CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Negocios

¿Cansado de trabajar desde casa? Hazlo en un hotel

Por Matt Villano

(CNN) — Los niños claman por atención, la ropa necesita lavarse y ¿qué hay para cenar otra vez?

Muchos trabajadores estadounidenses no han tenido más remedio que adaptarse al trabajo desde casa en los últimos meses desde que cerraron las oficinas debido a la pandemia de covid-19.

Y para muchos, la falta de estructura y límites tiene un efecto emocional terrible. Si deseas cambiar tu rutina de trabajo en casa, existe una nueva opción: trabajar desde un hotel.

Los viajes de placer al centro de Los Ángeles se han estancado durante la pandemia de coronavirus, pero las habitaciones del Hotel Figueroa, de 94 años, son productos aclamados siempre.

En estos días, sin embargo, la mayoría de los huéspedes son locales que realizan excursiones de un día desde su casa para poder trabajar.

publicidad

Un programa especial titulado Work Perks tiene como objetivo reposicionar algunas de las 268 habitaciones del hotel como oficinas de uso diario.

Según el Director Gerente, Connie Wang, la configuración se lanzó en junio y es una gran oportunidad para que los guerreros que trabajan en casa salgan de sus hogares y pasen los días de trabajo en espacios limpios, tranquilos y socialmente distanciados que cuentan con WiFi de alta velocidad, privilegios de impresión ilimitados y estacionamiento gratuito.

El Hotel Figueroa en el centro de Los Ángeles alquila habitaciones por días.
Cortesía del Hotel Figueroa.

«Quieren un ambiente tranquilo y relajante, lejos de las distracciones de trabajar en casa», dijo Wang, y reveló que las habitaciones de 32 metros cuadrados se alquilan por US$ 129 al día, con la opción de extenderlas a una estadía nocturna por US$ 20 adicionales. «Para algunas personas, esto se ha convertido en un verdadero placer».

El «Fig», como se le conoce localmente, no es el único alojamiento tradicional nocturno que gira hacia el uso durante el día en medio de la pandemia; en todo el país, otras propiedades han dado giros similares. La estrategia detrás de estos movimientos es simple: los hoteles intentarán cualquier cosa para compensar los ingresos que han caído hasta un 50 por ciento desde que comenzaron los cierres impulsados ​​por la salud pública en marzo. Como resultado, los hoteles han comenzado una serie de nuevas fuentes de ingresos en un momento en que cada dólar cuenta.

El Wythe, un hotel boutique en Brooklyn, se asoció con la compañía de espacio de oficinas Industrious, que trabaja conjuntamente para remodelar 13 habitaciones de segundo piso para que sirvan como oficinas.
Benjamin Petit

Es el caso de The Wythe, un hotel boutique en Brooklyn. Esta semana [20 de julio], el hotel anunció una asociación con la empresa colaboradora de espacio de oficinas Industrious a través de la cual configura 13 habitaciones de segundo piso para que sirvan como oficinas para hasta cuatro personas.

Cada una de las habitaciones tiene una pequeña terraza al aire libre, y los perros son bienvenidos. El precio comienza en US$ 200 y sube a US$ 275, dependiendo de cuántas personas usen el espacio.

The Sawyer, en Sacramento, California, ofrece cabañas con piscina para usar como oficinas al aire libre, con WiFi rápido, estacionamiento gratuito y almuerzo con servicio de comida por US$ 150 al día.

Luego está el Hamilton Hotel de 318 habitaciones en Washington DC. A través de su nuevo paquete «Home-Away-From-Home-Office«, el hotel ofrece a los huéspedes el uso de una habitación hasta las 4 pm, así como una bolsa para el desayuno y una cafetera Keurig con vainas ilimitadas.

El precio: US$ 109 por día, cerca de US$ 25 menos que la tarifa nocturna.

El Ballantyne, un hotel de Luxury Collection en Charlotte, Carolina del Norte, adoptó un enfoque completamente diferente. Aquí, Beth Allen, directora de ventas y marketing, dijo que la propiedad ofrece salas de juntas completas de 32 metros cuadrados por US$ 500 semanales.

Allen señaló que los huéspedes que se inscriben en estas salas de juntas tienen acceso las 24 horas a su espacio y pueden solicitar un menú especial de servicio de habitaciones con precios más bajos para acomodar a los compradores frecuentes.

«La gente todavía trata de entender el hecho de que las empresas no podrán volver a los espacios de oficinas tradicionales por un tiempo», afirmó. «Al hacer esto, satisfacemos una necesidad en la comunidad y, al mismo tiempo, traemos a las personas a las puertas para que podamos exponerlas a otras comodidades y quizás hacer que gasten dinero con nosotros de otras maneras».

Una habitación de hotel se convirtió en oficina en The Ballantyne en Charlotte, Carolina del Norte
Cortesía de The Ballantyne.

Salvación para los neoyorquinos apretados

Quizás el mejor valor proviene de las habitaciones-oficina en el InterContinental Times Square, que se encuentra justo en el centro de la ciudad de Nueva York.

Aquí, la gerencia del hotel reservó cerca del 20 por ciento de sus 607 habitaciones para ser utilizadas como espacio de oficina. Las habitaciones de 32 metros cuadrados están disponibles por US$ 1.000 a la semana, y vienen con el soporte técnico a tiempo completo de PSAV, una compañía global de producción de eventos.

El gerente general Gul Turkmenoglu indicó que los huéspedes tienen acceso a la habitación durante 24 horas y señaló que pueden optar que se retiren las camas para espacio adicional.

Agregó que algunas de las habitaciones fueron renovadas a principios de este año.

«Cuando renovamos las habitaciones, sentimos que los huéspedes durante la noche se beneficiarían», dijo Turkmenoglu. «Ahora parece que los huéspedes de uso diario también se están beneficiando».

Lo viejo es nuevo otra vez

La noción de designar habitaciones de hotel para uso diurno ciertamente no es nada nuevo; Yannis Moati fundó una compañía completa sobre este concepto en 2015. Esa compañía, HotelsByDay, creció para incluir más de 1.500 hoteles, y ha visto un aumento significativo en el número de consultas para reservas de uso diario desde que comenzó la pandemia.

Moati comentó que la situación actual obligará a los hoteles a reinventarse para mantenerse con vida, y pronosticó que ofrecer habitaciones para uso diario es una de las direcciones que tomarán.

«Cuando lo piensas, un hotel es una gran caja llena de espacio», dijo. «Esperamos que esta tendencia sea una forma de que los hoteles moneticen el hecho de que [el espacio] es algo que todo el mundo parece querer en este momento, y buscan espacios que sepan que son seguros».

Por supuesto, esto es lo que llevó a Danielle Levanas a participar en el programa Work Perks del Hotel Figueroa el mes pasado.

Levanas, una terapeuta y coach de vida informada sobre el trauma en Los Ángeles, señaló que trató de administrar sus negocios desde su apartamento de 2 dormitorios desde el inicio de la pandemia, pero estaba frustrada por la incapacidad de crear un equilibrio entre el trabajo y la vida y obtener algo de espacio de su pequeña de 2 años.

Si bien le encanta la tranquilidad de una habitación en la Fig, también aprecia tener un espacio propio.

«El mayor problema que he tenido es que no me siento segura de regresar al espacio de mi oficina porque el edificio comparte un baño, y no hay un procedimiento para mantener limpios los espacios públicos a nivel pandémico», aseguró. «El hecho de poder trabajar desde la habitación del hotel con baño privado fue clave».

Y agregó: «La naturaleza impredecible de esta pandemia ha causado estrés imprevisto para todos. Tener un espacio para ir metafóricamente a ‘ponerme el sombrero de terapeuta’ es realmente importante».

Matt Villano es escritor y editor en Healdsburg, California. Obtenga más información sobre él en whalehead.com.