CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Trump amenaza con invocar un poder constitucional nunca utilizado para suspender el Congreso

Por Maegan Vazquez, Phil Mattingly

(CNN) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó el miércoles con aplicar una disposición de la Constitución que nunca ha sido utilizada que le permitiría suspender el Congreso e impulsar a muchos de sus nominados a distintos cargos que generalmente requieren la confirmación del Senado.

Esto ocurre días después de que el presidente afirmara que tiene total autoridad sobre los estados, antes de dar marcha atrás a esa idea.

«Mientras todo el gobierno de Estados Unidos trabaja para combatir la pandemia global, es absolutamente esencial que los puestos clave en las agencias federales relevantes tengan personal completo, y no estamos permitiendo que eso suceda a través de nuestro Congreso», dijo Trump a periodistas en el Jardín de las Rosas durante su sesión informativa diaria sobre coronavirus. «Simplemente no nos lo están permitiendo. Tenemos muchas posiciones sin personal porque no podemos obtener la aprobación».

Trump dijo que había 129 nominaciones «detenidas en el Senado debido a la obstrucción partidista».

El argumento de Trump parecía ser que muchas de estas vacantes debían llenarse para ayudar con la respuesta al coronavirus, incluido el director de inteligencia nacional, dos miembros de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal, un secretario asistente del Departamento del Tesoro y un subsecretario de agricultura.

El presidente argumentó que, dado que el Senado no se reunirá hasta el 4 de mayo, debe usar su autoridad constitucional para suspenderlo.

«La Constitución proporciona un mecanismo para que el presidente pueda llenar esos puestos en tales circunstancias. Se llama nombramiento por receso. La práctica del Senado de participar en las llamadas sesiones pro forma, donde nadie está allí, me ha impedido usar la autoridad constitucional que se nos otorga», dijo para luego pedir al Senado que se levante la sesión.

La decisión de mantenerse alejado de Washington hasta el 4 de mayo fue tomada y anunciada por el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, un republicano de Kentucky y aliado cercano de Trump.

Un portavoz de McConnell dijo que Trump y McConnell hablaron sobre el tema el miércoles: «El líder se comprometió a encontrar formas de confirmar a los nominados considerados críticos para la pandemia de covid-19, pero bajo las reglas del Senado que requerirán el consentimiento del líder (Chuck) Schumer».

Ese último punto es importante. McConnell, quien es cuidadoso con sus palabras, parece estar diciendo que cualquier solución al problema de confirmación requerirá el consentimiento demócrata.

La Constitución permite a un presidente cubrir nominaciones temporales durante un receso, sin la aprobación del Congreso. Pero los legisladores de ambos partidos han tratado de frustrar ciertos nombramientos en la última década al no cerrar técnicamente el Senado.

Cuando el entonces presidente Barack Obama intentó hacer nombramientos por receso durante las sesiones pro forma en 2014, la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó «que la Cláusula de Nombramiento por Receso no le otorga al presidente la autoridad constitucional para hacer los nombramientos aquí en cuestión».

El juez Stephen Breyer dijo: «Sostenemos que el Senado está en sesión, y no en receso, cuando el Senado dice que está en sesión».

Sin embargo, el miércoles, Trump dijo que puede usar los poderes otorgados al Ejecutivo para que el Congreso regrese a Washington para llenar las vacantes y votar sobre la ayuda de socorro.

«Tengo un poder muy fuerte. Prefiero no usar ese poder, pero tenemos más de cien personas que necesitamos en esta administración y que deberían haber sido aprobadas hace mucho tiempo», dijo.

La Constitución dice que el presidente «puede, en ocasiones extraordinarias, convocar a ambas cámaras, o cualquiera de ellas, y en caso de desacuerdo entre ellas, con respecto al tiempo de aplazamiento, puede aplazarlas a tal tiempo como lo considere apropiado».

La Corte Suprema no se pronunció sobre esa cláusula, ya que nunca fue invocada por la administración Obama ni por ninguna administración anterior.

Dado que la autoridad nunca se ha invocado antes, es confuso cómo se definiría «desacuerdo» en este caso. Ambas cámaras técnicamente necesitarían suspenderse para despejar el camino para los nombramientos por receso, y es poco probable que la Cámara de Representantes, liderada por los demócratas, celebre una votación para suspender la sesión.

Eso significa que McConnell probablemente tendría que traer a los senadores de regreso a Washington para votar a favor de la suspensión para crear el «desacuerdo» citado en la Constitución que proporcionaría las bases para que Trump actúe. El Senado, como la Cámara de Representantes, está fuera de Washington debido a la preocupación por la seguridad de los legisladores en medio de la pandemia.

Mientras trataba de explicar su consideración de la acción, Trump hizo especial énfasis en Michael Pack, el nominado del presidente para dirigir la Junta de Gobernadores de Radiodifusión, cuya organización no tiene un papel claro en la salud o la respuesta económica del coronavirus por parte del gobierno federal.

Trump citó la estancada nominación de Pack para encabezar la junta de Voice of America como una queja particular, y luego atacó a la organización de noticias.

«Ha estado atrapado en comisión durante dos años, lo que evita que administremos Voice of America, muy importante. Y si han escuchado lo que sale de Voice of America, es asqueroso. Las cosas que dicen son asquerosas para nuestro país», dijo Trump.

Trump no explicó cómo el candidato a director ejecutivo de la Agencia de Medios Globales de EE. UU. mejoraría los esfuerzos federales para contrarrestar la pandemia.

Pero en varias ocasiones reiteró su amenaza de suspender ambas cámaras del Congreso.

«Si no lo aprueban, iremos por esta ruta», dijo Trump. «Vamos a hacer algo que prefiero no hacer».

Allison Malloy y Joe Johns de CNN contribuyeron a este informe.