CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Racismo

La estatua de Edward Colston se mantuvo durante 125 años. La estatua de Black Lives Matter que la reemplazó estuvo en pie durante unas 25 horas

Por Rob Picheta

(CNN) — La autoridad local retiró una estatua de un manifestante de Black Lives Matter en Bristol, Inglaterra, instalada en secreto durante la noche en el zócalo donde anteriormente se encontraba un monumento a un traficante de esclavos.

El artista británico Marc Quinn erigió una escultura de la activista Jen Reid en las primeras horas del miércoles por la mañana, semanas después de que los manifestantes derribaron la estatua del traficante de esclavos Edward Colston y provocaron un debate sobre la memoria colonial que se extendió en todo el mundo.

Pero la exhibición improvisada, puesta sin el conocimiento del consejo de Bristol, duró solo un día antes de ser desmontada y trasladada a un museo.

«Esta mañana retiramos la escultura. Se llevará a un museo para que el artista la recoja o done a nuestra colección», tuiteó el jueves el Ayuntamiento de Bristol.

Jen Reid posa junto a la estatua el miércoles. Crédito: Matthew Horwood / Getty Images

El alcalde de la ciudad, Marvin Rees, dijo anteriormente que «el futuro del zócalo y lo que está instalado en él debe ser decidido por la gente de Bristol».

«Esto será fundamental para construir una ciudad que albergue a aquellos que están exaltados por el derrumbe de la estatua, aquellos que simpatizan con su remoción pero están consternados por cómo sucedió y aquellos que sienten que en su remoción, han perdido un pedazo de Bristol que conocen y, por lo tanto, ellos mismos», agregó en un comunicado el miércoles.

La obra de arte de Quinn representaba a Reid con el puño en alto en un saludo de Black Power, imitando una imagen del 7 de junio de ella sobre el zócalo vacío donde una vez estuvo la estatua original de Colston.

Después de contactar a Reid, el artista produjo una escultura de tamaño real del momento usando resina negra. En un comunicado de prensa publicado el miércoles, expresó que la escultura «es una encarnación y amplificación de las ideas y experiencias de Jen, y del pasado, presente y su esperanza de un futuro mejor».

Manifestantes pidieron la eliminación de la estatua del imperialista británico Cecil John Rhodes frente a Oriel College en la Universidad de Oxford, dos días después de que la estatua de Colston fuera retirada. Crédito: ADRIAN DENNIS / AFP / AFP a través de Getty Images

El trabajo, titulado oficialmente «Una oleada de poder (Jen Reid) 2020» -”A Surge of Power” en inglés-, tenía la intención de ser temporal. El artista confirmó que no recibió permiso de las autoridades para erigir la estatua. Si se vendiera la obra de arte, Quinn dijo que las ganancias se donarán a dos organizaciones benéficas, elegidas por Reid, que promueven la inclusión de la historia de los negros en los planes de estudio escolares.

Pero la escultura ha causado una división en el mundo del arte, y algunos sugieren que la intervención de un artista blanco con sede en Londres no es útil para el movimiento más amplio de Black Lives Matter.

El artista británico Thomas J Price, a quien se le encargó crear una obra de arte pública en Londres en honor a la generación Windrush, escribió en Twitter que Quinn había creado una «estatua votiva para la apropiación».

Pero la autora Bernardine Evaristo elogió el trabajo y sugirió que se erigiera nuevamente en otro lugar. «Ahora tiene que encontrar un lugar público. Si Bristol no tiene las agallas, nomino a Brixton», dijo en Twitter.

Banksy propone nueva versión para estatua de Colston 0:38

Las acciones de los manifestantes provocaron una conversación nacional en el Reino Unido sobre lo que debería hacerse con estatuas, monumentos y nombres de calles dedicados a los traficantes de esclavos e imperialistas de todo el país.
Ese debate se extendió por todo el mundo, con las estatuas del rey colonialista Leopoldo II siendo removidas en Bélgica y varias reliquias de la Confederación siendo reemplazadas en Estados Unidos.

El monumento original de Colston, que las autoridades sacaron de un río después de ser arrojado allí por los manifestantes, se colocará en un museo junto a los carteles de la protesta.