CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

OPINIÓN | Un pasaporte de inmunidad podría ser la respuesta a la reapertura de la sociedad

Por Saju Mathew

Nota del editor: El Dr. Saju Mathew es analista médico de CNN, médico de atención primaria y especialista en salud pública. Síguelo en Facebook, Instagram y Twitter, @drsajumathew. Las opiniones expresadas en este comentario pertenecen al autor. Ver más opinión en CNNe.com/opinion

(CNN) — Dada la devastación económica de la pandemia de covid-19, necesitamos comenzar a desarrollar un plan para sacar a la gente del encierro. Con tanta gente sin trabajo y negocios cerrados temporalmente, muchos aspectos de la vida se han detenido. Cuanto antes las personas puedan regresar a la vida normal de forma segura, antes podremos comenzar la recuperación económica. Para hacerlo, debemos poder continuar sabiendo que aquellos a quienes se les permite salir ya no corren el riesgo de contagiarse o propagar covid-19.

Si bien la OMS dijo el viernes que «aún no hay evidencia de que las personas que hayan tenido covid-19 no contraigan una segunda infección«, según lo que sabemos sobre inmunología, hay razones para suponer que la recuperación del virus proporcionará cierta cantidad de inmunidad.

La clave es desarrollar aún más nuestras pruebas de anticuerpos para comprender mejor quién es inmune al virus y realizar investigaciones para determinar cuánto tiempo puede durar esta inmunidad. Luego, debemos proporcionar credenciales a aquellos que son inmunes, a través de un pasaporte de inmunidad covid-19, para que esas personas puedan reanudar sus vidas.

En China, por ejemplo, los códigos QR se han utilizado para aflojar las restricciones en Wuhan, donde se originó la pandemia. A las personas evaluadas como sanas se les ha dado un código QR verde, que indica que pueden viajar dentro de la provincia. (Un código amarillo indica que una persona puede haber entrado en contacto con una persona infectada, mientras que el rojo es para aquellos que han sido diagnosticados o se sospecha que tienen el virus).

Desde el comienzo del brote de la pandemia, hemos asumido que la estrategia de distanciamiento de la salud pública, o lo que prefiero llamar «distanciamiento físico», sería eficaz para reducir la propagación del contagio. Sin embargo, para trabajar y producir los mejores resultados, el distanciamiento debe ser realizado por las poblaciones, preferiblemente a nivel mundial, pero al menos a nivel nacional, de manera consistente, con una participación generalizada.

Algunas naciones están adoptando un enfoque más agresivo. India, con una población de más de 1.300 millones, se encuentra actualmente en medio de un bloqueo que durará al menos hasta el 3 de mayo, aunque a limitados empleados se les ha permitido volver a trabajar con estrictas pautas de higiene.

Sudáfrica también ha elegido este método de bloqueo draconiano para todo el país, como se practica en Wuhan, aunque esta semana planea levantar algunas restricciones e implementar un toque de queda.

La mayoría de los estados en Estados Unidos también han implementado órdenes de confinamiento.

Cuando un gran número de personas se quedan sin trabajo debido al cierre patronal, las finanzas personales tienen un costo inevitable, sin mencionar la economía global. Desde el 14 de marzo, alrededor de 26,5 millones de estadounidenses, aproximadamente el 16,2% de la fuerza laboral, han solicitado el desempleo.

Pero con un pasaporte covid-19, aquellos que no presentan el riesgo de propagar o contraer el virus pueden moverse libremente, volver a sus trabajos y ayudar a impulsar la economía.

Hace tiempo que sabemos por otras enfermedades, como la hepatitis e incluso el resfriado común, que su cuerpo puede protegerlo de contraer una enfermedad que ya ha tenido al producir anticuerpos. Estas son proteínas fabricadas por el sistema inmune en respuesta a un extranjero o un visitante no deseado como covid-19. El cuerpo intenta atacar y combatir la infección. Una vez que se producen estos anticuerpos, permanecen en el cuerpo incluso después de que el virus desaparece y la teoría es que puede crear un estado de inmunidad, que con suerte puede evitar la misma infección si se presenta nuevamente en el camino.

Con ciertos patógenos, solo una exposición hará que el sistema inmunitario del cuerpo lo elimine para siempre, como en el caso de la varicela y la poliomielitis. Sin embargo, para la familia de los coronavirus que pueden causar una variedad de resfriados, nuestros cuerpos pueden formar una inmunidad que puede durar solo un par de meses, hasta algunos años. Es por eso que podemos tener resfriados con frecuencia.

Todavía no entendemos completamente la razón detrás de las diferentes inmunidades y, como covid-19 es nuevo para nosotros, no estamos seguros de cuánto tiempo podría durar la inmunidad. En este punto, podemos suponer que una vez infectados y recuperados, nuestros cuerpos probablemente tengan inmunidad por un período de tiempo. Todo el concepto de vacunas se basa en esta teoría. Exponemos nuestros cuerpos a una pequeña porción del patógeno, o una molécula que es similar al patógeno, y estimulamos nuestro sistema inmunológico para que forme anticuerpos.

Hay algunos datos que ponen en duda esta suposición, sin embargo. Algunos pacientes en Corea del Sur, que obtuvieron la infección dieron positivo nuevamente después de la recuperación. Como informó el Wall Street Journal, los médicos surcoreanos creen que estos casos no fueron una reinfección, sino una reactivación del virus inicial. Pero claramente, se necesita más investigación para comprender la inmunidad de covid-19 antes de que podamos comenzar a abrir la sociedad con confianza.

También existe la preocupación popular de que puedan surgir nuevas cepas del virus en la comunidad. Pero esto es poco motivo de preocupación, ya que las mutaciones son naturales, comunes y en muchos casos no representan un peligro adicional para los humanos. Una mutación podría, por ejemplo, representar una mayor amenaza para la supervivencia del virus en sí.

Las pruebas que verifican la inmunidad viral, si se crean con precisión y exactitud, pueden identificar qué tipo de protección tendrán las personas recuperadas. Esto se puede hacer observando «inmunoglobulinas» o anticuerpos específicos llamados IgM e IgG. La IgM tiende a indicar protección a corto plazo, mientras que la IgG sugiere protección a más largo plazo.

Actualmente hay muchas compañías trabajando en las pruebas de anticuerpos, pero los resultados hasta ahora no han sido prometedores.

Su precisión deja mucho que desear; algunos han identificado falsamente anticuerpos de primos covid-19 de la misma familia de coronavirus, como el virus que causa los resfriados comunes y el SARS. Y a medida que las pruebas de covid-19 se han vuelto más accesibles, algunos funcionarios de salud se han quejado de su mala calidad. Sin embargo, si EE.UU. puede desarrollar pruebas adecuadas, y si covid-19 se comporta como otros virus de la misma familia, deberíamos poder confirmar que somos inmunes, una vez infectados y recuperados. Por cuánto tiempo queda por determinar, y la fecha de vencimiento del pasaporte de inmunidad debería evaluarse una vez que tengamos más información sobre la longevidad de los anticuerpos.

Con estas pruebas, estaríamos armados con el conocimiento que podría permitirnos proteger de manera más pragmática a aquellos que están enfermos o vulnerables al coronavirus y al mismo tiempo permitir que aquellos que ahora son inmunes a la enfermedad vuelvan a la vida normal. Las pruebas podrían ser un recurso crítico para determinar si los trabajadores de la salud y los seres queridos son inmunes y, por lo tanto, seguros para tratar y cuidar a los pacientes de covid-19 sin el riesgo de contraer la enfermedad. Los viajes también podrían comenzar de manera segura en todo el mundo, lo que sería muy bueno tanto para la nación como para el mundo.

Todavía estamos lejos de la vacuna, lo que probablemente será la respuesta a esta pandemia de una vez por todas. Sin embargo, una prueba de inmunidad covid-19 precisa también podría ser un cambio de juego, por debajo de la vacuna. Esperemos que pronto se desarrolle una prueba de anticuerpos confiable y que pueda enviar a las personas a trabajar y salir al mundo de manera segura.