CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

ANÁLISIS | La convención centrada en Trump enfatizará que el Partido Republicano es solo una persona

Por análisis de Stephen Collinson

(CNN) — Si la cura para los problemas políticos del presidente Donald Trump es que haya más Trump, la Convención Nacional Republicana de esta semana será un éxito rotundo.

El mandatario se presentará cada noche de la convención, no solo la última noche como es tradición. Y cuando no esté siendo el foco de atención, uno de sus familiares estará en el escenario o esperando entre bastidores. Esa ubicuidad alimentará sus ansias de atención y deleitará a sus seguidores. Pero parece poco probable que las horas de Trump TV recuperen a los republicanos moderados e independientes desilusionados, y contribuirán directamente con las afirmaciones demócratas de que la obsesión de Trump con él mismo y su negativa a escuchar empeoran las crisis.

Un asesor de campaña de Trump le dijo a Jim Acosta, de CNN, que los asistentes están cuestionando la decisión del presidente de comparecer todas las noches de la convención. El asesor dijo que el efecto de que Trump esté en el centro de atención cada noche le quitará el drama que debería construirse para la última noche de la convención.

«La gente está cansada de oponerse al presidente. Por eso hablará todas las noches», dijo el asesor. «Simplemente no puede soportar que la atención vaya a otro lugar que no sea él», agregó.

La convención virtual demócrata tranquila, la semana pasada, levantó las expectativas para el show de Trump, entre otras cosas porque él presentó a su oponente Joe Biden de antemano como torpe y senil, y luego criticó la convención como aburrida. Trump quiere un espectáculo más espontáneo, pero cualquier falla en la actuación en vivo se sumará a su reputación de caos y mala gestión.

¿Cuál es la posición política de los demócratas expresada en su Convención? Andrés Oppenheimer lo analiza 2:30

Aun así, los republicanos tienen una oportunidad: pueden hacer un mejor trabajo que los demócratas para resaltar la ira y la privación económica de las comunidades de clase trabajadora devastadas por la globalización y una revolución tecnológica que destruyó los trabajos obreros. La campaña de Trump promete los testimonios de estadounidenses regulares cuyas vidas mejoraron por las políticas del presidente. Pero tendrá un gran desafío para lograr que su respuesta al coronavirus –que ha matado a casi 180.000 estadounidenses, hasta ahora, bajo su mandato– se perciba como un gran éxito, en momentos en que Biden promete una salida para esta pesadilla.

Y dado que no puede ganar el concurso de personalidad, Trump necesita encontrar una manera de reducir los números de los demócratas moderados de alguna manera. Prepárense para historias de «socialistas» radicales, liberales que quieren cerrar la economía, abolir los suburbios (blancos), apoderarse de las armas de los estadounidenses, abrir las fronteras a los inmigrantes merodeadores y rendirse a los extranjeros.

Aun así, su equipo promete un festival de optimismo y buenas sensaciones, después de quejarse de que la gran semana de Biden, quien prometió sacar a Estados Unidos de la oscuridad de la crisis hacia la «luz», fue sombría y negativa.

El asesor sénior de la campaña de Trump Jason Miller prometió un «gran mensaje alentador» del presidente en «Meet the Press», de NBC, el domingo, después de que el comandante en jefe prometiera un enfoque «positivo» en Fox,News, el sábado. Los estadounidenses conocerán a conciudadanos que se han beneficiado de las políticas de Trump, según la campaña del presidente.

Sin embargo, no está claro cómo ese ambiente encaja con el mensaje ardiente de Trump de una tierra acosada por ciudades en llamas, suburbios bajo asedio y a punto de ser invadidos por «fascistas» de izquierda en una elección que, dice, será la más corrupta de la historia sin proporcionar evidencia que lo respalde.

El presidente también participará en la convención después de hacer afirmaciones, en las redes sociales, de que los buzones para votar del Servicio Postal de Estados Unidos no están «desinfectados de covid» y son un «desastre para la seguridad de los votantes «. La afirmación llevó a Twitter a etiquetar un tuit de Trump por hacer «afirmaciones de salud engañosas que podrían disuadir a las personas de participar en la votación».

La apertura de la convención, este lunes, competirá por la atención con una gran historia en Washington: el testimonio del director general del Servicio Postal, Louis DeJoy, ante una comisión de la Cámara de Representantes. Los demócratas sostienen que las reformas en el servicio y los movimientos de personal en el correo responden a la presión política de Trump sobre una de las instituciones más queridas de Estados Unidos, diseñada para ralentizar la votación por correo en un momento en que los votantes desean evitar los lugares de votación durante la pandemia.

El anuncio de plasma tras la presión de Trump

FDA aprueba tratamiento de plasma contra el covid-19 9:54

No sería una sorpresa si la convención de Trump ofrece a los estadounidenses una imagen muy optimista e inexacta de la peor crisis de salud pública en un siglo.

Alimentando nuevos temores de interferencia política en la ciencia clínica, Trump realizó el domingo un gran anuncio previo a la convención para saludar la autorización de uso de emergencia por parte de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) del tratamiento con plasma convaleciente para pacientes con covid-19.

La decisión de la FDA del domingo se produjo días después de que el mandatario acusara a elementos del «estado profundo» en la agencia de retrasar las aprobaciones para dañar sus esperanzas de reelección. La terapia, elaborada a partir de sangre de personas que se han recuperado de covid-19, se ha mostrado prometedora, pero no hay datos clínicos aleatorizados sobre su eficacia.

Trump también ha predicho que una vacuna –que sus colaboradores creen que podría mejorar sus posibilidades de un segundo mandato– estará disponible para el día de las elecciones o poco después, una proyección mucho más optimista que la línea de tiempo de la mayoría de los científicos y expertos farmacéuticos.

El presidente entra en la convención detrás de Biden por nueve puntos en la encuesta de encuestas de CNN a poco más de dos meses del día de las elecciones. Por lo tanto, debe usarla como trampolín para recuperar a los votantes que se pusieron de su lado en 2016 y que ahora parecen estar cansados del drama y la confusión de su presidencia.

Una forma de hacerlo sería concentrarse fuertemente en los estadounidenses de clase trabajadora cuyo enojo al ver desaparecer sus trabajos por la globalización y la revolución tecnológica se convirtió en una furia contra las élites y los políticos del establishment, que fue hábilmente canalizada por el presidente hace cuatro años.

Es probable que Trump también afirme haber construido la mayor economía estadounidense de la historia, antes de que cayera por el confinamiento a raíz del covid-19, haber terminado con la corrupción en Washington para enfrentarse a una China cada vez más beligerante y haber restaurado el respeto por Estados Unidos en el mundo. Todos estos logros implican una desinformación significativa, desinformación que fue compañera constante de una presidencia consumida por el escándalo que incluyó un juicio político.

En otra señal del orgullo que siente su equipo por alterar el decoro y su voluntad de politizar la maquinaria del Estado, el secretario de Estado, Mike Pompeo, se dirigirá a la convención desde Israel, ignorando la tradición de que el principal diplomático de la nación evite la actividad política durante las convenciones.

¿Es más Trump la respuesta?

En la lista de oradores de la convención hay muchos miembros de la familia Trump, incluidos sus hijos Donald Trump Jr. y Eric, sus hijas Tiffany e Ivanka y la primera dama, Melania Trump. El vicepresidente Mike Pence tiene previsto hablar el miércoles. Pero hay dudas sobre si una lista conformada por las estrellas de los programas de opinión conservadores es la mejor manera de ganarse a los republicanos moderados y a los independientes que se han resentido con el liderazgo de Trump.

Y él no ha sido precisamente tímido durante su presidencia. Si el antídoto para sus preocupaciones políticas actuales es una mayor omnipresencia del presidente, aún no ha comenzado a funcionar.

Anthony Scaramucci, exdirector de comunicaciones de la Casa Blanca, advirtió el domingo en «State of the Union», de CNN, que la estrategia de cubrir la convención con una presencia incesante de Trump podría ser contraproducente.

«Él piensa que todo se trata de él, él todo el tiempo. El narcisismo clásico es aniquilar a todos los que te rodean y luego mostrarles a todos que puedes hacerlo todo solo, puedes hacerlo tú mismo», dijo Scaramucci.

CNN informó el viernes que Trump estuvo a toda marcha en las últimas semanas con el objetivo de montar un show que sorprenderá y deleitará a los espectadores y será mucho más espectacular que el evento virtual presentado por los demócratas, la semana pasada.

El hecho de que estuviera tan concentrado en planificar un espectáculo que lo glorifique a él mismo en un momento en el que un promedio de 1.000 estadounidenses mueren cada día por la pandemia –una pandemia que una vez él dijo que simplemente «desaparecería»- es una reveladora visión de las verdaderas prioridades del presidente.

Podría transmitir el mensaje central enviado por los demócratas, la semana pasada, de que a Trump solo le preocupan sus propias ambiciones políticas en lugar de la salud y el bienestar emocional de una nación sumida en una crisis.

«Donald está a favor de Donald»

Haciéndose eco en los oídos del presidente a medida que entra en la convención esta semana están las afirmaciones de su hermana Maryanne Trump Barry, quien dijo que «Donald está a favor de Donald» y es propenso a la crueldad y la falta de preparación, en extractos de audio obtenidos por CNN, sobre los que reportó por primera vez The Washington Post.

El hecho de que tales comentarios, hechos en una conversación grabada en secreto por su sobrina Mary Trump, no sorprendan a nadie muestra otro de los desafíos del presidente en la semana que comienza. Si la elección se convierte en una cuestión de carácter, Trump tendrá que luchar para igualar la empatía y la humanidad de Biden, desarrolladas en una vida marcada por tragedias personales que debió superar y que ahora promete desplegar para sanar a Estados Unidos.

La incapacidad de Trump de ofrecer apoyo emocional ha quedado expuesta durante la pandemia en la que ha declarado victorias prematuras sobre la peor crisis de salud pública en más de un siglo.

Sciutto: Trump toma decisiones más por accidente que por plan 4:15

Asesores han dicho a CNN que los primeros borradores del discurso de aceptación del presidente, el jueves, reflejan la retórica de la tierra arrasada, de su primera convención de 2016 y de su discurso del 3 de julio, en el Monte Rushmore, en el marco del Día de la Independencia, que se celebró el 4 de julio. El plan es marcar a Biden y su compañera de fórmula, la senadora de California Kamala Harris, como la puerta de entrada a una era de extremismo que destruirá los valores estadounidenses.

Este enfoque de guerra cultural impulsó la respuesta de Trump a las protestas de Black Lives Matter, después de la muerte de George Floyd, en las que el presidente calificó las marchas multirraciales -en medio de un despertar nacional- como una amenaza para la herencia estadounidense (blanca) y aprovechó los estallidos reales de violencia y los exageró al convertirlos en una amenaza al orden público que, según él, está inundando el país.

«Si quieres tener una visión de tu vida bajo la presidencia de Biden, piensa en las ruinas humeantes de Minneapolis, la violenta anarquía de Portland, las aceras ensangrentadas de Chicago e imagina el caos llegando a tu ciudad y a cada una de las ciudades de Estados Unidos. No vas a tener ley y orden», dijo Trump, la semana pasada, en un acto de campaña en Pensilvania.

Es probable que tales argumentos apelen fuertemente a la base del presidente. Pero la convención podría establecer si los votantes que no están fuertemente comprometidos con Trump comparten esos sentimientos y quieren prolongar su era de desorden y división.