CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mercado financiero

Mercados mundiales caen y el petróleo se desploma en medio de temores por el coronavirus

Por Laura He, Clare Duffy

Hong Kong / Nueva York (CNN Business) — Las acciones mundiales caen y los rendimientos de los bonos se hunden después de la implosión de una importante alianza petrolera que hizo que los precios del crudo cayeran a mínimos históricos.

Los futuros del S&P 500 (SPX) cayeron hasta un 5% el domingo por la noche, lo que disparó una restricción que impide que los futuros se negocien por debajo de esa marca. Los futuros del Dow (INDU) cayeron más de 1.200 puntos, o alrededor del 4,7%. Los futuros de Nasdaq Composite (COMP) cayeron un 4,8%.

La liquidación se trasladó a Asia Pacífico, donde el S&P / ASX 200 de Australia terminó un 7,3% más bajo el lunes, la mayor caída del índice desde octubre de 2008. El Nikkei 225 (N225) de Japón se hundió un 5,1%, su cierre más bajo en más de un año. Kospi (KOSPI) de Corea del Sur cayó un 4,2%, su mayor pérdida desde octubre de 2018.

LEE: El petróleo registra su peor caída desde 1991 después de que Arabia Saudita iniciara una guerra de precios

El Hang Seng (HSI) de Hong Kong perdió un 3,5% en las operaciones de la tarde, lo que dirige el índice a su mayor caída en más de un año. Shanghai Composite de China (SHCOMP) tuvo el mejor desempeño entre los principales índices de Asia, y aún así cayó un 2,9%.

Mientras tanto, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años cayó por debajo del 0.5%, alcanzando mínimos históricos. El pánico comenzó después de que Arabia Saudita conmocionó a los mercados petroleros al lanzar una guerra de precios contra su antiguo aliado, Rusia. El reino está presionando e intenta recuperar su participación en el mercado después de que Rusia se negó a aceptar los esfuerzos de la OPEP para rescatar el mercado de petróleo afectado por el coronavirus recortando la producción.

Los precios del petróleo en EE. UU. cayeron un 27% durante la noche y se cotizaron por última vez a US$ 30,04 por barril, mientras que el crudo Brent de referencia mundial bajó un 26%, cotizando a US$ 33,28 por barril. Ambos están en camino a su peor día desde 1991, según Refinitiv.

Para empeorar las cosas, el nuevo coronavirus continúa pesando sobre los inversores, al mismo tiempo que causa un shock inesperado en la economía. El virus ha infectado a más de 108.000 personas y está causando confusión en muchos países. Italia colocó a casi 16 millones de personas bajo cierre en medio de un brote creciente en toda Europa.

‘Pandemonio total’

Los inversores están despertando «conmocionados», escribió Stephen Innes, estratega jefe de mercado de AxiCorp, en una nota el lunes. Describió el pánico como «pandemonio completo».

El doble golpe de la guerra de precios del petróleo de Arabia Saudita y los temores cada vez más profundos sobre el coronavirus en Europa agregaron «otro nivel de pánico no deseado a un mercado que ya está lleno de miedo», dijo Innes, señalando que los inversores han comenzado a acumular activos de refugio seguro. El yen japonés subió frente al dólar estadounidense a su nivel más fuerte en más de tres años, mientras que el oro cotizó brevemente por encima de US$ 1.700 por onza y alcanzó sus niveles más altos desde 2012.

Wall Street ha enfrentado grandes pérdidas durante las últimas semanas debido a los temores alrededor del coronavirus. Durante la última semana de febrero, las acciones estadounidenses tuvieron su peor semana desde la crisis financiera, y la interrupción económica causada por el virus no parece estar disminuyendo.

Minuto a minuto: Caen los mercados por brote del coronavirus que ya cuenta 108.000 casos en el mundo

Los mercados mundiales también han sido afectados en los últimos días. Alrededor de US$ 9 billones se borraron de las existencias mundiales en nueve días, dijo Bank of America en una nota de investigación después de que los mercados estadounidenses cerraron nuevamente en cifras rojas el jueves.

Innes advirtió que el mercado petrolero podría seguir bajo presión en el futuro previsible. Y dijo que parece inevitable que los casos estadounidenses de coronavirus sigan aumentando, «posiblemente de manera explosiva» una vez que las pruebas se realicen a gran escala.

La escala del brote de coronavirus se elevó rápidamente en Estados Unidos la semana pasada. Al menos 33 estados del país ahora tienen casos del virus, y muchas de las principales compañías estadounidenses han comenzado a alentar o permitir que los empleados trabajen desde sus hogares.

La lenta recuperación de China

Los datos sombríos de China también pintan un panorama sombrío para la segunda economía más grande del mundo. Las exportaciones de China cayeron un 17% en el período de enero a febrero en comparación con el año anterior, según datos de aduanas publicados durante el fin de semana. Las importaciones cayeron un 4%. El gobierno culpó al declive de las vacaciones del Año Nuevo Lunar y el brote de coronavirus.

China también registró su primer déficit desde que comenzó su guerra comercial con Estados Unidos hace dos años.

«El retorno a la normalidad económica en China ha sido muy lento desde el brote de coronavirus», escribió Louis Kuijs, jefe de Economía de Asia en Oxford Economics, en una nota de investigación, señalando los datos comerciales deficientes y las encuestas de actividad de la semana pasada en el sector manufacturero y de servicios del país.

Oxford Economics ahora espera que el crecimiento económico de China se contraiga un 2% en el primer trimestre en comparación con el trimestre anterior, aunque Kuijs escribió que debería haber una «recuperación sólida» durante el resto del año.

Kuijs escribió que la situación debería «pasar el bache» pronto cuando la gente regrese al trabajo y las empresas se pongan al día con la actividad perdida.

Pero otros señalaron la propagación del coronavirus en el extranjero como una causa continua de preocupación.

«China podría estar volviendo lentamente al trabajo, pero los fabricantes probablemente enfrentarán una caída internacional de la demanda», escribió Jeffrey Halley, analista senior de mercado para Asia Pacífico en Oanda.

– Matt Egan contribuyó a este informe.