CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Judicial

Madeleine McCann está muerta, «asumen» los fiscales en Alemania

Por Sarah Dean, Stephanie Halasz

(CNN) — La niña británica desaparecida Madeleine McCann está muerta, eso es lo que presumen los fiscales alemanes que investigan a un nuevo sospechoso por «posible asesinato» en relación con el caso.

McCann tenía solo tres años cuando desapareció de un apartamento de vacaciones en el complejo de Praia da Luz, Portugal, el 3 de mayo de 2007, lo que provocó una cacería internacional. Ella nunca ha sido encontrada, y nadie ha sido acusado por su desaparición.

El jueves, el portavoz de la Oficina del Fiscal del Estado de Braunschweig, en el estado de Baja Sajonia, dijo a CNN que su oficina presume que McCann está muerta. El portavoz Hans Christian Wolters dijo que no detallarían la evidencia que tienen para respaldar esto, pues se trata de una investigación en curso.

Madeleine McCann desapareció a los 4 años de la ciudad portuguesa de Praia da Luz. (Crédito: Archivo)

El desarrollo se produjo después de que la policía en Gran Bretaña y Alemania identificara el miércoles a un nuevo sospechoso como un hombre alemán de 43 años.

Fue identificado en los medios alemanes como «Christian B» El nombre completo del sospechoso no se informa de acuerdo con las leyes de privacidad alemanas.

CNN ha confirmado independientemente su identidad con una fuente cercana a la investigación.

publicidad

Las autoridades del Reino Unido describieron el desarrollo como una «nueva línea de investigación significativa», mientras que las autoridades alemanas revelaron que el sospechoso ha sido condenado previamente por abuso sexual de menores.

La oficina del Fiscal de Braunschweig dijo en un comunicado el miércoles que el sospechoso actualmente está cumpliendo una «larga» sentencia de cárcel «por un asunto no relacionado». Ahora está siendo investigado por «posible asesinato» en relación con McCann, dijo la oficina.

Wolters le dijo a CNN que si la investigación condujera a cargos y a un juicio, el sospechoso sería juzgado en Alemania, ya que el asesinato es un delito penal en el país, como lo es en Portugal, independientemente de dónde se llevó a cabo el crimen.

Los padres de McCann creen que el anuncio policial de un nuevo sospechoso es potencialmente un desarrollo «muy significativo» en el caso. El portavoz de la familia, Clarence Mitchell, dijo el jueves que el recurso de la policía británica y alemana fue «la primera vez en más de 13 años que puedo recordar [a la policía] centrada en un individuo».

«Kate y Gerry sienten que es potencialmente muy significativo», dijo Mitchell a la radio BBC. «Este es otro capítulo importante en la búsqueda de su hija», agregó.

En el programa de resolución de crímenes de Alemania «Aktenzeichen XY Unsolved» en la emisora pública ZDF el miércoles por la noche, Christian Hoppe, de la Oficina Federal de Investigaciones Criminales de Alemania, dijo que no se encontró ningún cuerpo, pero «la investigación de la Oficina Federal de Investigaciones Criminales llevó a la suposición de que McCann es una víctima de asesinato».

En un comunicado enviado a CNN el miércoles, los padres de la niña desaparecida agradecieron a las «fuerzas policiales involucradas por sus continuos esfuerzos en la búsqueda de Madeleine».

«Todo lo que siempre hemos querido es encontrarla, descubrir la verdad y llevar a los responsables ante la justicia. Nunca renunciaremos a la esperanza de encontrar a Madeleine con vida, pero sea cual sea el resultado, necesitamos saber lo que necesitamos para encontrar la paz».

Mitchell, en su entrevista con Radio 4 de la BBC, subrayó que aunque la policía alemana lo está clasificando como una investigación de asesinato, la policía británica todavía lo trata como un caso de personas desaparecidas.

«Un ciudadano británico todavía está desaparecido y la policía británica se ha esforzado en decir que no hay evidencia de que haya sufrido daños, que esté muerta o que esté viva, por lo que literalmente mantienen una mente abierta al respecto», dijo.

El sospechoso había vivido en la región portuguesa del Algarve entre 1995 y 2007, y también residía en una casa en Praia de Luz, la ciudad turística de la que McCann desapareció, según la oficina del fiscal de Braunschweig.

La Policía Metropolitana de Londres también reveló el miércoles detalles de dos autos vinculados al sospechoso en el momento de la desaparición, y pidió al público que brinde información sobre ellos.

«El primer vehículo es una autocaravana VW T3 Westfalia distintiva. Es un modelo de principios de la década de 1980, con dos marcas de tono, una parte superior blanca y un faldón amarillo. Tenía una placa de matrícula portuguesa», dijo el comunicado del Reino Unido.

«El sospechoso tuvo acceso a esta camioneta desde al menos abril de 2007 hasta algún momento después de mayo de 2007. Fue utilizada en los alrededores de Praia da Luz».

«El segundo vehículo es un Jaguar británico de 1993, modelo XJR 6, con matrícula alemana y registrado en Alemania», agrega el comunicado. «Se cree que este automóvil estuvo en la Praia da Luz y sus alrededores en 2006 y 2007. El automóvil fue registrado originalmente a nombre del sospechoso. El 4 de mayo de 2007, el día después de la desaparición de Madeleine, el automóvil fue registrado a nombre de alguien más en Alemania».

Cuando se le preguntó si esta podría ser otra instancia de un avance aparente que no llega a nada, Mitchell aceptó que hubo «innumerables citas, avisos, rumores, suposiciones» que «lamentablemente han quedado en nada». «Pero como digo, en lo que recuerdo de haber estado involucrado en el caso, la policía nunca ha sido tan específica sobre un individuo como lo ha sido en esta apelación», continuó.

Kate y Gerry McCann no están haciendo entrevistas, ya que quieren que el foco permanezca en la solicitud de información de la policía sobre los números de teléfono y los automóviles utilizados por este nuevo sospechoso, agregó Mitchell.

La Policía Metropolitana comenzó a revisar la desaparición de McCann en 2011, en una investigación a gran escala conocida como Operación Grange que ha costado al menos 11,75 millones de libras (US$ 14,7 millones) hasta junio de 2019.

«Después del décimo aniversario, la Policía Metropolitana recibió información sobre un hombre alemán conocido por haber estado en Praia da Luz y sus alrededores. Hemos estado trabajando con colegas en Alemania y Portugal y este hombre es sospechoso de la desaparición de Madeleine», dijo el miércoles el inspector jefe de detectives Mark Cranwell en un comunicado.

Las autoridades del Reino Unido están ofreciendo una recompensa de 20.000 libras (aproximadamente US$ 25.000) por información que conduzca a la condena de los responsables.

Fred Pleitgen de CNN en Berlín, Mia Alberti en Lisboa, Zamira Rahim, Max Ramsay, Milena Veselinovic e Isa Soares en Londres contribuyeron a este informe.