CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

China alberga a una científica fugitiva vinculada a fuerzas militares en su consulado de San Francisco, dice el FBI

Por James Griffiths

Hong Kong (CNN) — Las tensiones entre Estados Unidos y China han seguido aumentando después de que Washington cerró forzosamente el consulado chino en Houston, Texas, en medio de las revelaciones de que fiscales federales están buscando a una científica china acusada de fraude para obtener visa y de quien, dicen, se está escondiendo en el Consulado de China en San Francisco.

Los fiscales alegan que Tang Juan, una investigadora centrada en biología, mintió sobre su conexión con las Fuerzas Armadas chinas para obtener la entrada a Estados Unidos y desde entonces ha evitado el arresto al refugiarse en la misión diplomática de la costa oeste.

De acuerdo con los documentos de la corte, Tang fue acusada, el 26 de junio, de un cargo de fraude de visa. Los fiscales dijeron que ocultaba su conexión con los militares chinos en su solicitud de visa, pero los investigadores «descubrieron fotografías de ella en el uniforme del Cuadro Civil del Ejército Popular de Liberación de China (EPL)» y que había sido empleada como investigadora en la Cuarta Universidad de Medicina Militar (FMMU, por sus siglas en inglés).

Durante una entrevista con agentes del FBI, el 20 de junio, «Tang negó haber servido en las Fuerzas Armadas chinas, afirmó que no sabía el significado de la insignia en su uniforme, y que era necesario usar un uniforme militar para asistir a Cuarta Universidad de Medicina Militar porque era una escuela militar», escribieron los abogados en una presentación judicial, el 20 de julio.

Sin embargo, durante un registro de su residencia y medios electrónicos, los agentes del FBI supuestamente «encontraron más evidencia de la afiliación de Tang al EPL».

Después de su entrevista con la oficina, Tang supuestamente huyó al consulado de San Francisco, «donde el FBI evalúa que se ha quedado».

CNN se ha comunicado con el Departamento de Estado de EE.UU., el Departamento de Justicia y el FBI para obtener más comentarios. Por separado, CNN también se ha comunicado con el Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

En la denuncia penal, que nombra a varios otros científicos chinos en Estados Unidos, los fiscales afirman que son parte de un «programa llevado a cabo por el EPL, y específicamente, [la] FMMU o instituciones asociadas, para enviar científicos militares a Estados Unidos en falsas pretensiones con perfiles falsos o declaraciones falsas sobre su verdadero empleo».

MIRA: China advierte a EE.UU. que ponga fin a los vuelos de espionaje

«Existe evidencia en al menos uno de estos casos de un científico militar copiando o robando información de instituciones estadounidenses bajo la dirección de superiores militares en China», dijeron los fiscales. «Además, existe evidencia de que el Gobierno de la República Popular China instruyó a estas personas para que destruyan las pruebas y coordinen los esfuerzos con respecto a la salida de estas personas de Estados Unidos, particularmente después de los cargos presentados contra Wang Xin en este distrito, el 7 de junio de 2020».

El mes pasado, Wang fue arrestado en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, intentando salir de Estados Unidos hacia Tianjin, China, acusado de fraude parta obtener visa.

Al comentar sobre el arresto de Wang, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, lo calificó de «persecución política flagrante».

«Hasta donde yo sé, Wang Xin investiga en el campo de las enfermedades cardiovasculares. No veo cómo eso podría amenazar el interés o la seguridad nacional de Estados Unidos», dijo, y agregó que «recientemente muchos ciudadanos chinos fueron interrogados durante mucho tiempo por parte de funcionarios estadounidenses al salir de EE.UU., y los dispositivos digitales que llevaban también fueron examinados».

Cierre en Houston

China condena cierre de su consulado en Houston 1:39

El miércoles, Beijing prometió tomar represalias al cierre de su consulado en Houston, y los medios estatales señalaron el posible cierre de una de las numerosas misiones diplomáticas de Estados Unidos dentro de China.

Si bien Washington sigue siendo impreciso sobre lo que provocó la decisión de Houston, parece tener cierta conexión con el espionaje, un día después de que los fiscales estadounidenses acusaron a dos presuntos piratas informáticos chinos por una «campaña global de intrusión informática» que, dicen, fue apoyada por el Gobierno del país y dirigido al tratamiento de coronavirus y la investigación de vacunas.

En Twitter, el senador republicano de la Florida, Marco Rubio, presidente en funciones de la Comisión de Inteligencia del Senado, dijo que el consulado de Houston era un «nodo central de la vasta red de espías del Partido Comunista». El Departamento de Estado de EE.UU. acusó anteriormente a China de haber «participado durante años en operaciones masivas de espionaje ilegal e influencia» y de que esas «actividades han aumentado notablemente en escala y alcance en los últimos años».

Una portavoz del Departamento de Estado dijo que el consulado recibió la orden de cerrar «para proteger la propiedad intelectual estadounidense y la información privada de los estadounidenses», pero no proporcionó de inmediato detalles adicionales sobre lo que provocó la medida.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China calificó la orden como una «escalada sin precedentes» y sugirió que tomaría represalias. El martes por la noche, se podía ver a funcionarios en Houston que parecían quemar documentos en un patio fuera del consulado.

Hablando con KTRK, afiliada de CNN, el cónsul general de China en Houston, Cai Wei, dijo que estaba sorprendido por la orden de cierre.

«Nunca esperé [ser] tratado así, y venimos por amistad y por un entendimiento mutuo entre China y Estados Unidos», dijo.

LEE: China afirma que Estados Unidos «exigió abruptamente» el cierre de su consulado en Houston

Posibles represalias

Las relaciones entre China y Estados Unidos se han desplomado en el último año, en medio de una guerra comercial en curso, la pandemia de coronavirus y las críticas de Estados Unidos a los abusos de los derechos humanos de China en Hong Kong y Xinjiang.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien estaba en Europa reuniéndose con líderes para tomar una línea más dura frente a Beijing y con disidentes chinos exiliados, dijo que la medida era consistente con la política de la administración de Trump hacia China.

«El presidente Trump ha dicho ‘suficiente’. No vamos a permitir que esto continúe sucediendo», dijo Pompeo. «Estamos estableciendo expectativas claras sobre cómo se comportará el Partido Comunista Chino, y cuando no lo hagan, tomaremos medidas que protejan al pueblo estadounidense, nuestra seguridad, nuestra seguridad nacional y también nuestra economía y empleo».

Pompeo tiene programado presentar comentarios sobre China el jueves, en el Museo y Biblioteca Richard Nixon, en California. Su discurso podría anunciar otra escalada contra China, particularmente si Beijing toma medidas contra un consulado de Estados Unidos u otros intereses en el país antes de su discurso.

MIRA: China exhibe músculo militar en medio de la pandemia de coronavirus

Los analistas esperan que China apunte al consulado estadounidense en Wuhan, que ha estado efectivamente cerrado durante meses debido a la pandemia de coronavirus. James Green, investigador principal de la Universidad de Georgetown y exdiplomático estadounidense en China, dijo que «habría cierta simetría en el cierre del consulado estadounidense en Wuhan».

Sin embargo, Green se mostró escéptico sobre las supuestas capacidades de inteligencia o espionaje del consulado de Houston.

«El probable conductor real es el discurso [de Pompeo], el jueves, en la Biblioteca Nixon, en China», dijo. «Culmina un mes de discursos en China del asesor de Seguridad Nacional O’Brien, el director del FBI, Christopher Wray, y el secretario de Justicia Barr. Tener algo grande que anunciar o explicar dará más ‘impulso’ al discurso».

Jeff Moon, quien se desempeñó como diplomático estadounidense en China y como representante comercial adjunto de Estados Unidos para asuntos de China bajo la presidencia del presidente estadounidense Donald Trump, estuvo de acuerdo en que el consulado de Houston era un objetivo poco probable para combatir el robo de propiedad intelectual, y agregó «si eso fuera la verdadera razón, Estados Unidos cerraría el consulado de San Francisco, que cubre Silicon Valley».

Moon dijo que podría ser una respuesta a la negativa de China a permitir que los diplomáticos estadounidenses regresen a China sin pruebas intrusivas y cuarentenas que violen la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas. Actualmente, China tiene requisitos de entrada estrictos por la pandemia de coronavirus, pero las pruebas requeridas podrían exponer el ADN de los diplomáticos.

«Los consulados chinos en Estados Unidos operan sin restricciones en Estados Unidos, por lo que esta es una forma de ganar influencia en las negociaciones en curso y forzar la reciprocidad en China», agregó.

EE.UU. y China compiten ahora por Marte 1:01

«Escalada peligrosa»

Los observadores estaban preocupados por el continuo empeoramiento de las relaciones entre las dos economías más grandes, y advirtieron que una posible disputa diplomática podría escalar rápidamente.

Guy Saint-Jacques, exembajador de Canadá en China, dijo que la medida fue una «escalada peligrosa».

«Ahora es el momento de mantener diálogos oficiales para aclarar malentendidos y presionarlos para que cambien sus formas», agregó. «La idea de desacoplar las dos economías es problemática, ya que podría tener consecuencias geopolíticas a largo plazo: cuando hacen muchos negocios juntos, deben trabajar juntos para evitar que problemas/irritaciones se conviertan en crisis importantes».

MIRA: Tiktok promete crear 10.000 empleos al tiempo que enfrenta ola de críticas por sus lazos con China

Natasha Kassam, investigadora del Instituto Lowy en Sydney y exdiplomática australiana en China, advirtió que «Beijing puede tomar represalias reduciendo el número de diplomáticos estadounidenses en general».

«Tal medida limitaría las vías de comunicación de Washington con Beijing, así como la capacidad de los extranjeros para monitorear e informar sobre lo que está sucediendo dentro de China», agregó. «Esta decisión refleja los pasos en falso cometidos por Estados Unidos sobre los periodistas de la RPC que, en última instancia, le costaron a varios periódicos estadounidenses a algunos de sus mejores periodistas en China».

FBI