CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

Jesús Berardinelli, presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, vivió sus últimas semanas entre la intranquilidad y la zozobra, según su hijo

Por Osmary Hernández

(CNN Español) — El presidente encargado de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Jesús Berardinelli, murió este miércoles a los 61 años, según informó la propia federación.

“Cumplimos con el penoso deber de informar que hoy ha fallecido el Ing. Jesús Berardinelli QEPD, quien fuera presidente de la FVF”, escribió la federación en su cuenta de Twitter. “A sus familiares y amigos hacemos llegar nuestra sentida palabra de pesar por tan dolorosa perdida que enluta el fútbol nacional”, agrega el tuit.

Su hijo, Gian Piero Berardinelli, publicó en redes sociales un comunicado en el que describen las últimas semanas como de intranquilidad y zozobra. Aseguran que no pudieron defenderse de los que califican de despiadados y mortales ataques hacia su padre de “gente indecorosa”, comentarios que, según ellos, causó gran daño a su familia.

“Ya el tiempo, la vida y Dios se encargarán de juzgar y de colocar las cosas en su lugar, siempre con la verdad por delante”, dijo Gian Piero Barardinelli.

Problemas legales y de salud

Según el relato del hijo, varios funcionarios de seguridad se presentaron con armas largas el 21 de julio en la residencia del presidente encargado de la FVF, ubicada en San Felipe, en el centroocidental estado Yaracuy, argumentando que debía ser detenido y trasladado a tribunales en Caracas. Destacan que en ese momento se recuperaba de una operación del corazón.

Berardinelli advirtió que no les presentaron una orden de aprehensión ni tampoco de allanamiento. Aún así, revisaron la casa y luego se llevaron al dirigente deportivo. Su hijo destaca que cargaron consigo un arma y US$ 17.000 en efectivo propiedad de su padre.

Mediante un comunicado, la familia relató que el ahora fallecido Berardinelli fue detenido en una comisaría policial del centro de la capital. En el escrito y sin dar detalles, denuncian que se le conminó a renunciar a su cargo para ser liberado, pero esto no sucedió.

Narra que cuando fue trasladado a la sede del Poder Judicial a la audiencia de presentación, los tribunales declararon no saber la causa. La familia destaca que hasta el momento ninguna institución oficial ha emitido declaración alguna formalizando la detención.

Asegura que durante los traslados el dirigente deportivo se mojó y luego estuvo expuesto al aire acondicionado por lo que al ingresar nuevamente a la comisaría presentó fiebre, signos de descompensación y se desmayó. Agrega que el 22 de julio, el presidente encargado de la FVF ingresó de emergencia a una clínica privada en Caracas tras sufrir un síncope.

El hijo de Berardinelli explicó que a finales de mayo su padre había sido operado del corazón y que su condición de salud era precaria por sufrir de diabetes, ser insulinodependiente e hipertenso.

CNN se comunicó con la Fiscalía General de la República para conocer su versión de lo ocurrido sin hasta ahora haber obtenido respuesta. Por su parte el ministro del Deporte y de la Juventud, Pedro Infante, publicó a través de su cuenta en Twitter que se une al luto que embarga al fútbol nacional con la partida de Berardinelli.