CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sociedad

Un estudio encuentra que la gente miente para parecer más honesta

Por Meera Senthilingam

(CNN) — Lo creas o no, las personas mienten para mantener una reputación buena y honesta, incluso aunque les cueste hacerlo, o signifique que pierdan dinero.

Al menos, esto es lo que sugiere un equipo de científicos, que tiene evidencia para demostrarlo.

Para unirte al juego, imagina este escenario: conduces con frecuencia por trabajo y puedes recibir una compensación económica de hasta 643 km por mes. También sabes que las personas con las que trabajas suelen conducir entre 400 a 500 km cada mes.

Este mes, manejas exactamente 643 km. ¿Cuánto crees que pondrías en tu informe de gastos? ¿Los 600 km, dices?

Un equipo de científicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén, la Universidad de Chicago y la Universidad de California, en Los Ángeles, hizo esta pregunta exacta a 100 adultos en Estados Unidos en un estudio publicado el jueves en el Journal of Experimental Psychology: General. Los investigadores encontraron que el 12% de los encuestados no informaron la distancia que condujeron, dando una respuesta promedio de 617 km.

El equipo también les preguntó por separado a 100 adultos en Estados Unidos si informarían si hubieran conducido 480 km, y todos dijeron la verdad. (Bueno, casi todos ellos, ya que su respuesta promedio fue 301).

Así que las personas en el primer grupo mintieron sobre su kilometraje, a pesar de que perderían el dinero que se les debía. Los investigadores creen que esto parecería honesto, con la suposición de que otros sospecharían de un reclamo de alto gasto.

«Muchas personas se preocupan mucho por su reputación y por cómo serán juzgadas por otros, y la preocupación por parecer honestos puede superar nuestro deseo de ser realmente honestos», explica Shoham Choshen-Hillel, profesor titular de la Escuela de Administración y Centro de Empresas para el Estudio de la racionalidad en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

«Nuestros resultados sugieren que cuando las personas obtienen resultados extremadamente favorables, anticipan las reacciones sospechosas de otras personas y prefieren mentir y parecer honestos antes que decir la verdad y parecer mentirosos egoístas».

Los investigadores probaron múltiples escenarios, incluidos los abogados que reclaman horas facturables y estudiantes que autoinforman las ganancias en apuestas de dinero, y en cada caso se observaron resultados similares: las personas mintieron para parecer una mejor persona.

¿Por qué hacen esto? Choshen-Hillel cree que es porque las personas juzgan negativamente a los demás cuando informan resultados extremos.

«Las personas están tan preocupadas que parecen deshonestas que se comportarían deshonestamente para mantener limpia su reputación», dijo a CNN.

Hay dos tipos principales de mentiras, explica Choshen-Hillel: egoísta y prosocial.

Las primeras, como puedes predecir, es para obtener ganancias egoístas, como engañar a una aseguradora con un reclamo falso o informar menos ingresos para pagar menos impuestos. El segundo consiste en mentir para ayudar a otros o no ofender a otros, por ejemplo decirle a un amigo que se ve bien, a pesar de que pareciera que se hubiera vestido en la oscuridad.

Pero ahora Choshen-Hillel y su equipo están sugiriendo que existe este tercer tipo de mentira: mentir para mantener las apariencias o mantener una buena reputación. Creen que esta mentalidad en su conjunto afecta múltiples comportamientos en la vida cotidiana.

«Los hallazgos parecen intuitivos y creíbles», dice Tali Sharot, profesora de neurociencia cognitiva en el departamento de Psicología Experimental del University College London, que no participó en la investigación. «Una de las principales motivaciones para mentir es aumentar nuestro valor a los ojos de los demás. Como la gente ve la honestidad [como] una característica deseable, parece muy probable que la gente mienta para parecer honesta a los ojos de los demás tal como lo harán. mentir para parecer exitoso, amoroso, trabajador, etc».

El equipo de Jerusalén reconoce, sin embargo, que habrá escenarios en los que este no es el caso, por ejemplo, cuando hay mucho qué perder, como una pérdida financiera extrema por mentir de esta manera. Pero, según Chosen-Hillel, «creo que la mayoría de las personas reconocerán un momento en sus vidas cuando se sintieron motivados a decir una mentira para parecer honestos».