CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

5 claves para llevarte bien con tu nuevo compañero de trabajo: tu pareja

Por Kathryn Vasel

(CNN) – Para muchas parejas, una buena parte de la semana solía transcurrir estando separados en sus respectivos trabajos.

Pero con tantas personas trabajando ahora desde casa, las parejas están teniendo un acercamiento a la vida laboral del otro.

Y aunque es posible que te sintieras cómodo trabajando cerca de tus compañeros de oficina, puede que ahora tengas problemas cuando se trata de hacer una llamada y tu pareja está sentada al lado.

“Esta es la persona con la que más intimidad tienes en todo el mundo y te das cuenta de que hay una parte de su vida de la que sabes muy poco”, señaló Jennifer Petriglieri, autora de Couples That Work: How Dual-Career Couples Can Thrive in Love and Work y profesora de la escuela de negocios INSEAD.

Aquí hay algunas claves y estrategias para romper la tensión:

publicidad

1. Aborda el tema: no dejes que se convierta en un elefante en la sala

Saber en lo que trabaja tu pareja es una cosa, pero verlo o verla en acción es otra completamente diferente.

“Estamos obligados a compartir la intimidad, no solo con la pareja, sino también con los hijos o con cualquier otra persona que esté en el hogar”, indicó Karen Bridbord, psicóloga y consultora organizacional de trabajo en la ciudad de Nueva York.

El primer paso para hacer que la situación funcione es hablar al respecto. Dialoga sobre cualquier inseguridad que puedas tener, ya sea al participar en una reunión por videollamada o que alguien escuche disimuladamente tus conversaciones laborales, así como lo que necesitas en términos de un entorno de trabajo. Luego, diseña un cronograma y establece límites cuando se trate de separar la vida laboral y la personal.

¿Cómo sobrevivir al aislamiento domiciliario? 2:03

“Ten una conversación más general sobre lo que te inquieta: por qué estás preocupado frente al trabajo –que tu pareja te vea trabajar siendo uno de los elementos– y la razón que te lleva a preocuparte por eso”, sostuvo Petriglieri

Al mantener tus preocupaciones como parte de una conversación más amplia, es probable que generes empatía en tu pareja, lo que ayudará a negociar los límites, agregó ella.

Ahora, si la relación enfrentaba algunos problemas antes, trabajar en lugares tan cerrados y en condiciones estresantes probablemente los magnificará.

“Los problemas surgirán de diferentes maneras”, advirtió Bridbord. “Cuando todo te irrita sobre la otra persona es cuando tienes que mirarte a ti mismo y saber por qué estás tan molesto”, añadió.

2. Proporciona una mirada interior

Algunas veces, nuestras parejas solo escuchan las cosas malas del trabajo: el jefe que lo controla todo en exceso, ese compañero de trabajo ruidoso y los fechas límites imposibles.

Pero, el estar forzados ahora a trabajar en la misma oficina puede ayudar a cambiar las percepciones e incluso contribuir a que nuestra pareja y los niños (si hay hijos) comprendan mejor lo que hacemos todo el día. Y eso no nada malo.

Haz que tu trabajo forme parte de la conversación diaria al compartir qué estás haciendo y por qué es importante para ti, sugirió Petriglieri. Y si funciona, cómo tu trabajo se relaciona o ha cambiado por la pandemia.

“Cuando todos entienden las prioridades… y por qué son importantes y también lo que contribuyen, es más probable que respetemos los límites y apreciemos el espacio de trabajo del otro y luego podamos aprovechar al máximo cuando estamos juntos sin trabajo”, insistió.

Obtener una mirada interior de las labores del otro puede ayudar a hacer que las salidas tarde por el trabajo o los momentos perdidos sean más justificables una vez que regreses a la vida de oficina y las carreras separadas con tu pareja.

3. Usa tácticas de gestión de proyectos

El trabajo remoto como alternativa en medio de las cuarentenas por el coronavirus 4:18

Enfrenta esta situación como si fuera un desafío en la oficina: organízate, comunica y delega.

“Toma esos principios de negocios y aplícalos a tu vida en casa ahora mismo”, sugirió Bridbord. “Nuestras vidas junto a alguien más son, en esencia, un negocio con muchas cosas sucediendo a la vez”, agregó.

Eso significa definir todo lo que hay que hacer, incluido el cuidado de los niños, la limpieza y las comidas. Y luego está el asunto de delegar.

Tener reuniones diarias para planificar o evaluar el día, o documentar todas las responsabilidades, puede ayudar a que todos se mantengan enfocados.

“Estos sistemas nos permiten concentrarnos y planificar, y ayudan a compartir la carga cognitiva”, completó Bridbord.

4. Evita tratar a tu pareja como un compañero de trabajo

Quizás te estés enterando de que tu pareja es fanática de todos los clichés de oficina o que tiene demasiadas reuniones, pero es mejor que esas impresiones te las guardes para ti mismo.

Incluso si crees que tus intenciones son buenas, no hagas comentarios no pedidos sobre el estilo de trabajo de tu pareja.

Las 5 mejores películas para ver en familia en Netflix 1:13

Y tampoco confundas las quejas como una oportunidad para criticar.

“Incluso si tu pareja se está quejando del trabajo, no deberías verlo como una invitación u oportunidad para dar comentarios críticos”, señaló Anthony Chambers, psicólogo de pareja y familia y director académico del Instituto de Familia en la Universidad Northwestern. “Permíteles desahogarse y ser escuchados”.

5. Olvídate del “ojo por ojo”

Estas condiciones de trabajo no son ideales para muchas personas en este momento, especialmente si estás haciendo malabarismos con el cuidado de los niños y otras limitaciones del hogar. Puede resultar abrumador y agotador, pero intenta no llevar la cuenta de quién hace qué en la casa o quién hace el trabajo más apremiante.

Ser competitivo puede ser un signo de un problema más profundo. “Los sentimientos de competencia pueden surgir cuando las personas perciben que no están en el mismo equipo y hay una suma de cero en la relación», dijo Bridbord. “Y no se apoyan mutuamente emocionalmente y pragmáticamente en el día al día”, añadió.