CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empresas

Victoria’s Secret fue vendida a una firma de capital privado: solo vale US$ 1.100 millones

Por Jordan Valinsky

(CNN) — Victoria’s Secret, la marca de lencería con problemas económicos propiedad de L Brands, fue vendida a una firma de capital privado en un acuerdo de US$ 525 millones.

Sycamore Partners y L Brands dividirán el control de la marca: la firma de capital privado compra una participación del 55%, mientras que L Brands tomará el control del 45% restante, y Victoria’s Secret se convertirá en una empresa totalmente privada. Las dos compañías anunciaron el acuerdo el jueves.

Leslie Wexner, el multimillonario de 82 años que ha dirigido L Brands durante varias décadas, deja su puesto de presidente ejecutivo y director como parte de la transacción. Permanecerá en el directorio de L Brands como presidente emérito.

En un comunicado de prensa, Wexner aseguró que separar Victoria’s Secret en una compañía privada “proporciona el mejor camino para restaurar este negocio a sus niveles históricos de rentabilidad y crecimiento”. Elogió a Sycamore por su “profunda experiencia” en la industria minorista y dijo que traerá una “nueva perspectiva y un mayor enfoque al negocio”.

“Creemos que, como empresa privada, Victoria’s Secret podrá centrarse mejor en los resultados a más largo plazo. Nos complace que, al retener una participación significativa en la propiedad, nuestros accionistas tendrán la capacidad de participar significativamente en el potencial al alza de estas marcas icónicas”, expresó Wexner en el lanzamiento.

Una vez que Victoria’s Secret se separe, el negocio principal de L Brands será Bath and Body Works, un cambio radical para la compañía que solía ser propietaria de varias marcas conocidas de centros comerciales como Abercrombie & Fitch, Lane Bryant y The Limited. La escisión de Victoria’s Secret fue propuesta en marzo pasado por Barington Capital, un fondo de cobertura que posee una pequeña participación en la compañía.

Wexner estuvo bajo un intenso escrutinio recientemente por sus estrechos vínculos con Jeffrey Epstein. El financiero caído en desgracia, cuya muerte en la cárcel en agosto pasado fue declarada como suicidio, fue el exadministrador de dinero personal de Wexner y miembro de la Fundación Wexner, el grupo caritativo de Wexner con sede en Ohio. El empresario dijo que cortó lazos con Epstein en 2007. Wexner afirmó en septiembre de 2019 que estaba “avergonzado” por la relación.

Las noticias de Wexner sobre la posibilidad de renunciar al control de la marca surgieron por primera vez en enero.

Victoria’s Secret ha luchado a lo largo de estos años porque no supo adaptarse a la demanda de los consumidores que pedían más sostenes a la medida y mensajes inclusivos en sus anuncios publicitarios. Aunque las tendencias de marketing en lencería han cambiado, Victoria’s Secret se quedó principalmente con el mismo discurso que lo ayudó a dominar la industria: sostenes push-up y modelos famosas.

Ventas de Victoria's Secret siguen cayendo 1:09

La marca también fue el foco de atención a principios de este mes por una revelación del New York Times sobre un presunto maltrato contra sus modelos.

Las ventas en las tiendas de Victoria’s Secret que abrieron al menos un año cayeron un 10% en el cuarto trimestre, señaló L Brands el jueves.

La separación “permitirá a L Brands reducir la deuda y centrarse en su fuerte negocio principal de Bath & Body Works, que representa más del 80% de sus ingresos operativos”, indicó la vicepresidenta de Moody’s, Christina Boni, en una nota a los inversores.

“La transacción combinada con efectivo en su saldo dará como resultado una reducción estimada de la deuda de aproximadamente US$ 1.000 millones y mitigará el riesgo asociado con el cambio del negocio de Victoria’s Secret”, agregó.

A pesar del tono optimista de Sycamore y L Brands, el futuro de Victoria’s Secret es confuso dado el pésimo historial que tienen las empresas de capital privado después de asumir el control de los principales minoristas. Charlotte Russe, Toys R Us, RadioShack, Payless Shoe Source, The Limited y, más recientemente, Barney’s, han cerrado miles de tiendas.

Las acciones de L Brands cayeron 1% en las primeras operaciones. Las acciones habían caído hasta un 15% en el comercio previo a la comercialización.

Chris Isidore y Nathaniel Meyersohn de CNN Business contribuyeron a este informe.