CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Petróleo

México pone en riesgo un acuerdo global con la OPEP para recortar la producción de petróleo

Por John Defterios, Chris Isidore

Abu Dabi (CNN Business) — Rusia y Arabia Saudita suspendieron su brutal guerra de precios y ahora están llevando a docenas de los principales productores de crudo hacia un acuerdo que reduciría la producción y ayudaría a estabilizar un mercado sacudido por la pandemia de coronavirus.

Una maratónica videoconferencia entre los miembros de la OPEP y otras grandes potencias energéticas concluyó el jueves con un acuerdo tentativo para reducir la producción en 10 millones de barriles por día en mayo y junio, el recorte más extenso jamás acordado por los productores mundiales de petróleo.

Pero hubo un inconveniente importante: México se negó a apoyar el acuerdo, y los participantes de la reunión dijeron en una declaración que el acuerdo final está condicionado al consentimiento del país. Otra ronda de conversaciones en el G20 está programada para este viernes.

Más temprano el jueves, una fuente principal de la OPEP le dijo a CNN Business que México expresó reservas sobre la escala de su recorte y la duración del acuerdo. Si bien los recortes más severos solo están programados para durar hasta finales de junio, los recortes de producción en cierta forma durarían hasta 2022.

Incluso si se concreta el acuerdo, la disminución de la producción equivaldría a solo alrededor del 10% del suministro habitual de petróleo en el mundo, muy por debajo de las estimaciones de cuánta demanda de petróleo se ha derrumbado a raíz de la crisis del coronavirus. Y es poco probable que frene la caída masiva de los precios del petróleo en los últimos meses.

La atención ahora se dirige a la reunión de ministros de energía del G20, programada para las 8 am ET, «para fomentar el diálogo global y la cooperación para garantizar mercados de energía estables y permitir una economía global más fuerte». El grupo, que incluye a México, podría considerar recortes de producción.

Los productores de petróleo buscan desesperadamente aumentar los precios después de que, a principios de marzo, Arabia Saudita y Rusia abandonaran años de recortes de producción, iniciando una guerra de precios al inundar el mercado con crudo. Una caída masiva en la demanda de energía causada por la pandemia de coronavirus llevó a los precios todavía más abajo.

Una industria con hemorragias

La reunión del jueves comenzó con el secretario general de la OPEP, Mohammad Sanusi Barkindo, haciendo sonar la alarma sobre los precios y la demanda del petróleo.

«Para el mercado del petróleo, [el coronavirus] ha puesto de cabeza los fundamentos de la oferta y la demanda desde la última vez que nos reunimos el 6 de marzo», dijo. «Nuestra industria está sufriendo una hemorragia; nadie ha podido detener el sangrado».

Barkindo dijo que las proyecciones requieren una demanda de casi 12 millones de barriles menos por día en el trimestre actual. «¡Estos son números asombrosos! Sin precedentes en los tiempos modernos», dijo.

A ese ritmo, «dado el actual desequilibrio de oferta y demanda sin precedentes, podría haber un colosal exceso de volumen de 14,7 millones de barriles por día en el segundo trimestre de 2020», dijo.

Incluso esos pronósticos nefastos pueden ser demasiado optimistas, ya que podrían subestimar la cantidad de demanda que ha caído con las severas restricciones a los viajes, el trabajo y la vida pública que existen actualmente en gran parte del mundo debido a la pandemia.

Tom Kloza, analista jefe de petróleo del Servicio de Información de Precios del Petróleo, dijo que cree que la demanda ha bajado entre 18 y 20 millones de barriles por día. «Este recorte es lamentablemente inadecuado para estabilizar los precios al menos en el verano», dijo el jueves por la noche.

El acuerdo reduciría la producción a 8 millones de barriles por día de julio a diciembre, seguido de una reducción de 6 millones de barriles por día de enero de 2021 a abril de 2022.

Irán, Libia y Venezuela estarían exentos de los recortes de producción debido a sanciones o pérdida de producción.

Los futuros del petróleo habían comenzado el día más alto a medida que surgían informes de que habría un acuerdo para recortar hasta 15 millones de barriles por día. Sin embargo, durante el día surgieron dudas de que el recorte sería tan grande y los precios cerraron ligeramente a la baja.

Trump, a la espera de un acuerdo

La reunión de emergencia del jueves, convocada por Arabia Saudita, llega después de la presión ejercida por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien la semana pasada instó a Arabia Saudita y Rusia a realizar grandes recortes de producción.

Trump dijo que habló con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el rey Salman de Arabia Saudita durante una hora y media el jueves para discutir la producción de petróleo.

Decenas de compañías petroleras estadounidenses se enfrentan a la quiebra debido al colapso de los precios del petróleo y Trump dijo que anticipa despidos a escala global en la industria petrolera.

«Las cifras son tan bajas que habrá despidos en todo el mundo, ciertamente habrá despidos en este país y no queremos que eso suceda», dijo Trump.

Trump dijo que espera que se llegue a un acuerdo para reducir la producción de petróleo. «Veremos qué sucede, pero como saben, la OPEP se reunió hoy y diría que se están acercando a un acuerdo», dijo Trump.

Los ministros de energía del G20, que representan a las economías más grandes del mundo, se reunirán el viernes a las 8 a.m. ET «para fomentar el diálogo global y la cooperación para garantizar mercados de energía estables y permitir una economía global más fuerte».

– Jason Hoffman de CNN contribuyó a este informe