CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Rescatan a un búho que estaba “muy gordo para volar” por comerse demasiados ratones

Por Sara Spary

(CNN) – Parece que comer en exceso durante las festividades no es una debilidad exclusiva de los humanos, como lo descubrió un equipo de entrenadores de aves tras rescatar a un búho que estaba muy gordo para volar.

El Santuario de Búhos de Suffolk, en el este de Inglaterra, fue llamado para rescatar al búho hembra de la especie mochuelo europeo, conocida científicamente como athene noctua, después de que un transeúnte preocupado lo encontrara empapado en una zanja.

El cetrero Rufus Samkin le dijo a CNN que el equipo rescató al búho el 3 de enero.

Al principio los especialistas pensaron que estaba herido o que su vuelo se vio obstaculizado porque estaba mojado, pero incluso después de secarse y estar limpio, el ave aún luchaba por volar hasta las perchas del aviario.

Luego, el equipo consideró la posibilidad de que el búho haya sido mantenido como mascota, pero no encontró “evidencia” de que ese fuera el caso, ya que rechazó los alimentos que comúnmente se les da a las aves de compañía y prefirió los que comen los búhos salvajes.

publicidad

“Es algo bastante cercano: un búho rollizo que exageró con la comida”, dijo Samkin a CNN.

“Lo examinamos a fondo y descubrimos que no había nada malo, aparte de tener un sobrepeso extraordinario. Estaba muy, muy gordo y muy húmedo”, explicó.

“Los búhos tienen un problema con el agua, por lo que si se mojan no pueden volar. Pero este en particular realmente no podría volar en lo absoluto”, agregó.

“Era aproximadamente un tercio más pesado que la hembra promedio, lo que es significativamente mucho más grande”.

  • MIRA: Un búho se «esconde» en un árbol de Navidad para sorpresa de una familia en Georgia

Específicamente, el búho tenía muchos “depósitos grasos” alrededor de los muslos y el abdomen, detalló Samkin.

“Cuando investigamos un poco más y observamos dónde la encontraron, descubrimos que el lugar estaba lleno de ratones salvajes”, relató el experto.

“Ha sido un año realmente bueno para las especies que comen presas, por lo que creo que básicamente el búho estaba demasiado complacida, se puso muy gordo y luego quedó atrapado en un período de humedad y estaba demasiado gordo para volar”, completó.

El Santuario de Búhos de Suffolk puso a dieta al búho durante dos semanas para liberarla con un rango de peso saludable y el lunes la regresó a la naturaleza donde la encontraron, indicó Samkin.

“Definitivamente necesitaba ponerse a dieta”, agregó. “Con suerte aprendió un par de cosas”.