CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Un asteroide masivo pasará por la Tierra después del Día de San Valentín

Por Ashley Strickland

(CNN) — No mucho después de que termine el Día de San Valentín, un asteroide masivo de un estimado entre 439 a 989 metros de largo pasará por la Tierra alrededor de las 6:05 a.m. ET el sábado. Según el rango de tamaño, podría ser entre el tamaño de un puente colgante y más alto que un rascacielos.

Pero los expertos del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA dicen que no estamos en peligro.

El asteroide pasará dentro de 5.777.544 km de la Tierra. Eso es 15 veces la distancia de la Tierra a la Luna, según la NASA.

El asteroide, conocido como 2002 PZ39, ha sido rastreado desde su descubrimiento en agosto de 2002 y su órbita y trayectoria son bien conocidas. Las observaciones de este paso en particular comenzaron en el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico el 11 de febrero y continuarán hasta el 17 de febrero.

El Minor Planet Center ha clasificado el 2002 PZ39 como un “Asteroide Potencialmente Peligroso”, según la NASA. Eso es cierto para cualquier objeto de más de 149 metros que se acerca a la Tierra dentro de 7.402.982 millones de kilómetros. Pero según la trayectoria del asteroide, no debería acercarse más de lo esperado.

Unos cuantos asteroides más, dentro del rango de una casa al tamaño de un avión, también pasarán por la Tierra el domingo y lunes, y el más cercano llegará a 2.250.000 kms de la Tierra el lunes.

Casualmente, el sábado se cumple el séptimo aniversario desde que un asteroide ingresó a la atmósfera de la Tierra sobre Chelyabinsk, Rusia en 2013. Explotó en el aire, liberando de 20 a 30 veces más energía que la de las primeras bombas atómicas y generando un brillo mayor que el del Sol. Dañó más de 7.000 edificios e hirió a más de 1.000 personas. La onda expansiva rompió las ventanas a 93 kms de distancia.

Además de rastrear objetos cercanos a la Tierra que podrían representar una amenaza, la NASA y otras agencias actualmente tienen misiones en curso para estudiar asteroides cercanos a la Tierra y mitigar potencialmente el peligro de una colisión.

Conocer el tamaño y la órbita de un asteroide es la batalla principal, ya que esto permite la predicción de objetos cercanos a la Tierra.

En pocos años, el Gran Telescopio de Estudio Sinóptico (LSST por sus siglas en inglés) se pondrá en línea y permitirá el descubrimiento de decenas de miles de asteroides en órbitas que podrían acercarlos a la Tierra, dijo Ed Lu, director ejecutivo del Instituto de Asteroides y exastronauta de la NASA.

“Es un momento emocionante para la defensa planetaria porque estamos al borde de una inundación absoluta de nuevas observaciones que nos permitirán rastrear 10 veces más asteroides de los que hemos rastreado antes”, dijo Lu. “En unos dos años, el LSST se encenderá y su tasa de descubrimiento será mayor que la del resto de los telescopios combinados. En el primer año, encontrará decenas de miles de asteroides y podrá rastrearlos”.

Misiones como OSIRIS-REx de la NASA y Hayabusa2 de Japón están explorando asteroides en nuestro sistema solar y tienen como objetivo devolver muestras a la Tierra en los próximos años. La cámara de objetos cercanos a la Tierra, llamada NEOCam, está caracterizando objetos cercanos a la Tierra.

También se planean otras misiones. El DART de la NASA, que significa Prueba de Redireccionamiento de Doble Asteroide, es una prueba de defensa planetaria para evitar que un asteroide golpee la Tierra. DART, que tiene una ventana de lanzamiento que se abrirá en julio de 2021, visitará un sistema de asteroides binarios donde dos asteroides se orbitan entre sí y buscará desviar un pequeño asteroide.

DART se estrellará contra una luna del asteroide Didymos, cercano a la Tierra, que es comparable en tamaño a un asteroide que podría representar una amenaza.

La misión complementaria Hera de la Agencia Espacial Europea medirá con precisión cómo cambió la velocidad del asteroide más grande y estudiará el cráter de impacto de DART en la luna.