CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

¿Qué misterios sobre el covid-19 persisten seis meses después de haber aparecido?

Por Dr. Elmer Huerta

(CNN Español) – Ya se cumplieron oficialmente 6 meses desde que llegó el coronavirus y diera un vuelco a la normalidad de nuestro planeta.

A pesar de que conocemos muchos datos de la enfermedad, aún es un misterio cuál es el número real de contagios, no conocemos a ciencia cuándo y dónde comenzó la pandemia y los científicos aún investigan por qué hay una disparidad de intensidad de síntomas en los enfermos. El doctor Elmer Huerta desarrolla en este episodio los 6 enigmas de la enfermedad.

Puedes escuchar este episodio en Spotify o tu plataforma de podcast predilecta o leer la transcripción a continuación.


Hola, soy el Dr. Elmer Huerta y esta es su diaria dosis de información sobre el nuevo coronavirus, información que esperamos sea de utilidad para cuidar de su salud y la de su familia. Hoy veremos qué misterios persisten acerca del covid-19 seis meses después de haber aparecido la enfermedad.

Al momento de escribir este episodio, hace exactamente 6 meses que funcionarios chinos anunciaron que se habían descubierto 27 casos de una rara enfermedad, caracterizada por una severa neumonía, y que siete de los infectados estaban muy enfermos.

publicidad

¿Quién iba a pensar que ese pequeño brote -asociado a trabajadores del mercado de animales silvestres vivos de Wuhan- se iba a convertir en la gran pandemia de este siglo? Una pandemia que hasta hoy ha causado más de 10 millones y medio de casos y más de medio millón de muertes en todo el mundo.

Un reciente artículo del New York Times realizó una sinopsis de los seis misterios que aun hay alrededor de la enfermedad, seis meses después de haber aparecido, y hoy haremos un breve resumen.

El primero es sobre el verdadero número de personas que se han infectado en el mundo.

Este es una cantidad muy difícil de calcular, y obviamente depende del número de pruebas y del avance del virus en una región. En Estados Unidos no hay cifras oficiales al respecto. Algunos analistas aventuran que entre 10 y 20 millones de personas puedan haberse infectado con el nuevo coronavirus. Incluso el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ha dicho que el país solo ha contado alrededor del 10% de las infecciones por coronavirus.

Por otro lado, en España, un estudio de anticuerpos sugiere que el 5% de la población fue infectada, y que en Madrid, una de las ciudades más afectadas del país, el número asciende a 11,3%.

Del mismo modo, en Francia, solo 4,4% de la población general habría resultado infectada, habiéndose encontrado que en zonas más fuertemente golpeadas, como París, el número asciende a entre el 9 y el 10%, según un estudio publicado por la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia.

En Inglaterra, según el asesor principal en materia científica, sir Patrick Vallance, solo el 4% de los británicos analizados dio positivo, alcanzando un 10% en Londres.

Sabiendo que por cada caso que se informa, puede haber otras 10 infecciones, esos números son muy inciertos.

El segundo misterio es la cantidad de virus o carga viral que es necesaria para infectarse y enfermarse.

Ese número es desconocido para el nuevo coronavirus, aunque algunos investigadores sospechan que pueda ser poca la carga viral necesaria para causar enfermedad.

Conocer esta llamada ‘carga viral’ es importante para determinar con certeza el riesgo de infecciones al tocar objetos contaminados, por ejemplo, o para saber -como se sospecha- que las infecciones causadas por una gran carga viral, son más severas que aquellas causadas por menores cargas virales.

El tercero, y un tema que hemos ya desarrollado en episodios anteriores, es saber porqué, ante un mismo virus, algunas personas se enferman mucho más que otras.

Mediante una disciplina científica llamada proteómica, un estudio publicado en Cell Press está investigando si el hallazgo de 22 proteínas sanguíneas encontradas en pacientes muy enfermos, podría ayudar a predecir el riesgo de una persona afectada por el virus.

Otra línea de investigación se refiere a las diferencias genéticas de las personas. Un reciente estudio publicado en The New England Journal of Medicine, ha encontrado, por ejemplo, que entre 1.980 pacientes españoles e italianos afectados por el covid-19, se identificaron dos genes que los volvían más susceptibles a presentar complicaciones respiratorias durante su hospitalización.

El cuarto, es el papel que tienen los niños en la propagación de la enfermedad.

Este es otro gran misterio, no se sabe si los niños no se infectan tan frecuentemente, o si se infectan pero son en su mayoría asintomáticos. Sabiendo que los niños pueden contagiar, conocer ese dato es muy importante para determinar su contribución al contagio de los adultos.

El quinto misterio es conocer cuándo y dónde comenzó esta pandemia.

Los estudios indican que el nuevo coronavirus se habría originado a partir de un murciélago en China, estimándose que el primer caso de la infección asociada al mercado de Wuhan se dio en una persona que presentó sus primeros síntomas el 1 de diciembre de 2019, y fue hospitalizada el 16 de diciembre. Esto indicaría que en noviembre ya estaba infectada.

Por otro lado, en múltiples países se ha comprobado que el virus estuvo ya circulando algunas semanas antes de que se hagan los anuncios oficiales de los primeros casos.

Todo esto indica que en un mundo tan globalizado como en el que vivimos, es posible que los casos puedan haber salido simultáneamente de China y haberse iniciado epidemias al mismo tiempo en Europa, Estados Unidos y otros países.

Y el sexto misterio, es saber si una persona que ya tuvo la enfermedad, tendrá inmunidad permanente.

Este es un tema muy peliagudo porque no solo afectará el comportamiento de las personas que ya fueron afectadas al momento de levantarse las restricciones, sino que determinará también el tiempo de protección que nos pueda dar una vacuna.

Hasta el momento, lamentablemente, no tenemos certeza de si la inmunidad es permanente. Seis meses es muy poco tiempo para decir si el covid-19 es una enfermedad que puede ocurrir nuevamente.

Envíeme sus preguntas por Twitter, intentaremos responderlas en nuestros próximos episodios. Puede encontrarme en @DrHuerta.

Si cree que este podcast es útil, ayude a otros a encontrarlo, calificándolo y revisándolo en su aplicación de podcast favorita. Volveremos mañana, así que asegúrese de suscribirse para obtener el último episodio en su cuenta.

Y para obtener la información más actualizada, siempre puede dirigirse a CNNEspanol.com. Gracias por su atención.

Si tienes alguna pregunta puedes enviarla al doctor Elmer Huerta a través de Twitter. También puedes dirigirte a CNNE.com/coronaviruspodcast para todos los episodios de nuestro podcast «Coronavirus: Realidad vs. ficción».