CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Trump firma decreto de reforma policial y ofrece una defensa a pleno pulmón de la policía

Por Kevin Liptak

(CNN) — El presidente de EE.UU., Donald Trump, dio sus primeros pasos concretos este martes para abordar la creciente protesta nacional por la brutalidad policial cuando firmó un decreto que crea una base de datos federal de agentes de policía con un historial de uso excesivo de la fuerza.

Trump dijo que estaba tomando medidas ejecutivas para alentar a la policía a adoptar los estándares profesionales «más altos y más fuertes», incluso cuando criticó los esfuerzos para desfinanciar los departamentos y dijo que a la policía se le debía respeto por su trabajo.

Hablando en el jardín de las rosas de la Casa Blanca, Trump dijo que estaba firmando un decreto «para ofrecer un futuro de seguridad para los estadounidenses de todas las razas, religiones, colores y credos».

MIRA: Trump sobre acciones en la reforma policial: Se necesita una policía más fuerte

Y dijo que buscaba encontrar un terreno común y luchar por una causa que goza de un amplio apoyo.

Pero al mismo tiempo, Trump dijo que los estadounidenses «exigen ley y orden» y elogió los esfuerzos de las fuerzas del orden público para sofocar la violencia durante las protestas contra la brutalidad policial a principios de este mes.

publicidad

«Sin policía, hay caos», dijo Trump.

Si bien Trump dijo que se reunió con las familias de personas que perdieron a sus seres queridos debido a la violencia policial anteriormente, no lo acompañaron en el jardín este martes. En cambio, su audiencia estaba compuesta por representantes de la policía y sindicatos de policía.

El presidente dijo que se reunió con las familias de Ahmaud Arbery, Botham Jean, Antwon Rose, Jemel Roberson, Atatiana Jefferson, Michael Dean, Darius Tarver, Cameron Lamb y Everett Palmer.

«Estas son personas increíbles… y es muy triste. Muchas de estas familias perdieron a sus seres queridos en interacciones mortales con la policía. Para todas las familias que sufren, quiero que sepan, todos los estadounidenses lloran a su lado. Sus seres queridos no habrá muerto en vano», agregó el presidente.

El decreto, que también establece incentivos financieros para que los departamentos de policía establezcan programas de acreditación y sigan las «mejores prácticas», es un modesto intento de Trump de confrontar un juicio nacional sobre las desigualdades raciales y la aplicación de la ley.

Después de adoptar una postura de «ley y orden» de línea dura en medio de una oleada nacional de ira después de la muerte de George Floyd, un hombre negro desarmado que falleció después de que un policía blanco se arrodilló en su cuello en Minneapolis, los asesores alentaron a Trump a abordar los problemas de uso excesivo de la fuerza policial.

Al mismo tiempo, ha sido cauteloso al alienar a los agentes de policía y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, quienes, según él, se encuentran entre sus partidarios más fuertes.

Los intereses en competencia condujeron finalmente al decreto de este martes, que es el resultado de un esfuerzo liderado por Ja’Ron Smith, asesor adjunto del presidente, y el yerno y asesor principal de Trump, Jared Kushner. Smith y Kushner buscaron propuestas de reforma policial de los defensores de la reforma de la justicia penal y los grupos policiales a raíz de la muerte de Floyd.

MIRA: ¿Por qué Neil Gorsuch, designado por Trump en la Corte Suprema, protegió derechos LGBTQ?

Trump no estuvo muy involucrado en la redacción del decreto, dijeron personas familiarizadas con el asunto. Él y algunos de sus principales asesores no han reconocido el papel del racismo sistemático en los departamentos de policía.

Una fuente informada sobre el texto del decreto dijo que guarda relativo silencio cuando se trata de reformas policiales radicales que han sido discutidas recientemente por miembros de ambos partidos. No restringirá los fondos a los departamentos de policía que no cumplan con los estándares federales.

También se espera que el decreto lleve al secretario de Salud y Servicios Humanos a alentar a los departamentos de policía a incorporar a los profesionales de la salud mental en su respuesta a las llamadas relacionadas con la salud mental, falta de vivienda y la adicción, así como a encontrar recursos para ayudar a los departamentos de policía a contratar funcionarios para atender asuntos de salud mental.

También se espera que la medida incluya lenguaje que reconozca que algunos funcionarios encargados de hacer cumplir la ley han abusado de su autoridad e instarán al Congreso a aprobar legislación sobre la reforma policial.

Los demócratas y los republicanos en el Capitolio están trabajando para avanzar dos proyectos de ley en competencia, y la legislación demócrata va más allá en varios aspectos al prohibir los estrangulamientos y las órdenes de detención. Funcionarios de la Casa Blanca han estado coordinando con el senador de Carolina del Sur Tim Scott, el único senador republicano negro, que encabeza el esfuerzo legislativo del Partido Republicano.

Si bien Trump señaló la semana pasada que puede apoyar la prohibición de maniobras de estrangulamiento, no se espera que el decreto lleve a una prohibición total.

Queda por ver qué tan rápido se mueve el Senado liderado por los republicanos para aprobar el proyecto de ley de Scott, y dependerá en gran medida del líder de la mayoría, Mitch McConnell.

McConnell no dijo el martes si trataría de presentar el proyecto de ley de reforma policial emergente para una votación antes del receso de cuatro semanas del cuatro de julio.

«Te lo haremos saber», le dijo a CNN. Cuando se le volvió a preguntar si estaba abierto, McConnell repitió: «Te lo haremos saber».

Maegan Vázquez de CNN contribuyó a este informe.