CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

Las polémicas dentro de los aviones: ¿puedo reclinarme, de quién es el reposabrazos, quién responde si mi maleta llega dañada…?

Por CNN Español

(CNN Español) — Wendi Williams se convirtió en el ícono del debate sobre si está bien o no reclinar la silla en el avión cuando su video de un hombre detrás de ella golpeando el respaldo de su asiento reclinado en un vuelo de American Airlines se volvió viral. 

Pero si bien la reclinación del asiento es todo un tema de debate en los aviones, sobre todo en los vuelos cortos, lo que se debe hacer y lo que no en viajes aéreos es ampliamente controversial.

¿De quién es el reposabrazos?

Quizá hayas pasado por ese momento en que quieres apoyar tu codo en el reposabrazos pero tu vecino de asiento lo está ocupando por completo. O has vivido el momento incómodo en que debes poner el brazo más adelante o más atrás para que quepa también el de tu compañero de fila.

Los expertos en etiqueta le dijeron a CNN en 2014 que el pasajero en el asiento del medio obtiene ambos.

MIRA: Los pasajeros más molestos en imágenes

¿Reclinar o no reclinar?

El presidente ejecutivo de Delta Air Lines, Ed Bastian, se vio envuelto en la polémica en una entrevista en CNBC y dijo: «Creo que los clientes tienen derecho a reclinarse… Pero creo que lo correcto es que si vas reclinarte sobre alguien debes preguntarle primero si le parece bien».

«Reclinarse es una forma de afirmar que tus necesidades de viaje, y solo las tuyas, son importantes. A la gente le gusta hacerlo, pero a nadie le gusta cuando les sucede a ellos», consideró Lilit Marcus, editora de CNN Travel con sede en Hong Kong.

Y añadió que: «a menudo, son las mismas personas que empujan su asiento hacia atrás lo más lejos posible las que más se quejan cuando la persona frente a ellos retrocede sin pensar en su cena».

MIRA: Pasajero de avión golpea el asiento reclinado de una mujer que viajaba delante suyo y el video se vuelve viral

Por su lado, Stacey Lastoe, editora senior de CNN Travel, dijo: «Yo soy una reclinadora. Una persona que se reserva el derecho de reclinarse. Al hacerlo, espero que la persona frente a mí ejerza también su derecho a reclinarse. Me recuesto, se reclina, todos nos recostamos para mayor comodidad».

«No puedo dormir sentada completamente erguida, sin embargo, wow, eso sería encantador. Y disfruto durmiendo en aviones, trenes, autobuses y en el automóvil. Aprecio la tecnología moderna que tiene asientos mejorados con capacidades reclinables».

Polémicas aviones

LEE: ¿Está bien reclinar tu asiento en el avión? El gran debate sobre la silla reclinada

¿Dónde va mi maleta de mano?

Subes al avión, llegas a tu asiento y te das cuenta de que el espacio para las maletas en la parte superior está ocupado, ¿qué hacer? Lo más seguro es que tengas que comenzar a abrir los compartimientos aledaños para ver dónde podrían caber tus cosas.

En caso de que definitivamente no haya más espacio, a pesar de que cumples con las medidas de ancho, largo y profundidad, la aerolínea podría enviar las maletas pequeñas que no caben en cabina a la bodega del avión. Sí, tendrás que esperar en la banda del equipaje facturado después. ¿Te parece injusto?

Lo cierto es que los pasajeros de las aerolíneas tienen unos «derechos de vuelo», descritos por el Departamento de Transporte de Estados Unidos, cuando compran un boleto de avión.

Estos aseguran que las líneas aéreas harán cosas como proporcionar agua a los pasajeros cuando haya retrasos en la pista o, si los vuelos están sobrevendidos, pedirán voluntarios entre los pasajeros antes de que otros sean bajados involuntariamente.

Pero la comodidad y el espacio personal no están entre esos derechos.

Aún así, existe la expectativa de que cuando vueles, respetarás a otros pasajeros y aprovecharás al máximo tu entorno estrecho.

¿Qué hago si me roban algo de la maleta facturada?

Según el Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT, por sus siglas en inglés), si tu maleta llega abierta, desbloqueada o visiblemente dañada, verifica de inmediato para ver si falta o está dañado alguno de los contenidos.

Estas son las recomendaciones del DOT:

  • Informa cualquier problema a la aerolínea antes de salir del aeropuerto; insiste en que se cree un informe.
  • Abre tu maleta inmediatamente cuando llegues a donde te hospedas. Cualquier daño al contenido o cualquier hurto se debe informar inmediatamente a la aerolínea por teléfono.
  • Anota la fecha y hora de la llamada, y el nombre y número de teléfono de la persona con la que hablaste.
  • Haz el seguimiento lo antes posible con una carta certificada a la aerolínea.

¿Y si llegó dañada?

«Si tu maleta llega rota o dañada, la aerolínea generalmente pagará las reparaciones. Si no se puede arreglar, negociarán un acuerdo para pagarte su valor depreciado. Lo mismo se aplica a las pertenencias empacadas en su interior», explica el Departamento de Transporte de Estados Unidos. 

Sin embargo, como dice el DOT, «las aerolíneas pueden negarse a pagar por los daños causados por la naturaleza frágil del artículo roto o el embalaje inadecuado, en lugar del manejo brusco de la aerolínea. Las compañías aéreas también pueden negarse a compensarte por los artículos dañados dentro de la bolsa cuando no hay evidencia de daños externos en la maleta».

Cuando te registres, puedes informarle al personal de la aerolínea si crees que tu maleta o paquete podría no sobrevivir al viaje intacto. Antes de aceptar un artículo cuestionable, pueden pedirte que firmes una declaración en la que aceptas verificarlo bajo tu propio riesgo.

«Pero incluso si firmas este formulario, la aerolínea podría ser responsable de los daños si es causada por su propia negligencia mostrada por una lesión externa en la maleta o el paquete», dice el DOT.

De acuerdo con el Departamento de Transporte de EE.UU., las compañías aéreas imponen un límite de responsabilidad por el equipaje documentado retrasado, perdido o dañado.

«Cuando su equipaje y tu contenido valen más que el límite de responsabilidad, es posible que desees comprar un «exceso de valoración», si está disponible, de la aerolínea al momento de registrarse. Esto no es un seguro, pero aumentará la posible responsabilidad del transportista», explica el departamento.

«La aerolínea puede negarse a vender el exceso de valoración en algunos artículos que son especialmente valiosos o frágiles, como antigüedades, instrumentos musicales, joyas, manuscritos, valores negociables y efectivo.

En los viajes nacionales, la aerolínea puede invocar un tope de responsabilidad regulado por el departamento y que se ajusta por inflación cada dos años. Ese límite es actualmente de 3.500 dólares por pasajero».