CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
El Salvador

Protestan con cacerolazo contra las decisiones de Bukele en El Salvador

Por Merlin Delcid

(CNN Español) — Con el sonido de las bocinas de sus vehículos o con cacerolas, numerosos salvadoreños de varias zonas principalmente en residenciales de clase alta de San Salvador expresaron su descontento este miércoles por algunas de las decisiones tomadas por el presidente Nayib Bukele para contener el covid-19.

El gobierno impulsa por 15 días, desde el 7 de mayo, medidas más drásticas para reducir la cantidad de personas en las calles y disminuir el riesgo de contagio por coronavirus.

Bukele ha defendido  las medidas implementadas ante sus críticos. Reconoce aunque que son incómodas pero en su opinión, necesarias y advierte que es “la única esperanza para evitar una catástrofe sanitaria” en El Salvador.

Las disposiciones para reducir la cantidad de personas en las calles mantienen suspendido el transporte público, impiden a las personas cruzar de un municipio a otro y permiten comprar comida, medicinas y trámites bancarios solo dos veces por semana y regulado a través del número del documento de identidad.

“Hacé bulla” se llama la protesta convocada por diferentes personas a través de redes sociales para que todos los días a las 8 P.M., hora local, puedan expresar su desacuerdo con la forma en la que el gobierno ha manejado la emergencia por la pandemia.

Los descontentos consideran que el gobierno viola sus derechos humanos y pone en riesgo el trabajo de miles de salvadoreños al no dar a conocer un plan de reactivación gradual de la economía.

Otra de las razones es que tardarán 14 semanas, según el plan elaborado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador, para repatriar a más de 1.000 personas, consideradas las más vulnerables de los más de 4.000 salvadoreños que no pudieron regresar por el cierre del aeropuerto internacional San Óscar Arnulfo Romero, ocurrido el 18 de marzo.

El presidente Nayib Bukele reaccionó duramente a un mensaje en Twitter la noche del miércoles que contenía un video grabado en la zona donde él vive.

El video incluía la frase “que se levanta la Layla” en referencia a su hija de nueve meses.

“Cuando vi este video, me indigné. Luego recordé que los padres de muchos de los que salen a pitar mataron curas, violaron monjas, financiaban escuadrones de la muerte, saquearon nuestro país. Lo que hacen sus hijos no es nada en comparación”, aseguró el mandatario.

Al mensaje del presidente, algunos respondieron en Twitter que hacen uso de su derecho de expresarse y que lo continuarán haciendo cada noche.

Previamente Bukele había compartido en su cuenta de Twitter varios mensajes de personas que restan importancia al descontento y lo atribuyen a una acción organizada “por ricos”, a pesar que en zonas populosas también se escucharon algunos pitos y cacerolasos.

El director de Migración y Extranjería también arremetió contra la protesta. “Unos piensan que con sonar los claxon o cacerolas ayudan o cambian algo”, se quejó Ricardo Cucalón en su cuenta de Twitter. “Otros nos levantamos desde las 4:30 de la mañana para llevar desayunos, almuerzos y cenas a nuestros hermanos que se encuentran en los Centros de Contención, a miembros de Fuerza Armada y la Policía”, agregó Cucalón.

La protesta ocurre semanas antes de que Bukele cumpla el primero de cinco años de como presidente de El Salvador, el primero de junio.