CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Turismo

Este hotel ofrece estadías gratis a las parejas que conciban a su bebé allí en San Valentín

Por Lisa Kadane

(CNN) – Para el Día de San Valentín de este año podrías disfrutar de un menú de degustación combinado cocteles en uno de los mejores restaurantes de Vancouver, volar a Whistler para unas vacaciones de esquí o reservar una acogedora cabaña en la costa oeste de la isla de Vancouver para monitorear las tormentas.

Pero pensando en aquellos que están cansados de tales clichés románticos (canadienses), el Hotel Zed en Columbia Británica tiene una alternativa para esta fecha romántica.

El hotel, con sedes en Victoria y Kelowna, está ofreciendo un especial de mediodía por cuatro horas para el 14 de febrero llamado “Nooner”, algo que lleva haciendo durante los últimos cinco años. Las parejas se pueden registrar entre las 10:00 a.m. y las 2:00 p.m. (las tarifas empiezan desde los 59 dólares canadienses o 44 dólares estadounidenses) para tener algo de sexo, seguido de un juego de ping-pong en un salón o quizás un baño sexy en el jacuzzi al aire libre.

Promoción para concebir bebés

La cadena de hoteles canadiense tiene sedes en Victoria y Kelowna y abrirá una nueva en Tofino este año. (Crédito: Cortesía del Hotel Zed)

Para San Valentín, la cadena hotelera está aumentando sus apuestas con una promoción para los que quieren concebir bebés: si los enamorados reciben una gran alegría en sus vidas nueve meses después de su actividad durante el “Nooner”, ganarán una estadía gratuita en cualquiera de los hoteles Zed que prefieran durante los siguientes 18 años. (¿Necesitas más incentivos? Una nueva sede de Zed abrirá sus puestas este verano en Tofino, una apartada aldea en la isla de Vancouver, famosa por sus caminatas selváticas y olas para surfear).

A la presidenta ejecutiva de Hotel Zed, Mandy Farmer, se le ocurrió la original idea del “Nooner” cuando sus hijos eran pequeños y ella luchaba por encontrar un tiempo de calidad con su esposo… sin niños en el panorama. La posibilidad de una cita romántica para el 14 de febrero le resultaba más atractiva que un ramo de claveles o una caja de bombones, por lo que llevó la idea a la junta y se arriesgaron con ellos.

El incentivo para concebir bebés de este año pareció un giro divertido: San Valentín es notoriamente famoso por los compromisos, ¿entonces por qué no también para las concepciones de bebés?

“No creo que podamos convencer a alguien de tener un bebé si no está pensando en hacerlo seriamente. Pero si estás considerando la posibilidad de de expandir tu familia, ¿por qué no lo intentarías?”, pregunta Farmer. “Si tienes éxito, ganarás una manera de celebrar la concepción de tu bebé por los próximos 18 años”, añadió.

Cualquier bebé, de cualquier manera

Las parejas que se convierten en padres alquilando un vientre o por adopción también califican para la promoción. (Crédito: Cortesía del Hotel Zed).

El Hotel Zed es socio de Pride at Work, y la promoción está abierta a todas las personas, independientemente de su identidad de género, expresión u orientación sexual. Esto significa que las parejas aún pueden ganar el premio si deciden alquilar un vientre o irse por el camino de una adopción. Pero, atención amantes de los perros: los cachorros no cuentan.

En ciertos círculos, la palabra “Nooner” es la jerga para “un rapidito”, por lo que esta oferta de San Valentín les parece a algunos de mal gusto.

El hotel ha recibido críticas a través de cartas y comentarios en redes sociales calificando la promoción de vergonzosa y desagradable. Desde que se lanzó la oferta para concebir bebés el 14 de enero, un usuario de Facebook ha acusado al concurso de discriminar a las personas que no quieren tener hijos o que ya tienen hijos. El hotel respondió directamente a la publicación en la red social explicando que no significa discriminar y que lo tendrá en cuenta para futuras ocasiones.

En línea con marca

En el lobby del Hotel Zed Kelowna, las lámparas modulares y los sofás bajos crean un ambiente acogedor. (Crédito: Cortesía del Hotel Zed)

La promoción busca ser juguetona y alentar vidas sexuales felices y saludables, señala Farmer. También es consistente con la marca del Hotel Zed, que se trata de ser diferente.

Tanto las sedes de Victoria como de Kelowna son moteles remodelados y decorados con un guiño a la década de 1970. En Zed de Kelowna, ubicado en el centro, frente a la playa de City Park en la orilla del lago Okanagan, el lobby cuenta con sofás bajos y accesorios de iluminación modernos, y los colores brillantes de la década disco iluminan las paredes, las sillas tapizadas y los cojines.

Los huéspedes pueden oír un álbum de ABBA en la estación de vinilo, escribir una carta en una de las dos máquinas de escribir antiguas o probar un par de patines de cuatro ruedas gratis. Incluso hay una pequeña discoteca, completa con una máquina de niebla, una bola de discoteca espejada y una zona de karaoke.

“No es enorme, pero nos gusta pensar que es íntimo”, dice el asistente de gerencia Kaileigh Battah.

Este sentimiento podría describir toda la propiedad.

Desde el rincón acogedor de la sala de estar en el vestíbulo y los agradables asientos junto a la ventana dentro del salón Ping Pong, hasta las habitaciones con lindas cocinetas, colores divertidos y material de lectura de cómics, se siente más como el hogar retro de un amigo que un hotel. Las habitaciones incluso tienen teléfonos rotativos e instrucciones que explican cómo usarlos.

Que empiece el juego

A una pareja que regresó al hotel le gustan los toques especiales, incluidos los cigarrillos de dulce en la mesita de noche. (Crédito: Cortesía del Hotel Zed)

El ambiente funky y la cómoda cama en la habitación The Kitschy King, la favorita de Battah, podría hacer que los participantes del concurso encuentren un ambiente de bebé.

Pero, ¿una pareja ganadora querría regresar al Hotel Zed año tras año en el Día de San Valentín?

Para la residente de Kelowna Jenn Sutton y su esposo la respuesta es sí. Se registrarán en el Hotel Zed este 14 de febrero para su cuarto “Nooner”. Se ha convertido en una tradición del Día de San Valentín desde que un amigo les compró una tarjeta de regalo hace tres años.

“Hay un ambiente muy divertido en el hotel y hacen un trabajo excepcional”, explica Sutton. “Nos dejaron pequeños cigarrillos de dulce en la mesita de noche, y el año pasado hubo una baraja de cartas traviesas en caso de que quisiéramos ser creativos con las posiciones”.

Sin embargo, la pareja no intentará tener un bebé: ya tienen dos adolescentes. “Animaremos a los demás”, dice Sutton entre risas.