CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Gobernadores dicen que aún no hay pruebas lo suficientemente adecuadas como para levantar restricciones, mientras la cifra de muertos en EE.UU. supera las 40.000

Por Hollie Silverman

(CNN) — Mientras muchos gobernadores en Estados Unidos dicen que las pruebas de coronavirus están lejos de llegar a su capacidad total, solo pocos estados del país levantarían las restricciones esta semana.

Los anuncios de levantamiento de restricciones se producen cuando el número de muertes por coronavirus en Estados Unidos superó las 40.000, el domingo, según datos de la Universidad Johns Hopkins (JHU). Hubo al menos 40.680 muertes entre 759.780 casos de coronavirus, según el rastreador de covid-19 de la universidad.

Varios grupos regionales entre algunos estados han discutido estrategias para la reapertura en bloque.

Se espera que el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, anuncie este lunes el levantamiento de restricciones como el acceso a playas, ríos y lagos, y que se permita a los compradores regresar a las tiendas minoristas para comprar joyas, ropa y muebles, según un informe del diario The Post and Courier.

A pesar de la reapertura esperada de algunos sectores de Carolina del Sur, una coalición de pueblos costeros en el área de Charleston dijo en un comunicado conjunto, el domingo, que continuarán limitando el acceso a los no residentes y monitorearán los viajes dentro de sus jurisdicciones.

Otros estados están trabajando en planes para reabrir después de la publicación de la guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la semana pasada.

La guía sugiere a los estados que amplíen su capacidad para hacer pruebas, pero algunos dicen que necesitan más suministros y personal para hacerlo.

Los estados quieren ampliar las capacidades para hacer pruebas de covid-19

Durante el fin de semana, el presidente Donald Trump dijo que los gobernadores de todo el país tenían la capacidad de completar más pruebas, pero no estaban utilizando sus recursos adecuadamente.

«No quieren usar toda la capacidad que hemos creado. Tenemos una capacidad tremenda», dijo Trump durante una sesión informativa en la Casa Blanca. «Ellos lo saben. Los gobernadores lo saben. Los gobernadores demócratas lo saben. Ellos son los que se quejan».

El gobernador de Virginia, Ralph Northam, calificó los comentarios del presidente como «delirantes».

Northam dijo que quiere ver al menos dos semanas de tendencia a la baja en los casos de coronavirus antes de que las empresas en su estado reabran.

«Queremos asegurarnos de que lo estamos haciendo de manera responsable y de que lo estamos haciendo de manera segura», dijo el gobernador demócrata a Jake Tapper, de CNN, en el programa «The State of the Union».

«Hemos estado luchando por las pruebas, no es una prueba sencilla. Ni siquiera tenemos suficientes hisopos créanlo o no», dijo Northam.

El gobernador de Maryland, Larry Hogan, también le dijo a Jake Tapper que la afirmación de Trump de que los gobernadores tienen muchas pruebas y simplemente no están haciendo su trabajo es «absolutamente falsa».

El gobernador de Illinois, J.B. Pritzker, hizo comentarios similares, el domingo. Dijo que quiere que los negocios vuelvan a abrir para que los residentes puedan disfrutar de la recreación este verano, pero dijo que necesitan escuchar a los científicos y médicos que investigan el virus antes de que puedan reabrir negocios al público de manera cómoda y segura.

Para hacerlo de manera segura, el estado necesita más técnicos de laboratorio, más reactivos y más extractores de ARN para analizar las muestras tomadas, dijo Pritzker.

Investigadores de Harvard advirtieron que, si el país quiere que la economía se vuelva a abrir, y se mantenga así, las pruebas deben llegar al menos a 500.000 personas por día.

Las pruebas en todo el país actualmente son de 150.000 por día, dijeron, y agregaron que «si no podemos hacer al menos 500.000 pruebas por día para el 1 de mayo, es difícil ver alguna forma de permanecer abiertos».

Gobernador Cuomo: «Controlamos a la bestia … pero no la matamos»

Aparte de la prueba del virus en sí, las pruebas de anticuerpos se están considerando como un componente principal para determinar levantar las restricciones, dijo el doctor Stephen Hahn, comisionado de la Administración de medicamentos y alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) en un comunicado, el sábado.

«Los resultados de estas pruebas pueden ayudar a identificar quién se ha infectado y ha desarrollado anticuerpos que pueden proteger contra futuras infecciones, así como identificar a aquellos que aún están en riesgo», dice el comunicado.

A pesar de lo prometedoras que podrían ser estas pruebas, la declaración de la FDA dice que aún se desconoce si las personas con anticuerpos están completamente protegidas contra la reinfección o cuánto tiempo podría durar su inmunidad.

A pesar de la falta de información sobre la efectividad de las pruebas de anticuerpos actuales, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo, el domingo, que el estado llevará a cabo la encuesta estatal de pruebas de anticuerpos «más agresiva» en todo el país.

«Vamos a comenzar las pruebas de anticuerpos en todo el estado», dijo Cuomo. «Lo haremos de la manera más agresiva en la nación. Esta será la primera imagen real de cuántas personas fueron infectadas por covid-19 exactamente y dónde estamos como población, y nos ayudará a reabrir y reconstruir sin poner en riesgo lo que ya hemos logrado».

«Controlamos a la bestia», dijo Cuomo. «No matamos a la bestia. Y la bestia puede levantarse de nuevo».

Si se levantan y cuándo se levanten las restricciones, se deberán controlar las tasas de infección y hospitalización y ajustar su plan en consecuencia.

«Y si pasamos por todo esto y perdimos a todas estas personas y forzamos a los trabajadores esenciales y a los trabajadores de hospitales a realizar tareas increíbles para ayudarnos a superar esta crisis y terminamos recreando la crisis, entonces será una vergüenza para nosotros», dijo Cuomo.

Louisiana, que tuvo el crecimiento per cápita más rápido de coronavirus que en cualquier parte del mundo hace unas semanas, parece ir «en una buena dirección», dijo el gobernador Bel Edwards durante una conferencia de prensa, el domingo.

Si bien el recuento de casos continúa aumentando en el estado, la tasa de hospitalizaciones y pacientes con respiradores ha disminuido, según Edwards.

«Estamos en un lugar mucho, mucho mejor hoy de lo que pensábamos que estaríamos», dijo Edwards, diciendo que los ciudadanos de Louisiana se toman en serio la orden de quedarse en casa y se apegan a las pautas de distanciamiento físico.

La directora de Salud Pública de Illinois, Ngozi Ezike, compartió un sentimiento similar de que, a pesar de tener más de 30.000 casos en todo el estado, ella era «cautelosamente optimista» de que el número de contagios nuevos continuaría disminuyendo.

Las tendencias a la baja en el recuento de casos son parte de las pautas de los CDC, emitidas el viernes, para «conseguir y mantener a Estados Unidos abierto». Las pautas también recomiendan que se consideren pruebas rápidas y una mayor capacidad hospitalaria antes de la reapertura de los estados.

Algunas restricciones se levantarán esta semana

El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció tres órdenes y el establecimiento de una fuerza de ataque para reabrir Texas. El equipo trabajará para desarrollar estrategias, estándares y plazos para reabrir negocios. Abbott planea un proyecto para reabrir el 27 de abril, según la orden.

A pesar de que varios líderes estatales anunciaron su intención de reabrir durante el fin de semana, muchos civiles protestaron en todo el país exigiendo que se les permitiera volver a trabajar para tratar de resucitar la economía.

Se planean más protestas para el lunes en el estado de Nueva York, Pensilvania, Nuevo México y Missouri.

Durante el fin de semana, los manifestantes inundaron Austin pidiendo la reapertura de los negocios. Se realizaron protestas similares en Michigan, Ohio, Kentucky, Minnesota, Carolina del Norte y Utah, la semana pasada.

— Carma Hassan, Artemis Moshtaghian, Kristina Sgueglia, Chuck Johnston y Ben Tinker de CNN contribuyeron a este informe.