CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Negar la pandemia: por qué algunas personas no pueden aceptar las realidades del covid-19

Por Megan Marples

(CNN) — Con tanta información disponible sobre la gravedad del coronavirus y la necesidad de seguir pautas, algunas personas aún se niegan a aceptar la realidad.

La negación se manifiesta de muchas maneras, ya sea rechazando usar una máscara o asistiendo a grandes reuniones.

Usar la negación como mecanismo para lidiar con algo no siempre es una mala elección. A corto plazo, le da a alguien el tiempo para adaptarse a una situación. Cuando se convierte en una muleta a largo plazo y pone a otros en riesgo, puede ser peligroso.

También existe un término de psicología llamado racionalismo, que la gente a menudo confunde con negación. Es un mecanismo de defensa en el que la persona intenta justificar un comportamiento inaceptable.

Con más de 30 años de experiencia en su profesión, los psicólogos Eve y Mark Whitmore han pasado los últimos años estudiando la información errónea y el sesgo de confirmación. Eve Whitmore trabaja actualmente como psicóloga clínica en Stow, Ohio, y Mark Whitmore se desempeña como profesor asociado en la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad Estatal de Kent en Kent, Ohio.

publicidad

Esta conversación ha sido editada y condensada para mayor claridad.

CNN: ¿Qué es la negación y por qué negamos cosas que son obviamente ciertas?

Eve Whitmore: La negación es un constructo utilizado en psicología para describir cómo las personas manejan los constructos de la realidad. No se considera uno de los mecanismos más preferidos; los llamamos mecanismos de defensa.

Mark Whitmore: La negación es una forma de que las personas se defiendan de la ansiedad. Cuando se encuentran en períodos en los que hay mucha ansiedad y se percibe como una amenaza, las personas desarrollan estrategias para protegerse a sí mismas, su sentido de seguridad y protección. Y uno de ellos es simplemente negar que exista la fuente de la amenaza. En este caso, simplemente diría: «Bueno, la epidemia es un engaño. Realmente no existe».

La negación a veces se confunde con la racionalización, que es cuando las personas tratan de explicar o disminuir la amenaza de la fuente de esa ansiedad. Cuando la gente dice, «el covid-19 es solo otra gripe», están admitiendo que existe, pero la minimizan y dicen que no es tan grave como todos aseguran.

CNN: ¿Por qué algunas personas niegan o racionalizan?

MW: Ya sea que reaccione a situaciones con estrés y ansiedad o reaccione de manera más positiva al descubrir cómo lidiar con ellas, tiene que ver con su sentido de control sobre esas situaciones. Cuando se anunció la pandemia por primera vez, había muy poca información y no sabíamos qué tipo de precauciones deberíamos tomar.

Desde entonces, la pandemia ha progresado. Hemos obtenido más información sobre las formas de protegernos y tenemos cierto sentido de control por los tipos de comportamientos en los que participamos.

Pero en marzo y abril no teníamos tanta información y parte de la información era contradictoria, y eso contribuyó a que la gente se sintiera sin control. Algunas personas sintieron mucha ansiedad y estrés, y en ese momento, tenemos que descubrir cómo lidiar con eso para poder funcionar. Para algunos, eso es crear un mito sobre la pandemia o simplemente buscar información que refuerce su punto de vista de que en realidad no es tan grave como dice la gente.

CNN: ¿Cómo puede ser peligroso negar o usar la racionalización?

MW: Tanto la negación como la racionalización se consideran desadaptativas, lo que significa que no ayudan al individuo a adaptarse a la fuente de la amenaza. De hecho, puede exponerlos a una probabilidad aún mayor de lo que se supone que sea esa amenaza.

En el caso de la pandemia, podría enfermarse porque si está en negación, está racionalizando la gravedad de la situación. Entonces probablemente no tomará las precauciones necesarias para protegerse.

EW: Hemos observado a personas que dicen: «Quiero contraer el virus y acabar de una vez con eso». También hay personas que viajan a través de Estados Unidos a diferentes estados, aunque no se recomienda, porque no creen que el covid-19 sea tan malo. Pueden ser asintomáticos y devolverlo a su propio estado.

También escuchamos a personas decir que pensaban que ya estaban expuestos al virus porque alguien de su familia estaba enfermo con alguna enfermedad no diagnosticada y ahora piensan que era covid-19, y por lo tanto piensan que están bien porque deberían ser inmunes.

CNN: ¿Dónde aprende la gente estos comportamientos?

EW: Estos constructos se desarrollan en los niños y suelen ser reforzados por los padres o tutores. Aproximadamente a la edad de 6 o 7 años, un niño puede entender lo que es un hecho y lo que es ficción, pero en nuestra cultura, la ficción se refuerza, a menudo con padres e hijos. Sabes que hay un Santa Claus y un Conejito de Pascua. Algo de eso es parte del desarrollo y ayuda a los niños con la fantasía, y la fantasía puede ser algo bueno. Pero a veces, vemos que puede volverse extremo.

MW: La clave es no tanto Santa Claus. Es que, como padres, enseñamos a los niños a afrontar las decisiones, no con hechos, sino con creencias o fe. Como padres, hicimos todo el asunto de Santa Claus, pero también enseñamos a nuestros hijos cómo tomar decisiones basadas en información objetiva.

Cuando los adultos han sido criados en un ambiente donde creencias infundadas fueron parte de su educación, es mucho más probable que crean en teorías de conspiración y engaños. También tienden a tomar decisiones basadas en corazonadas e ideas preconcebidas y prejuicios en lugar de utilizar información fáctica.

CNN: Si tienes un amigo o familiar que no sigue las pautas de seguridad adecuadas porque lo niega o lo racionaliza, ¿cómo puedes ayudarlo?

MW: Esto también llega al sesgo confirmatorio, donde creas una burbuja al rodearte de personas que creen en lo que crees y buscas información que respalde tu forma de creer.

Eso ayudaría a una persona a recibir información contradictoria, cosas que contradicen sus puntos de vista. Una persona debe verse obligada a enfrentarlo y hacer algo al respecto. Esto se hace mejor en fases. Comienza por presentarle al individuo información objetiva y contradictoria que no sea tan amenazante junto con lo que puede hacer para protegerse.

Una vez que comienzan a aceptarla, se aumenta la intensidad de la información realista en etapas hasta que la aceptan más plenamente y logran una mayor sensación de control.

EW: También puedes predicar con el ejemplo. Pueden ver que estás usando una máscara lavándote las manos y manteniendo la distancia social. También pueden verte siguiendo las reglas obligatorias de tu estado.