CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aplicaciones

El fabricante de Fortnite demanda a Apple y Google después de que el juego fuera eliminado de ambas tiendas de aplicaciones

Por Brian Fung, Shannon Liao

(CNN Business) — El fabricante de Fortnite informó el jueves que demandará a Apple y Google después de que los gigantes tecnológicos bloquearon el popular videojuego en línea, que cuenta con cientos de millones de jugadores registrados en sus tiendas de aplicaciones.

Las compañías detrás de las tiendas de aplicaciones iOS y Google Play dijeron que eliminaron Fortnite porque su desarrollador, Epic Games, violó sus pautas al anunciar una forma para que los jugadores compren moneda en el juego sin usar los sistemas de pago patentados de Apple y Google.

Rápidamente quedó claro que las demandas no fueron una decisión en caliente de Epic. Las quejas tenían 60 páginas cada una, y una de las abogadas involucradas es Christine Varney, quien dirigió la división antimonopolio del Departamento de Justicia durante la administración Obama.

Epic no dejó las cosas ahí y lanzó un video que parodia el icónico anuncio de Apple «1984», presentando a Apple en el papel de villano. También arrojó el eslogan «Don’t Be Evil» de Google a la compañía de tecnología y acusó a la empresa de haber «relegado su lema a casi una ocurrencia tardía».

publicidad

Primero Apple, luego Google

La controversia comenzó cuando Epic Games anunció el jueves que ofrecerá un descuento permanente del 20% en la moneda del juego de Fortnite si los jugadores compran directamente en Epic.

En una publicación de blog, Epic dijo que los jugadores no podrían obtener el descuento si pagaban a través de Apple o Google.

«Actualmente, cuando se utilizan las opciones de pago de Apple y Google, estas empresas cobran una tarifa del 30 % y no se aplica la caída de precio de hasta el 20%».

La compañía agregó: «Si Apple o Google reducen sus tarifas de pagos en el futuro, Epic le transferirá los ahorros».

La publicación de Epic se refirió a cómo las tiendas de aplicaciones de Apple y Google obtienen un recorte del 30 % de las ventas dentro de la aplicación. El presidente ejecutivo de Epic, Tim Sweeney, ha criticado públicamente tanto a Apple como a Google por sus prácticas.

Horas más tarde, Fortnite había desaparecido de la tienda de aplicaciones de Apple, y Epic respondió con una demanda.

«La eliminación de Fortnite por parte de Apple es otro ejemplo de cómo Apple ejerce su enorme poder para imponer restricciones irrazonables y mantener ilegalmente su monopolio del 100 % sobre el mercado de procesamiento de pagos en la aplicación de iOS», dijo Epic en su denuncia, que se presentó en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de California. Solicitó una orden judicial para prohibir la conducta supuestamente anticompetitiva de Apple y ordenar que Apple restablezca la competencia.

Apple comunicó el jueves que Epic había violado las pautas de la App Store con respecto a los pagos dentro de la aplicación.

«Hoy, Epic Games dio el desafortunado paso de violar las pautas de la App Store que se aplican por igual a todos los desarrolladores y están diseñadas para mantener la tienda segura para nuestros usuarios», dijo Apple en un comunicado enviado por correo electrónico a CNN Business. «Como resultado, su aplicación Fortnite ha sido eliminada de la tienda».

Apple dijo que trabajará con Epic para resolver las violaciones y así Fortnite pueda regresar a la App Store.

Más tarde el jueves, Google informó que también había eliminado Fortnite de Google Play Store, aunque el juego aún se puede instalar desde otras fuentes en dispositivos Android. Los usuarios que ya instalaron Fortnite en iOS o Android aún podrán jugar, pero no recibirán actualizaciones de la aplicación.

«El ecosistema abierto de Android permite a los desarrolladores distribuir aplicaciones a través de múltiples tiendas de aplicaciones», dijo Google en un comunicado. «Para los desarrolladores de juegos que eligen usar Play Store, tenemos políticas consistentes que son justas para los desarrolladores y mantienen la tienda segura para los usuarios. Aunque Fortnite permanece disponible en Android, ya no podemos hacerlo en Play porque viola nuestras políticas. Sin embargo, agradecemos la oportunidad de continuar nuestras conversaciones con Epic y traer Fortnite de regreso a Google Play».

En respuesta, Epic presentó otra demanda, esta vez contra Google.

Google «usa su tamaño para hacer mal a sus competidores, innovadores, clientes y usuarios en una gran cantidad de mercados en los que ha crecido hasta monopolizar», se lee en la queja, presentada en el Tribunal de Distrito de EE. UU. Para el Distrito Norte de California.

Una relación antagónica en curso

Esta no es la primera vez que Epic ha tenido una relación antagónica con las principales tiendas de aplicaciones. En 2018, Epic anunció que no llevaría Fortnite a la Play Store de Google y, en su lugar, pidió a los jugadores que descargaran el juego directamente desde su sitio web.

En abril, Epic lanzó Fortnite en Google Play Store, dos años después de que el juego aterrizara en iOS. En ese momento, explicó en un comunicado que finalmente tomó la decisión porque el software descargado fuera de Google Play en Android opera en desventaja, sufriendo ventanas emergentes de seguridad y restricciones, y las relaciones públicas de Google describen dicho software como malware.

La revuelta contra los operadores dominantes de las tiendas de aplicaciones incluye otros nombres familiares. El año pasado, Netflix terminó el soporte para las suscripciones en la aplicación, pidiendo a los usuarios que paguen a través de su sitio web. Spotify tomó una decisión similar en 2016.

Más recientemente, el nuevo servicio de correo electrónico Hey.com se encontró en desacuerdo con Apple porque no utilizaba la propia plataforma de pago de Apple. El fundador de Hey, David Heinemeier Hansson, testificó en enero contra las prácticas de Apple en una audiencia del Congreso celebrada por el panel antimonopolio del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, que investiga a Apple, Amazon, Facebook y Google por un posible comportamiento anticompetitivo. Hansson le dijo a CNN que también ha hablado con funcionarios antimonopolio del Departamento de Justicia sobre la experiencia de la aplicación con Apple.

Las políticas de Apple también han atraído la atención de los reguladores internacionales de la competencia. A principios de este año, la Comisión Europea abrió dos investigaciones antimonopolio en la App Store de Apple, citando una queja de Spotify.

Apple ha rechazado las afirmaciones de que usa su control sobre la App Store de iOS de manera anticompetitiva. Contrató a una empresa de investigación independiente para publicar un informe que mostrara que el recorte del 30 % que se necesita es estándar en muchos mercados digitales.

Mientras Epic se preparaba para lanzar su propio mercado de software, Sweeney dijo que ya no tiene sentido que las tiendas de aplicaciones se lleven una parte tan importante de los ingresos de los desarrolladores de aplicaciones.

«La división del 70/30 por ciento fue un gran avance hace más de una década con la llegada de Steam, Apple App Store y Google Play», dijo Sweeney en una entrevista con Game Informer. «Pero hoy, las tiendas de software digital se han convertido en un negocio de más de US$ 25.000.000.000 en todo el mundo en todas las plataformas, sin embargo, las economías de escala no han beneficiado a los desarrolladores».

Epic asegura que su propia tienda de aplicaciones toma una parte mucho menor de los fabricantes de aplicaciones: solo el 12 %.