CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Bernie Sanders es el nuevo aspirante demócrata favorito

Por análisis de Chris Cillizza, análisis de Harry Enten

(CNN) – ¡Los electores han votado!

Con las asambleas partidarias de Iowa y las primarias en Nueva Hampshire ahora concluidas, el escenario de los demócratas para 2020 va tomando forma: es a) más claro y b) diferente.

El cambio principal es que ahora tenemos un Top 2 evidente: está el senador de Vermont Bernie Sanders y el exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, quien estuvo entre los primeros lugares en ambas contiendas (Sanders le sacó una leve ventaja en Nueva Hampshire).

Entonces, ¿quién va liderando? Consideramos que, por ahora, es Sanders, debido a varias razones.

Primero, Sanders ha demostrado un cierto atractivo entre los votantes negros y latinos, quienes comenzarán a tener una decisión mucho mayor en la contienda por la nominación, empezando por las asambleas partidarias de Nevada el próximo 22 de febrero. Buttigieg sigue siendo un producto no comprobado entre esos bloques de votantes influyentes. Él podría beneficiarse del impulso acumulado en los dos primeros estados, pero eso aún está por verse.

¿Quién es Bernie Sanders? 1:40

Segundo, nadie puede recaudar dinero como Sanders. Su amplia base de donantes en línea que contribuyen con algunos dólares es la envidia de todos los demás aspirantes en la carrera, lo cual le proporciona una afluencia masiva de dinero en efectivo cada vez que lo necesita. (Sanders recaudó 25 millones de dólares solo en enero). Esa primavera interminable de donaciones significa que este aspirante está totalmente equipado para recorrer la distancia (y más allá) en el proceso de las primarias y de las asambleas partidarias durante los próximos meses. Buttigieg, aunque superó drásticamente las expectativas de recaudación de fondos a lo largo de 2019, todavía no está en el mismo universo que Sanders.

Tercero, Sanders ha hecho anteriormente todo este asunto de una campaña nacional. Participó en todas las primarias y asambleas partidarias contra Hillary Clinton en 2016. Eso lo ayudó a construir organizaciones en la mayoría de estos estados, si no en todos. Lo expuso ante los votantes. Y le enseñó a mantener el ritmo para sobrevivir al esfuerzo. Esa es una gran ventaja, especialmente teniendo en cuenta que Buttigieg nunca antes se había postulado para un cargo estatal.

Sin más preámbulo, este es nuestro nuevo Top 5: los precandidatos con más probabilidades de ganar la nominación demócrata para enfrentar al presidente Donald Trump en noviembre.

5. Amy Klobuchar – De algún modo y de alguna manera, la senadora de Minnesota todavía permanece en esta carrera. Luego un fuerte desempeño de debate el viernes pasado, Klobuchar se catapultó a sí misma hacia un impresionante tercer puesto (al 20%) en las primarias de Nueva Hampshire.

El caso de elegibilidad para ella es claro: en tres ocasiones ha superado ampliamente al demócrata promedio en un estado clave del medio oeste. Sin embargo, Klobuchar aún no ha ganado un proceso electoral y está muy por debajo en las encuestas nacionales. La senadora de Massachusetts Elizabeth Warren, quien terminó en un decepcionante tercer lugar en Iowa y un cuarto lugar aún más desalentador en Nueva Hampshire, sigue en la contienda pero no tiene un camino obvio para la nominación, por ahora. Mientras Warren se resbala, Klobuchar se levanta. (Clasificación anterior: no estaba en el ranking)

Amy Klobuchar logra tercer lugar en Nueva Hampshire

4. Michael Bloomberg – El exalcalde de la ciudad de Nueva York no habría podido aspirar mejores resultados en los primeros 10 días de votación que los que ha obtenido. Sanders, el aspirante más liberal en la carrera, se instaló como el favorito. El exvicepresidente Joe Biden, del establecimiento centrista, está flaqueando bastante. Y Trump al recurrir a Twitter diariamente para criticar a “Mini Mike”, ha elevado así al multimillonario ante los ojos del votante casual. Además, está esto: Bloomberg ha gastado más de 350 millones de dólares en publicidad, lo que parece estar funcionando pues ha aumentado rápidamente en las encuestas nacionales y en los estados que votarán el 3 de marzo y posteriormente. (Clasificación anterior: puesto número 5)

3. Joe Biden – No es algo bueno para el exvicepresidente. Biden quedó en un decepcionante cuarto lugar en Iowa, con un quinto puesto aún más débil en Nueva Hampshire. Tampoco causa sorpresa que haya tropezado en las encuestas nacionales tras esos resultados. La buena noticia para Biden, y por qué no está completamente fuera de la contienda, es que el calendario de las primarias llegará a un terreno más favorable en los diversos estados de Nevada y Carolina del Sur. Sin embargo, no te equivoques: Biden debe ganar pronto, o es una despedida. (Clasificación anterior: puesto número 1)

Joe Biden sobre Nueva Hampshire: Esto no es el final

2. Pete Buttigieg – Buttigieg es el aspirante con mayor talento natural que queda en la carrera, y está convirtiendo su potencial en votos reales: ganó en Iowa y llegó a un sorprendentemente segundo lugar muy reñido en Nueva Hampshire. Si él logra encontrar una manera de conectarse con los votantes hispanos (en Nevada) y los votantes negros (en Carolina del Sur) de la forma en que llegó (predominantemente) a los votantes blancos en Iowa y Nueva Hampshire, pasará al primer lugar en nuestro ranking. (Clasificación anterior: puesto número 3)

Buttigieg, segundo en Nueva Hampshire

1. Bernie Sanders – La revolución está en sus manos. Sanders ha recibido la mayoría de los votos en Iowa y Nueva Hampshire. Ha tomado la delantera en las encuestas nacionales, parece ser el único aspirante que puede contar con superar el umbral del 15% en la mayoría de los estados, y tiene el dinero para ir a la larga distancia. El problema es que ganó en Nueva Hampshire con el porcentaje de votos más bajo en la historia moderna, y tiene el porcentaje más bajo de cualquier líder demócrata de la encuesta nacional desde que los demócratas fueron proporcionales con un umbral del 15% en 1992. Sanders es el favorito. Pero es uno débil. Clasificación anterior: puesto número 1)

Sanders: Es el comienzo del fin para Donald Trump 1:01