CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

En los condados más impactados por el covid-19, los latinos y negros se vieron particularmente afectados, informan los CDC

Por Naomi Thomas

(CNN) — En los condados más impactados por el covid-19 en Estados Unidos, los latinos y negros se vieron particularmente afectados por el virus, según una nueva investigación publicada el viernes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.

Los investigadores analizaron los totales acumulados de casos de febrero a junio. Entre los 79 condados críticos que también tenían datos sobre la raza, más del 96 % tenían disparidades en los casos de covid-19 en uno o más grupos minoritarios raciales o étnicos.

“Estos hallazgos ilustran la incidencia desproporcionada del covid-19 entre las comunidades de color, como lo han demostrado otros estudios, y sugieren que un alto porcentaje de casos en estos condados críticos se encuentran entre personas de color”, apuntaron los autores.

Las poblaciones latinas eran el grupo más grande que vivía en los condados más impactados y tenían disparidades en los casos en la población. Estas disparidades se encontraron en las tres cuartas partes de los condados críticos, donde viven alrededor de 3,5 millones de hispanos.

Los negros fueron el siguiente grupo más grande que vivía en estos condados, con alrededor de 2 millones de personas viviendo en 22 condados críticos, donde había disparidades en los casos identificados.

publicidad

A esto le siguieron más de 60.000 indios americanos / nativos de Alaska que vivían en tres condados, casi 36.000 asiáticos en cuatro condados y alrededor de 31.000 nativos de Hawai y otras personas de las islas del Pacífico en 19 condados afectados, con disparidades en los casos dentro de la población.

Hay una serie de factores que podrían conducir a un mayor riesgo de covid-19 en estas poblaciones, incluidos factores estructurales como políticas económicas y de vivienda, factores sociales, como el estado laboral esencial del trabajador que requiere trabajo en persona, discriminación permanente y desigualdades sociales que pueden conducir a un mayor riesgo de enfermedad, como el acceso limitado a la atención médica y las condiciones médicas subyacentes.

Las disparidades se identificaron con una diferencia del 5 % o más entre la proporción de casos y la proporción de la población o como una razón de 1,5 o más para la proporción de casos y la proporción de la población.

La investigación tiene algunas limitaciones, señalaron los autores, y es el hecho de que más de la mitad de los condados críticos no informaron suficientes datos raciales y tuvieron que ser excluidos del análisis.