CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

El agente de Atlanta que le disparó a Rayshard Brooks tenía varias quejas ciudadanas en su contra, según los registros

Por Christina Maxouris

(CNN) — Registros policiales recientemente publicados muestran que el agente que disparó y mató a Rayshard Brooks en Atlanta, la semana pasada, tuvo varias quejas de ciudadanos contra él antes del incidente.

Garrett Rolfe fue despedido del Departamento de Policía de Atlanta un día después del asesinato de Brooks, poco después de que la jefa de Policía anunciara que renunciaría. Un segundo agente en el lugar, Devin Brosnan, fue puesto en servicio administrativo.

Las quejas ciudadanas contra Rolfe se remontan a 2015, según los registros publicados por el Departamento de Policía de Atlanta. Todos los incidentes tienen notas de que no se tomaron medidas. Una denuncia de uso de fuerza, en 2016, resultó en una reprimenda por escrito, al año siguiente, según los registros.

Las palabras de luto de la familia de Rayshard Brooks 1:01

«Podría haberle dicho a la gente: ‘les garantizo que este agente ha tenido problemas en el pasado’. Normalmente es esa situación», dijo el lunes por la noche L. Chris Stewart, abogado de la familia de Brooks. «Ya sabes quién causa problemas o quién ha tenido problemas anteriores o quién tiene quejas. Muchos de ellas no están justificada y luego (los agentes) permanecen en la fuerza».

«Así que no es una sorpresa».

CNN se ha comunicado con el Departamento de Policía para obtener más información sobre los registros de los agentes. CNN también se ha comunicado con la Fundación de la Policía de Atlanta.

Rolfe y Brosnan no han respondido a las reiteradas solicitudes de comentarios.

La familia de Brooks y sus abogados, así como el fiscal de distrito que podría presentar cargos contra los agentes, todos dicen que el encuentro entre el hombre negro, de 27 años, y la policía no debería haber resultado fatal. Brooks conversó tranquilamente con los agentes durante más de 20 minutos antes de que los tres se pelearan y él intentara huir con un Taser. Le dispararon dos veces en la espalda, dijo el médico forense.

La muerte de Rayshard Brooks reaviva el debate por la violencia policial en EE.UU. 7:02

Su muerte se produce solo tres semanas después de que George Floyd murió a manos de la Policía de Minneapolis, lo que provocó protestas mundiales que denunciaban el racismo y la opresión y pedían una reforma policial. Las protestas en Atlanta aún estaban en curso cuando Brooks fue asesinado, lo que provocó que multitudes más grandes, con nuevos carteles del nombre de otra víctima que llenaron las calles de la ciudad nuevamente.

Este lunes, cientos de manifestantes marcharon al Capitolio estatal para protestar contra la brutalidad policial y exigir el fin del racismo sistémico. Entre los manifestantes se encontraba el entrenador en jefe de los Atlanta Hawks, Lloyd Pierce.

«Sé que un día moriré como un hombre negro … pero no quiero morir porque soy un hombre negro», le dijo a la multitud el lunes.

El martes, cuatro días después de la muerte de Brooks, estaba creciendo un homenaje en el local de Wendy’s donde Brooks recibió el disparo, y que se quemó durante las protestas el sábado por la noche.

El agente Garrett Rolfe, a la izquierda, y el agente Devin Brosnan, a la derecha.

Fiscal del Distrito define si se presentarán cargos

El fiscal de distrito del condado de Fulton, Paul Howard Jr., dice que una decisión sobre si se presentarán cargos podría llegar tan pronto como el miércoles. Esos cargos, dijo, podrían variar desde homicidio voluntario hasta asesinato.

«Si hubiera sido un civil, existe la posibilidad de que ya se hayan presentado cargos contra ellos», dijo. «Lo que creo que la gente de todo el país dice es ‘queremos un sistema para que tanto la policía como los ciudadanos sean tratados por igual’. Eso es lo que esperamos hacer al tomar nuestra decisión el miércoles».

Howard dijo que vio videos del incidente y no entendió por qué se convirtió en un tiroteo mortal, ya que Brooks inicialmente parecía cumplir. Esos videos que muestran los últimos momentos de vida de Brooks ayudarán al fiscal a determinar si el tiroteo estaba justificado.

«En ese momento, según la ley de Georgia, a menos que el señor Brooks presentara una amenaza inminente de daño corporal … ¿era necesario que (el agente) le disparara al señor Brooks para salvar su vida o la de alguien más. Porque si el señor Brooks recibió un disparo por alguna otra razón, entonces no está justificado», dijo Howard.

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, ya ha dicho que no cree que la fuerza letal en el incidente esté justificada. Este lunes, dijo que la muerte de Brooks fue un asesinato.

«Nuestros agentes de Policía deben ser guardianes y no guerreros dentro de nuestras comunidades», dijo Bottoms.

El analista sobre policía de CNN, Charles Ramsey, dice que aunque Brooks parecía disparar un Taser a la policía mientras huía, el agente detrás de él debería haber seguido persiguiendo a Brooks, en lugar de disparar.

«Tienes el auto. Le pediste su licencia de conducir. Sabes quién es. Así que incluso si no lo detienes ahora, puedes detenerlo más tarde», dijo Ramsey.

«Se elimina la necesidad de aprehenderlo de inmediato. Y solo se puede usar la fuerza letal en ciertas circunstancias muy limitadas», como si la vida del agente o la de cualquier otra persona estuviera en peligro.

El abogado de familia de Brooks, Justin Miller, se hizo eco de esos sentimientos.

«Después de la pelea, creo que lo correcto era tratar de capturarlo. Y si no puedes atraparlo, entonces no puedes dispararle porque no puedes alcanzarlo», dijo Miller, el lunes.

A quién deja atrás Brooks

Tomika Miller, la esposa de Rayshard Brooks, habla en su memoria con sus hijos durante una conferencia de prensa, el 15 de junio de 2020. (Crédito: Curtis Compton)

Brooks, de 27 años, era padre de tres hijas jóvenes de 1, 2 y 8 años y un hijastro de 13. Había pasado gran parte del viernes celebrando el octavo cumpleaños de su hija antes de una fiesta de cumpleaños prevista para el sábado.

Los abogados de la familia dicen que la pequeña esperó a su padre con su vestido de cumpleaños esa mañana. Pero él nunca volvió a casa.

«No hay justicia que pueda hacerme sentir feliz por lo que se ha hecho», dijo la esposa de Brooks, Tomika Miller, en una conferencia de prensa, el lunes. «Nunca puedo recuperar a mi esposo. Nunca puedo recuperar a mi mejor amigo. Nunca puedo decirle a mi hija, ‘Él vendrá a llevarte a patinar o nadar'».

«Va a pasar mucho tiempo antes de que esta familia sane».

Su hijo adolescente se ha encerrado desde la muerte de su padre, dijo Miller.

«Está en shock«, dijo ella. «No está listo para hablar de eso».

«No creo que él piense que podría haberle sucedido a alguien tan cercano», que no es solo en la televisión, dijo Miller.

— Jamiel Lynch y Julia Griggs de CNN contribuyeron a este informe.