CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Trump sacude su campaña y degrada a Brad Parscale mientras cae en las encuestas

Por Kaitlan Collins, Ryan Nobles, Maegan Vazquez, Jeremy Diamond, Jim Acosta

(CNN) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sacudió el liderazgo de su campaña el miércoles al anunciar la promoción de Bill Stepien como gerente de campaña y la degradación de Brad Parscale, quien cumplía ese papel.

El anuncio se produce el mismo día en que dos encuestas nacionales mostraron que el presidente estaba detrás del presumible candidato demócrata, Joe Biden, hasta por dos dígitos.

El futuro de Parscale había estado en serias dudas durante semanas. Además de los malos números del presidente en las encuestas, Trump estaba furioso después de que un regreso muy publicitado a la campaña fracasara a fines de junio. Un mitin planeado en Tulsa, Oklahoma, estuvo muy por debajo de las expectativas después de que Parscale predijera multitudes masivas, no solo dentro de la arena de 19.000 asientos sino también afuera.

En las semanas previas al evento, Parscale predijo que hasta 100.000 personas se presentarían para apoyar al presidente. En lugar de eso, llegó una escasa multitud de poco más de 6.000, el evento al aire libre fue cancelado y Trump quedó avergonzado, atribuyendo gran parte de la culpa a Parscale, quien personalmente ofreció a Tulsa como uno de los lugares para el regreso del presidente al sendero.

Trump ha criticado repetidamente a Parscale en las reuniones por la asistencia. Parscale no sabía que lo degradaron hasta unas horas antes del anuncio del miércoles por la noche, dijo a CNN una fuente familiarizada con la situación. Pero después de una reunión individual entre Trump y Stepien el martes, el yerno y asesor de Trump, Jared Kushner, informó a Parscale de la decisión, según una fuente familiarizada con la conversación.

«Me complace anunciar que Bill Stepien ha sido ascendido al puesto de gerente de la Campaña Trump», dijo el presidente en una publicación de Facebook. «Brad Parscale, quien ha estado conmigo durante mucho tiempo y ha liderado nuestras tremendas estrategias digitales y de datos, seguirá en ese rol, mientras es Asesor Principal de la campaña. Ambos estuvieron muy involucrados en nuestra histórica victoria de 2016 y espero que tengamos una gran y muy importante segunda victoria juntos. Esta debería ser mucho más fácil ya que nuestros números en las encuestas están aumentando rápidamente, la economía está mejorando, las vacunas y la terapéutica pronto estarán en camino y los estadounidenses quieren calles seguras y comunidades».

publicidad

Un asesor principal de la campaña dijo que Trump, el vicepresidente Mike Pence y los principales asesores de ambos han estado discutiendo el movimiento de Parscale durante varios días. El asesor describió la situación de Parscale como insostenible. La familia Trump se molestó en las últimas semanas por los informes de cuánto dinero estaba ganando Parscale en su papel, incluidas las historias sobre su propiedad de un Ferrari. A Parscale, dijo el asesor, se le había aconsejado que se mantuviera con bajo perfil y fuera del centro de atención, un consejo que aparentemente no tomó.

El asesor dijo que ahora se considera que Stepien, Jason Miller y Jeff DeWitt dirigen las operaciones diarias de la campaña.

CNN se ha comunicado con Parscale para obtener comentarios, pero aún no ha respondido. Una fuente le dijo a CNN que a pesar de la degradación, planea quedarse con la campaña.

Un antiguo aliado

Parscale había sido elogiado por el presidente y sus aliados como un gurú digital que ayudó a asegurar el primer esfuerzo electoral de Trump, y se convirtió en el gerente de la campaña de reelección de Trump a principios de 2018.

Trabajó para la familia Trump años antes de que el magnate se lanzara por la candidatura presidencial y ascendió hasta liderar el equipo de análisis de datos de la campaña en junio de 2016. Después de que Trump ganó, Parscale trabajó con America First Policies, una organización política favorable a Trump.

Parscale llevó esa buena voluntad a su papel al dirigir toda la campaña. Aceptó el trabajo en febrero de 2018, pero, a medida que las elecciones se acercaban y las demandas de la campaña se afianzaron, junto con la curva de la pandemia de covid-19, hubo una creciente preocupación de que su falta de experiencia política comenzara a evidenciarse.

«Era solo cuestión de tiempo» antes de que Parscale fuera removido de su rol como gerente de campaña, dijo un asesor principal de la campaña. «Su inexperiencia obstaculizó la campaña».

Parscale también fue blanco de las frustraciones del presidente a finales de abril, cuando Trump estaba furioso por la disminución de sus números en las encuestas y enfrentó una avalancha de críticas por sugerir que la ingestión de desinfectante podría ser efectiva contra el coronavirus.

En una llamada, dijeron tres personas familiarizadas con el asunto, Trump le gritó a Parscale y lo reprendió por los números de las encuestas. En un momento de la llamada, Trump amenazó con demandarlo.

Trump negó haber gritado a Parscale y dos fuentes dijeron que el presidente y Parscale arreglaron las cosas poco después.

Si bien estaba claro dentro de la campaña que el favor de Parscale dentro de la órbita del presidente estaba disminuyendo, su degradación todavía fue una sorpresa para muchos.

La mayoría de los asesores de campaña se enteraron de las noticias con la publicación de Trump en Facebook el miércoles por la noche, según informan fuentes a CNN.

Funcionarios le dijeron a CNN en los últimos días que, si bien Parscale había perdido influencia y se había ganado la ira de Trump, probablemente seguiría siendo el administrador de la campaña al menos de nombre, incluso cuando otros asesores ya han comenzado a asumir partes más importantes de las decisiones estratégicas.

La relación de Parscale con Trump, sin embargo, se agrió significativamente a raíz de la debacle de la campaña de Tulsa.

«No le gusta Brad», dijo un asesor de Trump la semana pasada, señalando que Trump ha interrumpido con frecuencia a Parscale durante las reuniones y no está de acuerdo con casi todas las posiciones que toma, y a veces finalmente está de acuerdo con la misma posición cuando más tarde se reitera por otro asesor en la sala.

«Está muy claro que cuando Brad ofrece una postura, Trump decide estar en contra», dijo el asesor.

Pero muchos ven imposible el papel de gerente de campaña. Kushner tiene un pie dentro de la Casa Blanca y un pie dentro de la campaña y era conocido por contratar personas sin informar a Parscale. Y Trump a menudo atribuyó las encuestas deficientes a los empleados de su campaña, en lugar de sus propias acciones.

Parscale también disfruta de una relación cercana con los hijos del presidente y su firma, Parscale Strategy, se ha utilizado para pagar a figuras prominentes cercanas a la familia: Kimberly Guilfoyle, la novia de Donald Trump Jr., y Lara Trump, la esposa de Eric Trump. Ambos tienen funciones de asesoramiento y recaudación de fondos en la campaña.

Stepien, a escena

Stepien se reunió con el presidente el martes en la Casa Blanca para hablar sobre el posible movimiento, según una fuente familiarizada con la situación. Se unió a la primera campaña presidencial de Trump en agosto de 2016.

Anteriormente se desempeñó como director nacional de la campaña presidencial de John McCain en 2008 y fue director político de Nueva Hampshire en el esfuerzo de reelección de 2004 del presidente George W. Bush.

Stepian, ex asesor principal del gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, fue despedido en medio del escándalo de Bridgegate, pero finalmente no fue acusado en una investigación federal.

Antes de su despido, se esperaba que Stepien dirigiera la campaña presidencial de Christie en 2016.

«Bill es el agente político más talentoso en Estados Unidos. Entiende las operaciones políticas, comprende el campo, comprende la participación y las métricas de una manera que no tiene paralelo», dijo Matt Mowers, un candidato al Congreso de Nueva Hampshire y ex asesor de la administración Christie y Trump.

Kushner reclutó a Stepien para unirse a la campaña de Trump y los dos disfrutan de una relación cercana.

La comprensión de Stepien de los datos y las métricas será vital, ya que el presidente busca cambiar los números de las encuestas en estados clave de campo de batalla. Tiene experiencia en convertir los éxitos de la administración en temas muy específicos en mensajes personalizados y enfocados a grupos muy específicos de votantes.

«Lo más importante que Bill debe hacer es reunir todos los recursos de la campaña y el Congreso Nacional Republicano para garantizar que el presidente alcance las métricas que necesita para ganar en estos estados campo de batalla. Una parte de esto será que el presidente articule la visión para los próximos cuatro años», dijo una fuente cercana a Stepien.

Kushner se refuerza, pero Trump tiene el control

La designación de un nuevo gerente de campaña no cambia un hecho, un republicano cercano a la campaña le dice a CNN: Kushner todavía está efectivamente a cargo de la campaña de reelección.

«Jared está y ha estado dirigiendo casi todo», dijo un alto republicano cercano a la campaña. «Esto no cambia eso».

El republicano cercano a la campaña dejó en claro que las apuestas son aún mayores para Kushner.

Un estratega republicano cercano a la campaña dijo que la medida para degradar a Parscale y promover a Stepien significa: «Jared era dueño (de la campaña) antes, pero realmente la controla ahora».

Pero, en última instancia, la campaña de Trump todavía está bajo el control del presidente.

Un alto funcionario de la Casa Blanca le dijo a CNN que solo Trump puede cambiar su campaña.

«Brad no es el que está enviando el mensaje», dijo el funcionario. «Brad no es el que se niega a usar una mascarilla. Él (Trump) no está concentrado. Todos le han dicho eso. Nada ha cambiado».

Algunos de los ayudantes del presidente dentro de la Casa Blanca han sido escépticos con respecto a Parscale, cuya perspicacia política cuestionaron y cuyo estilo de vida consideraron desagradable.

Muchos de los asesores del presidente están frustrados porque el propio Trump no parece haber adoptado un mensaje coherente de campaña o no ha tomado los pasos necesarios para salvar sus perspectivas de reelección.

Un asesor principal de Trump se hizo eco de esto al decirle a CNN que a menos que el presidente controle el virus, está en grave peligro.

Kushner y todos los funcionarios de campaña en el mundo no pueden arreglar eso, dijo el asesor.

Betsy Klein, Kevin Liptak, Dana Bash y Paul LeBlanc de CNN contribuyeron a este informe