CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Racismo

¿Cómo podemos abrazar la raza? Aprende de esta pareja que aboga por el cambio

Por Lisa Selin Davis

Nota del editor: Lisa Selin Davis es la autora de «Tomboy: The Surprising History and Future of Girls Who Dare to Be Different». Ha escrito en The New York Times, CNN, The Wall Street Journal, The Guardian y muchas otras publicaciones.

(CNN) — Años antes de que la muerte de George Floyd a manos del agente de policía Derek Chauvin en las calles de Minneapolis impulsara a personas de todo el mundo a protestar contra el racismo sistémico, Melissa Giraud y Andrew Grant-Thomas trabajaron en objetivos similares, de una manera diferente.

Casados desde 2002, han estado enseñando a familias, educadores y miembros de la comunidad no solo a hablar sobre la raza, sino a comprender las razones por las que deben unirse para luchar contra el racismo.

Giraud, quien ha trabajado como educadora y productora de la National Public Radio, es hija birracial de inmigrantes. Grant-Thomas, un hombre negro de origen jamaiquino nacido el 4 de julio, es, según él, una «persona de justicia racial desde hace mucho tiempo».

Como padres de dos hijas, de 9 y 12 años, juntos crearon EmbraceRace, una colección en línea de recursos para padres, educadores y niños, en 2016. Se ha convertido en una comunidad floreciente de personas que se preocupan por la raza, la justicia y el futuro de la democracia.

publicidad

CNN: ¿Qué los impulsó a comenzar EmbraceRace?

Melissa Giraud: En 2015, cuando nuestros hijos estaban en preescolar, se enfrentaban a algunas de las mismas cosas que habrían enfrentado hace 50 años, cosas que confrontamos cuando éramos niños, como a quién valoramos en la escuela, quién está a cargo y quién no, quién está representado en anuncios, libros y películas.

Realmente queríamos encontrar apoyo, pero los artículos para padres solían ser sobre cómo hablar con los niños blancos acerca de tiroteos en la escuela o en Charlottesville. No discutieron cómo hacerlo para niños de grupos específicos.

Pensamos que, si teníamos dificultades después de trabajar en la justicia racial durante años, otros padres deben estar luchando por encontrar recursos. Fue entonces cuando empezamos a imaginar EmbraceRace.

Andrew Grant-Thomas: Se hizo más evidente para nosotros, en el contexto del presidente Trump y la forma en que se intensificó la conversación sobre la raza, que nuestros amigos y maestros, otros padres y nosotros mismos necesitábamos una comunidad tanto como queríamos recursos. En eso se convirtió EmbraceRace.

CNN: ¿Por qué enfocarse específicamente en la crianza de los hijos?

Grant-Thomas: Lo pensamos de dos maneras. Queríamos proteger a nuestras chicas de piel morena, fortalecerlas para un mundo que a menudo no valora a las mujeres de color y respaldar sus posibilidades de hacer cambios e influir en las personas.

No hemos prestado suficiente atención a cómo nutrimos a las generaciones en ascenso para realmente hacer que nuestra democracia multirracial hable. Necesitamos dedicar recursos a esta pieza del rompecabezas si queremos tener una conversación diferente en 20 años sobre el estado de la raza en este país.

Giraud: Aunque el sesgo racial y la inequidad son sistémicos y no simplemente por la interacción interpersonal, también creamos los sistemas. Si deseas crear mejores sistemas, necesitas nutrir mejores agentes.

CNN: ¿Pueden hablar sobre el «mito de la inocencia racial»?

Grant-Thomas: Gran parte del trabajo existente en torno al aprendizaje racial de los niños es para educadores, principalmente educadores de secundaria y preparatoria. Pero las sensibilidades y actitudes de los niños sobre la raza comienzan a formarse mucho antes de la escuela secundaria.

A los tres meses, seis meses, los niños pueden distinguir la textura del cabello y el color de la piel y comienzan a mostrar cierta preferencia por el tono de la piel de su cuidador principal, por razones comprensibles. Eso no es racismo, pero el discernimiento racial comienza muy, muy temprano, y se convertirá en un discernimiento más sofisticado y sospechoso.

Muchos padres, especialmente los padres blancos, dicen: «No quiero manchar la inocencia de mis hijos presentando esta conversación». Pero los niños no son inocentes raciales por mucho tiempo. Y, en realidad, nuestros hijos tienen mucho menos problemas para hablar de raza que nosotros, hasta que les enseñamos que la raza es un tabú. ¿Qué pasa si deliberadamente involucramos a los niños en la raza temprano, mientras sus actitudes son relativamente maleables?

Giraud: Esta es una deficiencia real en la educación racial de tantos estadounidenses. Puedes dirigir el país, una empresa o universidad sin saber nada sobre cómo funciona la raza.

La realidad es muy diferente de la historia que todos escuchamos: «Somos una meritocracia. Si solo trabajas duro, nada te detendrá». Hay muchos adultos que piensan que «eres racista o no racista», cuando la verdad es que todos operamos dentro de sistemas racializados que favorecen a algunos y desfavorecen a otros. Nuestros niños necesitan ser capaces de aceptar esa complejidad.

CNN: ¿Qué papel juega la segregación tanto en la ignorancia racial como en el discernimiento racial?

Grant-Thomas: La mayoría de nuestros hogares, escuelas y círculos sociales están segregados. La Encuesta de valores estadounidenses de 2013 encontró que el 91% de las amistades de los estadounidenses blancos eran con otras personas blancas. Las amistades de los afroamericanos eran solo un poco más diversas. Las personas Latinas lo hacían un poco mejor. Los asiáticos americanos tenían los círculos más diversos.

Si no estamos aprendiendo el uno del otro a través de experiencias directas e íntimas, es más probable que aceptemos cualquier historia sesgada sobre raza que nos llegue a través de la cultura popular. Si los padres y otros adultos no invitan a conversaciones sobre la raza, o las aplastan activamente, y si no hay ninguna diferencia de color en el hogar, entonces no hay muchas ocasiones para que los niños demuestren que están registrando la raza.

CNN: ¿Quieren decir que la raza no surge porque la vida de las personas está tan segregada?

Grant-Thomas: Le garantizo que menos familias negras o latinas insisten en que sus hijos de 3 años no vean la raza, en parte porque no tienen el privilegio de silenciar la discusión, y en parte porque los no blancos se mueven a través de entornos más diversos por necesidad. Y están más abiertos a reconocer las referencias raciales que hacen sus hijos.

Giraud: Un niño de color que opera en una comunidad u hogar donde la gente no habla de raza, a pesar de la evidente jerarquía racial que ves, podría pensar: «Piensan que mi raza es tan mala que no quieren hablar de ella».

Muchas veces cuando crecía, la gente comenzaba a preguntarme sobre mi raza y luego se detenían como si no quisieran insultarme. Habían aprendido a no hablar de eso. También habían aprendido que «el blanco es normal».

CNN: Muchos de nosotros vivimos prácticamente, si no legalmente, vidas segregadas. ¿Cómo lo superamos?

Giraud: Es un trabajo duro superar las deficiencias que nos deja la segregación, pero puedes cambiar las cosas según las escuelas y las actividades culturales que elijas. Debes estar dispuesto a salir de tu vecindario.

Grant-Thomas: Todos dicen que quieren vecindarios diversos, pero cuando los blancos lo dicen, a menudo quieren decir que quieren un vecindario abrumadoramente blanco con unas pocas familias de clase media o afroamericanas o negras acomodadas.

La pregunta es: ¿A quiénes invitan mis padres invitan a cenar? ¿Con quién se ríen y bromean? ¿Quiénes son las personas que admiramos? ¿Qué libros estamos leyendo, qué películas estamos viendo?

Giraud: Cuando las personas dicen que no pueden integrar su grupo de amigos porque el lugar donde viven es demasiado segregado, yo digo: ¿Saben tus hijos que desearían no haber vivido en un vecindario tan blanco? ¿Saben que te cuesta vivir en una sociedad segregada, con tus propios prejuicios? Nuestros hijos, y nosotros, necesitamos aprender a navegar estas cosas en lugar de ignorarlas, para que la lucha sea parte del viaje.

CNN: ¿Cómo ha cambiado su trabajo desde la muerte de George Floyd?

Giraud: Hay miles de personas más que vienen a nuestro sitio, y muchos más blancos que hacen preguntas más allá de «¿qué deberían decir mis hijos?» o «¿qué debería decirle a mi hijo?» Se preguntan: «¿Qué podemos hacer? ¿Cómo podemos cambiar eso?» Están entendiendo que es sistémico.

Grant-Thomas: Hay mucha más urgencia por la conversación. No son solo los rostros blancos en las protestas o los números crecientes en nuestra lista de correo electrónico o los inscritos en nuestros seminarios web. Muchos más blancos dicen que la discriminación es un problema grave. Ese racismo anti-negro es un problema. Toda la intolerancia contra los asiáticos estadounidenses durante el covid, que las personas negras y latinas y los pueblos indígenas están muriendo en mayor número, todo está pasando en este momento.

De ninguna manera se trata simplemente de George Floyd y la violencia policial. Más estadounidenses de raza blanca dicen que ya no pueden mantenerse al margen, que tal vez ni siquiera hay margen para mantenerse en pie de lucha. Eso es lo que me da esperanza.

CNN: Hablen acerca de la importancia de los libros sobre «los niños de color simplemente siendo ellos mismos».

Giraud: Los libros que se publican sobre personas negras tienden a ser «libros de opresión», que detallan las opresiones de la vida real. Esas historias, tanto contemporáneas como históricas, son importantes, pero necesitamos libros protagonizados por personajes de BIPOC (negros e indígenas de color) que tengan aventuras cotidianas o sean héroes también. De lo contrario, los niños aprenden bastante rápido, si hay una foto de una persona negra en él, es probable que sea un libro de opresión. Es malo para todos los niños que solo se vean fragmentos de la experiencia BIPOC en los libros para niños.

La literatura puede conectar a niños de razas diferentes pero que tienen intereses similares. Y los niños de color necesitan ver personas que se parezcan a ellos, en libros y películas, que tengan toda la gama de experiencias, emociones y alegría. Todo eso es realmente importante para exponerlos antes de que sean señalados.

Grant-Thomas: Los libros que presentan personajes de BIPOC y comunidades en papeles protagónicos son importantes para que los niños de BIPOC puedan verse a sí mismos. ¿Y adivina qué? ¡Los niños blancos también necesitan esos libros!

CNN: Ustedes mencionaron que les gustaría que la conversación fuera diferente en 20 años. ¿Cómo es eso?

Grant-Thomas: Todavía tendemos a ver las relaciones raciales como algo blanco / no blanco. Llegaremos mucho más lejos si entendemos las relaciones raciales como multilaterales, no bilaterales. Me encantaría ver mucha más atención sobre cómo los niños asiáticos, latinos y negros aprenden a verse e interactuar entre ellos, por ejemplo.

Otra señal de éxito sería que las escuelas integradas y diversas se asociarían con la excelencia educativa. A la lectura, escritura, aritmética, las tres R de buena educación en este país, agregaríamos una cuarta R: aprendizaje racial o incluso justicia racial. Otra sería que los estadounidenses, especialmente los estadounidenses blancos, tuvieran grupos de amigos más integrados.

Imagina una masa crítica de niños, de todas las tendencias raciales, que crecen con la sensibilidad racial, las herramientas y los análisis para rehacer la educación pública en este país, rehacer la política, repensar nuestros sistemas de salud, reconsiderar a quién nos importa y por qué.

Si podemos hacer eso, sería increíble. Profundo. Transformador.