CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Principales conclusiones en el comienzo de la defensa de Trump en el juicio político

Por Zachary B. Wolf

(CNN) — El equipo legal del presidente Donald Trump está haciendo su caso.

Después de días de discusiones donde los demócratas expusieron exhaustivamente el caso de que Trump retuvo ilegalmente la ayuda a Ucrania, usó dólares de los contribuyentes para presionar al nuevo presidente de ese país para ayudarlo a lastimar a sus opositores políticos y luego trató de obstruir al Congreso y encubrirlo todo, el equipo de Trump tuvo su turno para defender a su cliente.

Era importante ya que la Casa Blanca, antes de ahora, se había negado oficialmente a cooperar con el proceso de destitución.

Si bien los abogados de Trump refutaron elementos específicos del caso contra el presidente, sus argumentos el sábado se redujeron a dos puntos clave:

  1. Los demócratas están tratando de robar las elecciones de 2020

“A pesar de todo lo que hablan sobre la interferencia electoral, están aquí para perpetrar la interferencia más masiva en una elección en la historia de Estados Unidos, y no podemos permitir que eso suceda”, dijo el abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, quien lidera el equipo de Trump.

  1. No hay evidencia directa de irregularidades

“Creen que puedes leer las mentes, miro las palabras”, dijo, luego de señalar que ni Trump ni el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky dijeron que había presión, a pesar de la solicitud de Trump en la transcripción de llamadas de la Casa Blanca.

Necesidad de evidencia de la Casa Blanca

Hablando después de los argumentos, el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer dijo que los argumentos de la defensa eran prueba de que el juicio en el Senado debería presentar testigos y citaciones para documentos.

“Entonces, el abogado del presidente critica el caso contra el presidente por falta de fuentes cercanas al presidente y al mismo tiempo bloquea el testimonio de testigos cercanos al presidente”, dijo. “No tiene sentido”.

¿Alguno de los senadores realmente criticará la acusación de Trump?

La pregunta actual no es si Trump será destituido de su cargo (eso no pasará). Es si los senadores votan para escuchar a los testigos y ver nuevas pruebas. Pasé gran parte del viernes repasando qué senadores podrían cambiar de opinión, de ambas partes. Los demócratas parecen completamente unidos. Hay un pequeño universo de republicanos para observar. E incluso se quejan de este proceso. Podría ser una exageración incluso para cuatro republicanos apoyar más información en este juicio. Míralos todos aquí.

Inteligente que el equipo de Trump vaya rápidamente

Los argumentos duraron aproximadamente dos horas. Cipollone, literalmente a las doce del mediodía, dijo que había terminado por el día.

El hecho de su brevedad fue un tema que los abogados de Trump mencionaron continuamente.

“No voy a seguir revisando una y otra vez la evidencia que no presentaron ante ustedes. Porque estaríamos aquí por más de 24 horas”, dijo Jay Sekulow, uno de los principales abogados de Trump.

‘Si estás ganando, cállate’.

Algunos partidarios del impeachment elogiaron la medida, en parte porque el sábado por la mañana es, como ha dicho Trump, el Valle de la Muerte del rating, pero también como una señal de respeto a los senadores con ganas de salir por la puerta. Y también una señal inteligente, dada la posición estratégica del equipo de defensa.

“Si te tomas menos tiempo y haces tu punto más claro, probablemente sea mejor”, dijo Preet Bharara, exfiscal de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York.

“Si estás ganando, cállate”, agregó el abogado Jeffrey Toobin en CNN. “Creo que ese es el principio rector de lo que están haciendo”.

Algunos defectos en la defensa de Trump

Hubo algunos defectos en sus argumentos.

Por ejemplo, el abogado adjunto de la Casa Blanca, Michael Purpura, mostró varios momentos de las audiencias de juicio político en las que testigos (el exembajador de Estados Unidos en Ucrania Bill Taylor, el ex enviado especial para Ucrania Kurt Volker y el ex miembro del personal del Consejo de Seguridad Nacional, Tim Morrison), dijeron por primera vez que sabían que los ucranianos expresaron su preocupación por la congelación de los fondos de seguridad en agosto.

Y todo ese testimonio sí ocurrió.

Purpura no incluyó el testimonio de Laura Cooper, la funcionaria del Pentágono que mencionó los correos electrónicos que su oficina recibió de los ucranianos sobre la ayuda, el mismo día de la llamada telefónica de Trump con el presidente ucraniano.

Tampoco mencionó documentos que muestran a los ucranianos preocupados por la demora a principios de agosto, reportados por The New York Times.

Schiff se convirtió en villano anti-Trump

Después de días en los que el representante Adam Schiff, gerente principal de destitución de la Cámara y presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara, se convirtió en un héroe viral para los partidarios de la destitución, con sus argumentos metódicos y súplicas apasionadas y urgentes para responsabilizar a Trump, el equipo de defensa del presidente le dio un nuevo papel.

Su parafraseo satírico de la llamada de Trump con Zelensky, por el cual Trump y sus defensores han criticado rutinariamente a Schiff, se exhibió y el demócrata de California fue acusado de mentiroso.

“Eso es falso, esa no es la verdadera llamada”, dijo Purpura después del momento. “Esa no es la evidencia aquí, esa no es la transcripción”.

Purpura mostró el clip de la audiencia interina del DNI, y Schiff, el gerente principal de juicio político, lo miró y lo observaba sin expresión, según Manu Raju de CNN.

Schiff trató de evitar ese reclamo durante sus argumentos el viernes.

“Descubrí algo muy significativo burlándome del presidente y es que para un hombre que ama burlarse de los demás, no le gusta que se burlen de él. Resulta que tiene una piel muy delgada. ¿Quién lo hubiera pensado?” dijo Schiff, anticipando la línea de preguntas en su contra. “No importa que dije que no estaba usando sus palabras antes de decirlo, y que no estaba usando sus palabras después de decirlo, y dije que estaba haciendo una parodia de sus palabras (‘¡Es un ultraje! ¡Se burló del presidente, ese Schiff! ¡Terrible!'”).

La defensa de Trump reprodujo varios videoclips de Schiff, no solo de esa audiencia, sino también de una entrevista de noticias en la que dijo que había evidencia de la campaña de Trump coludiendo con Rusia. La defensa de Trump cuestionó este punto y dijo que era parte de un patrón de Schiff, que tergiversó las cosas.

Más

Aquí está el audio de Trump diciéndole a Lev Parnas que se deshaga de la embajadora estadounidense en Ucrania, Marie Yovanovitch.

Pompeo responde, con membrete oficial, a un periodista que habló sobre su arrebato improvisado cuando ella le preguntó a Pompeo por qué no había hecho más para defender a Yovanovich.

Cuando CNN le preguntó sobre la grabación de Trump recién revelada de Trump, el senador Lindsey Graham restó importancia a su impacto. “No, creo que el presidente había perdido la fe en ella por razones que él conoce, y simplemente no creo que haya ningún problema”, dijo el republicano de Carolina del Sur y presidente de la Comisión Judicial del Senado.

Y el voto del Pentágono para proteger al teniente coronel Alexander Vindman contra represalias se está poniendo a prueba después de que la senadora republicana Marsha Blackburn de Tennessee, atacara esta semana repetidamente al veterano condecorado.

Cuestión de orden: la condena no descalifica automáticamente a Trump en 2020

Cuando Cipollone alegó que los demócratas están pidiendo a los estadounidenses que “retiren al presidente Trump de la boleta electoral” en 2020, no era técnicamente correcto.

Como Jamie Ehrlich de CNN me señaló a principios de esta semana, la Sección 3 del Artículo 1 de la Constitución establece que “El juicio en casos de juicio político no se extenderá más allá de la destitución del cargo y la descalificación para ocupar y disfrutar de cualquier cargo de honor, fideicomiso o ganancia en Estados Unidos”. Sin embargo, no especifica si esos votos (remoción y descalificación) deben realizarse simultáneamente.

En nuestro caso, la remoción y la descalificación se enumeran juntas en los artículos de juicio político, que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, entregó al Senado para votar. Sin embargo, el precedente muestra que el Senado separó la remoción y la descalificación cuando votaron sobre jueces y funcionarios federales. En el pasado, la eliminación requería una supermayoría (67 votos) y la descalificación solo requería una mayoría simple (51 votos).

Por ejemplo, en 1913, el Juez de Circuito de EE.UU. Robert Archbald fue destituido de su cargo por una supermayoría y luego descalificado por mayoría simple. En 1989, el Juez de Distrito de Estados Unidos, Alcee L. Hastings, fue condenado por el Senado por una gran mayoría, pero nunca se votó sobre la descalificación, y finalmente ganó un escaño en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, donde actualmente sirve y representa a Florida.

Esto abre la puerta para que Trump sea destituido de su cargo, pero puede postularse para la reelección en el otoño. También abre la posibilidad de que el Senado le prohíba postularse para un cargo, pero le permita seguir siendo presidente.

Sin embargo, esto es solo una cuestión de orden, ya que actualmente no hay cerca de los 67 votos necesarios para condenar a Trump.