CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Brasil

Brasil

La Corte Suprema de Brasil autoriza una investigación sobre las denuncias contra el presidente Bolsonaro

Por Vasco Cotovio

(CNN) — La Corte Suprema Federal de Brasil autorizó la apertura de una investigación sobre las acusaciones hechas por el ex ministro de justicia del país, Sergio Moro, contra el presidente Jair Bolsonaro, anunció en un comunicado el lunes.

Moro, quien renunció a su cargo en el gabinete el viernes, citó como una razón principal para renunciar la «interferencia política» por el despido del jefe de policía Mauricio Valeixo.

Brasil: efectos en el mercado tras la salida de Moro 2:04

Antes de unirse al gabinete de Bolsonaro, Moro era un juez federal que desempeñó un papel clave en la investigación de corrupción «Lava Jato», que descubrió una red de sobornos que finalmente llevaron a la cárcel al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y otros funcionarios.

La solicitud de abrir la investigación fue presentada ante la Corte Suprema por el fiscal general de Brasil, Augusto Aras, según un comunicado de prensa emitido por la Corte.

En una declaración emitida por el decano de la Corte Suprema Celso de Mello, la investigación fue autorizada bajo la Constitución brasileña que «consagra la posibilidad de responsabilizar al Presidente de la República debido a la práctica de delitos penales comunes y políticos -infracciones administrativas «.

La Corte Suprema ha ordenado que la investigación sea realizada por la Policía Federal dentro de un plazo de 60 días, y el exministro Moro debe ser entrevistado para que pueda proporcionar una «cuenta detallada» de sus acusaciones, así como cualquier evidencia que él pueda tener de los eventos en cuestión, agrega el comunicado.

De Mello concluyó diciendo que «ni siquiera el titular de la Jefatura del Poder Ejecutivo de la Unión está por encima de la autoridad de la Constitución y las leyes de la república».

El presidente niega haber actuado mal

El fiscal general de Brasil solicitó a la corte suprema que inicie una investigación sobre las acusaciones que podrían implicar a Bolsonaro en la obstrucción de la justicia y el lunes por la noche, el juez Celso de Mello dio luz verde a la investigación. De Mello dijo que la policía federal tiene 60 días para investigar el asunto.

De Mello dijo en un comunicado de prensa que ni siquiera el presidente «está por encima de la autoridad de la Constitución y las leyes de la república».
Bolsonaro negó haber actuado mal y calificó a Moro de «mentiroso».

«Habló sobre mi ‘interferencia política’ en la policía federal. Si puedo reemplazar a un ministro, ¿por qué no puedo reemplazar al director de la policía federal? No tengo que pedirle permiso a nadie», dijo Bolsonaro durante una alocución televisada. También dijo que nunca había pedido información privilegiada sobre investigaciones en curso y que el jefe de policía había pedido renunciar y no fue despedido.

Los brasileños de todo el país golpearon ollas y bocinas durante el discurso en protesta contra Bolsonaro y lo que muchos han visto como un movimiento para expulsar a Moro.

Moro ganó prominencia como el juez que dirigió la lucha contra la corrupción en la llamada investigación Lava Jato, que descubrió una red de sobornos que finalmente condujo al encarcelamiento del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y otros funcionarios.

La renuncia de Moro se produjo apenas una semana después de que Bolsonaro despidiera a su ministro de Salud. Se enfrentaron repetidamente por la respuesta de Brasil al brote de coronavirus, y Bolsonaro insistió en que las medidas de cuarentena promovidas por el ministro causarían más daños que el virus en sí. Se espera que la economía de Brasil se reduzca un 5% este año según el Banco Mundial.

El apoyo a Bolsonaro se ha erosionado en medio de la pandemia, pero según una encuesta realizada por Datafolha después de la partida de Moro, el 33% de los brasileños todavía piensa que está haciendo un «buen trabajo», en comparación con el 38% que piensa que está haciendo un «trabajo terrible». El 26% que piensa que su desempeño es promedio.

Este martes, Bolsonaro nombró a Andre Mendonca como el nuevo ministro de Justicia del país. Mendonca es un abogado que ocupó el cargo de procurador general del sindicato y anteriormente fue fiscal general de Brasil.

Bolsonaro nombró al jefe de la agencia de inteligencia brasileña, Alexandre Ramagem, como el nuevo jefe de la policía federal.