servicio de Bomberos y Emergencias de Australia dijo a CNN que las víctimas eran estadounidenses. Los miembros de la tripulación pertenecían a Coulson Aviation, una compañía aérea de lucha contra incendios que era propietaria del avión contratado por NSW RFS.

Coulson Aviation dijo en un comunicado que la tripulación había estado en una misión de atención a incendios cuando ocurrió el accidente.

LEE: Primero incendios, luego inundaciones; ahora, en Australia están en alerta por estas mortales arañas

“Hoy es un recordatorio duro y horrible de las condiciones peligrosas que nuestros voluntarios, nuestro personal de servicios de emergencia en la cantidad de agencias toman diariamente”, dijo Berejiklian. “Demuestra el trabajo peligroso que se está realizando actualmente. También demuestra las condiciones en las que nuestros bomberos están trabajando”.

Según el comisionado de NSW RFS, Shane Fitzsimmons, se perdió el contacto con el avión C-130 poco antes de la 1:30 p.m. hora local el jueves.

“Trágicamente, parece que no hay sobrevivientes como resultado del accidente en el área de Snowy Monaro”, dijo Fitzsimmons en la conferencia de prensa. “Se ha visto muy afectado por el suelo. Y los informes iniciales indican que hubo una gran bola de fuego asociada con el impacto del avión cuando cayó al suelo”.

La causa del accidente aún no está clara.

Traci Weaver, un oficial de información pública de Estados Unidos con equipos de bomberos en el terreno, calificó el accidente como “desgarrador”.

“Estamos aquí cuidando a nuestra gente”, dijo a CNN. “Y golpea cerca de casa cuando además son estadounidenses, una familia tan unida como nosotros en la comunidad de bomberos, es simplemente difícil”.

Los incendios han estado ardiendo en el estado durante meses, y varios países han enviado personal y asistencia para combatir incendios, incluidos Estados Unidos y Nueva Zelandia.

Estados Unidos anunció el miércoles que enviará dos tripulaciones más de 20 personas a Australia, solo unos días después de enviar personal de apoyo aéreo y otros equipos de gestión de emergencias. Hasta ahora, EE. UU. ha desplegado más de 200 trabajadores en Australia, según el Centro Nacional Interagencial de Bomberos.

MIRA: Los incendios en Australia dejan al descubierto un tesoro arqueológico

Los incendios continúan en varios estados, particularmente en Nueva Gales del Sur, Victoria y el Territorio de la Capital Australiana, hogar de la capital nacional Canberra.

Parliament House in Canberra, Australia, is blanketed by bushfire smoke on January 23, 2020.

Parlamento en Canberra, Australia, cubierto por el humo.

El aeropuerto de Canberra cerró el jueves, con arribos y partidas en tierra cuando los incendios forestales ardieron cerca. Uno de los incendios, a solo unos kilómetros de distancia, está “fuera de control” y ha alcanzado un nivel de alerta de emergencia, según la agencia de emergencias del territorio.

El aeropuerto no ha sido evacuado, pero se cerró “debido a las operaciones de extinción de incendios de la aviación”, dijo en un tuit. Las fotos del aeropuerto muestran aviones aterrizando en pistas humeantes, y toda la ciudad envuelta en una espesa neblina rojiza.

Las autoridades aconsejaron a los residentes en el área que busquen refugio y advirtieron que las carreteras están cerradas y que “es demasiado tarde para irse”.

“El incendio puede representar una amenaza para todas las vidas en su camino”, dijo la Agencia de Servicios de Emergencia de ACT. “Las personas en estos suburbios están en peligro y necesitan buscar refugio inmediato a medida que se acerca el incendio”.

El incendio en nivel de emergencia comenzó el miércoles, pero empeoró el jueves debido a los fuertes vientos y las altas temperaturas, según Seven News, afiliada de CNN.

Llovió barro en Melbourne

Gran parte del sudeste de Australia, donde se encuentra Canberra, ha sido afectado por el mal tiempo durante la semana pasada. Canberra fue golpeada por una tormenta de granizo el lunes, con bolas de granizo del tamaño de pelotas de golf que destrozaron las ventanas de los autos e hirieron a decenas de pájaros.

También ha habido fuertes vientos durante toda la semana; además de exacerbar los incendios persistentes y generalizados, el viento creó escenas apocalípticas de tormentas de polvo enormes que envolvieron pueblos el domingo pasado.

MIRA: Clima “apocalíptico” en Australia: Incendios, inundaciones, tormentas eléctricas y ahora granizo del tamaño de pelotas de golf

Australia se ha visto afectada por una devastadora sequía desde 2017, que no solo ha destruido los medios de vida, sino que ha dejado la tierra reseca, llena de tierra suelta y polvo que el viento levanta fácilmente.

A bushfire burns on January 23, 2020 in Canberra, Australia.

Incendio en Canberra.

En condiciones normales, las tormentas de polvo no son eventos comunes. Pero debido a la sequía y el viento, cada vez son más frecuentes en Australia. La gran ciudad de Melbourne, al sur de Canberra, en el estado de Victoria, fue golpeada por una tormenta de polvo el miércoles por la noche y luego llovió el jueves, creando un nuevo tipo de desastre climático.

El viento había esparcido el polvo en el aire, por lo que cuando llegó la lluvia, se combinó en un lodo de barro oxidado que cubría la ciudad. Las fotografías de Melbourne muestran que el río Yarra se volvió completamente marrón con el barro y los automóviles cubiertos de tierra. La gente se despertó para ver las piscinas de sus hogares y los baños de pájaros llenos de agua marrón y polvorienta.

Staff cleaning dirt off the outside courts at Melbourne Park on January 23, 2020 in Melbourne, Australia.

Empleados limpian el lodo en Melbourne.

El Abierto de Australia, ahora en su cuarto día, incluso tuvo que retrasar los partidos durante varias horas porque las canchas al aire libre estaban cubiertas de barro. El personal del torneo de tenis se apresuró a limpiar la cancha con toallas, mangueras y “limpieza de alta presión”, y finalmente retomó los partidos al final de la tarde.

Hay “vientos dañinos” en gran parte del estado el jueves, con las ráfagas más fuertes que alcanza 137 km por hora en un parque nacional al noreste de Melbourne, según la Oficina de Meteorología de Victoria. Se pronostican vientos más suaves para el viernes y durante todo el fin de semana.