CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

30 millones de estadounidenses han pedido subsidios de desempleo desde mediados de marzo

Por Anneken Tappe

(CNN Business) — Millones más de estadounidenses solicitaron subsidio de desempleo la semana pasada, a medida que la crisis del coronavirus continuó afectando a la economía de Estados Unidos.

Las peticiones por primera vez de subsidios de desempleo fueron en total 3,8 millones en la semana que terminó el 25 de abril, luego de considerar los ajustes estacionales, dijo el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

Sin esos ajustes, que los economistas usan para dar cuenta de las fluctuaciones de contratación estacionales, el número bruto fue de 3,5 millones.

Eso eleva el número total de solicitudes de subsidios por primera vez a 30,3 millones en las últimas seis semanas, lo que representa aproximadamente el 18,6% de la fuerza laboral de EE. UU., a medida que las empresas han despedido y terminado los contratos de los trabajadores durante los pedidos de permanencia en el hogar en todo el país.

MIRA: La odisea de conseguir un seguro de desempleo en Estados Unidos

Después de alcanzar un máximo de 6,9 ​​millones en la última semana de marzo, las peticiones han disminuido en las últimas cuatro semanas, una señal alentadora de que al menos las cosas no están empeorando.

Pero, en general, el desempleo sigue siendo un problema grave. El viernes es el 1 de mayo, y para millones de estadounidenses, será hora de pagar los alquileres e hipotecas. Los beneficios de desempleo son una de las formas clave de ayuda financiera para las familias.

«Un número de pocos millones puede ser un alivio en comparación con principios de este mes, pero objetivamente es una estadística horrible», dijo Nick Bunker, director de investigación económica del Indeed Hiring Lab.

El aumento del desempleo pesará en los ingresos y el gasto del consumidor, que es el mayor contribuyente a la economía. Los ingresos personales cayeron un 2%, y los gastos de consumo personal cayeron un 7,5% en marzo, según el Departamento de Comercio.

MIRA: España realiza un estudio para trazar un mapa del paso del coronavirus

Y no se sabe cuántas personas más perderán sus empleos en las próximas semanas. Aunque las empresas como los minoristas, los hoteles y los restaurantes fueron de los primeros en despedir a los trabajadores al comienzo de la pandemia, los economistas predicen que los despidos también comenzarán a afectar los empleos de cuello blanco.

Mientras tanto, se espera que una caída en el mercado del petróleo conduzca a la bancarrota en el sector, empeorando la pérdida de empleos en la industria energética. Una gran pregunta ahora es si las solicitudes alcanzarán un pico superior o inferior a 40 millones en esta crisis, dijo Joe Brusuelas, economista jefe de RSM US.

Como parte de un paquete de la Ley CARES de US$ 2.000 millones firmado el mes pasado, el Congreso amplió los beneficios de desempleo para incluir US$ 600 adicionales por semana además de los beneficios estatales, por hasta cuatro meses. También ampliaron los requisitos de elegibilidad para incluir contratistas independientes, trabajadores por cuenta propia y trabajadores independientes.

No todas las solicitudes resultan en beneficios pagados.

MIRA: Hay más víctimas de la pandemia de covid-19, y son las de la crisis económica

Las solicitudes continuas por desempleo, que representan a los trabajadores que solicitaron su segunda semana de beneficios o más, ascendieron a casi 18 millones en la semana que terminó el 25 de abril, luego de ajustes estacionales, en comparación con los 15,8 millones de la semana anterior, dijo el Departamento de Trabajo.

Muchos que piden el subsidio se han enfrentado a retrasos para recibir el dinero, y las agencias laborales estatales se han apresurado a actualizar sus sistemas de admisión en respuesta a la orientación del Departamento de Trabajo. El presidente Trump firmó la Ley CARES el 27 de marzo y, según una declaración del Departamento de Trabajo publicada este miércoles, tomó hasta el 28 de abril para que los 50 estados pusieran en funcionamiento los pagos de emergencia.