CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Los casos de covid-19 podrían explotar después del Día del Trabajo: depende de nosotros detenerlo

Por Sandee LaMotte

(CNN) — Llegó el Día de los Caídos. Lo celebramos. Salimos de nuestros asfixiantes hogares a pesar de los riesgos, ansiosos por ver los lugares, la familia y los amigos que habíamos anhelado durante esas sofocantes semanas de aislamiento.

Luego pagamos el precio. Aproximadamente dos semanas después, luego de que el virus se incubó, los casos de covid-19 aumentaron, con 4 millones de casos acumulados más desde el Día de los Caídos. El incremento encendió una tendencia al alza contra la que hemos luchado desde entonces.

El feriado del 4 de julio no ayudó, esa fue otra excusa para lanzar la precaución a los cielos. Para entonces, las ciudades y los estados también estaban levantando restricciones. Un error se alimentó de otro, con trágicas consecuencias.

Hasta el martes 1 de septiembre, había al menos 6.073.840 casos en total y más de 184.664 muertes en Estados Unidos.

«A los estadounidenses les encanta viajar y las personas padecían fatiga pandémica», dijo el pediatra Dr. David Rubin, que dirige PolicyLab, un centro de investigación y políticas públicas del Children’s Hospital of Philadelphia que rastrea los casos de covid-19 en comunidades de todo el país.

publicidad

«Hubo restricciones laxas en torno al uso de máscaras», opinó Rubin. «Todo ello creó un entorno muy acogedor para que este virus se transmita».

¿Será el Día del Trabajo diferente? Eso, dicen los expertos, depende completamente de nosotros.

«Me preocupa el Día del Trabajo porque la gente puede tener la impresión de que los casos están bajando», afirmó el epidemiólogo Ali Mokdad, profesor de ciencias de métricas de salud en el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington.

«A pesar del hecho de que el covid-19 es ahora la tercera causa principal de muerte, la gente todavía duda de que tengamos un problema. Pueden pensar que están fuera de peligro y se comportan como lo hicieron durante el Día de los Caídos», dijo Mokdad, quien dirige un base de datos de seguimiento de muertes por covid-19, uso de máscaras y distanciamiento social.

«Usamos el Día del Trabajo como una forma de tomarnos el día libre, pero desafortunadamente el virus no lo hace», expresó la epidemióloga Jennifer Nuzzo, investigadora principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud.

«Cuanto más viajamos, más interactuamos con la gente, más oportunidades hay de exposición», dijo Nuzzo, quien es la epidemióloga principal en el rastreador de transmisión covid-19 en el Centro de Recursos de Coronavirus del Hopkins.

«Es realmente mejor que tratemos de limitar nuestro movimiento tanto como sea posible».

Cuidado con las reuniones familiares

«Observamos mucha evidencia de que la transmisión ocurre en fiestas más pequeñas impulsadas por familias», afirmó Beth Blauer, directora ejecutiva de los Centros para el Impacto Cívico de la Universidad Johns Hopkins. Ella es parte del equipo que rastrea los datos de transmisión de covid-19 de EE.UU. en el Centro de Recursos de Coronavirus de la institución.

Sí, son esas fiestas de cumpleaños y graduación, reuniones de fin de semana, barbacoas en el patio trasero, reuniones familiares y bodas que pensamos que eran seguras. Las repercusiones pueden extender y ser mortales.

Una boda y una recepción en Millinocket, Maine, el 7 de agosto infectó a 134 personas en las últimas tres semanas y media. Solo 56 de los casos fueron de personas que asistieron al evento, sin embargo, el virus se propagó 160 kilómetros a un hogar de ancianos y 354 kilómetros a una cárcel del condado.

«Lidiamos con un tubo gigante de brillantina. Abres un tubo de brillantina en tu sótano y dos semanas después estás en el ático y todo lo que encuentras es brillantina y no tienes idea de cómo llegó allí», dijo el Dr. Nirav Shah, director Prevención y Control de Enfermedades en el Maine Center, en una conferencia de prensa.

«Así es el covid-19. Abres brillantina en Millinocket y lo siguiente que sabes es que encuentras rastros de ella en un complejo carcelario en el condado de York. Es emblemática la rapidez, el silencio y la eficiencia con la que se puede propagar».

El brote ya cobró una vida.

«Una mujer que ni siquiera asistió a la boda o la recepción, sino que simplemente interactuó con otra persona que asistió … perdió la vida a causa de este virus», dijo la gobernadora de Maine, Janet Mills.

«Una persona, un contacto puede encender un fósforo y encender un fuego que tal vez no podamos apagar».

Reaperturas de colegios y universidades

«Este virus se transmite bien en lugares cerrados con mucha gente», dijo Rubin. «Y si piensa en los lugares donde este virus realmente no ha tenido su oportunidad todavía, es en los campus universitarios y en los edificios escolares.

«El 4 de julio y el Día de los Caídos les dirían que deberíamos estar preocupados por el Día del Trabajo y con la apertura de escuelas, para mí, es un golpe de uno, dos», agregó Rubin.

Los planes para que las escuelas que abrieron a principios de agosto funcionen sin problemas se han visto afectados por el virus en numerosos distritos. En el condado de Cherokee, Georgia, por ejemplo, unos 260 estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria y ocho maestros fueron puestos en cuarentena solo durante la primera semana de clases.

Hasta ahora, las universidades se han visto especialmente afectadas. La Universidad de Alabama informó más de 500 casos de covid-19 solo seis días después de que comenzaran las clases; otros 224 ocurrieron en la Universidad de Kentucky. Un aumento similar provocó que tanto la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill como la Universidad de Notre Dame detuvieran las clases presenciales a los pocos días del inicio del año escolar.

Gran parte del aumento ha sido impulsado por fiestas fuera del campus y la falta de medidas de seguridad por parte de los estudiantes, indicaron las autoridades. La Universidad Estatal de Ohio suspendió temporalmente a 228 estudiantes cuando violaron las regulaciones de covid-19 de la universidad sobre socialización.

«Es posible que los jóvenes de 20 años no teman particularmente a este virus; ven las cifras de muertes y saben quiénes suelen verse afectados por él», afirmó Nuzzo.

«Tenemos que entender lo que es tener esa edad», agregó. «En ese momento de la vida, lo más importante para ti son probablemente tus amigos y tus interacciones sociales. Así que tenemos que aceptar eso. Así es como va a ser».

Ryan Jenkins, estudiante de último año de la Universidad Estatal de Iowa, capturó esa actitud en video durante las fiestas «8:01» en todo el campus de ISU. Una tradición de Iowa, los estudiantes comienzan a beber a las 8:01 a.m. el sábado antes de que comiencen las clases.

«Es esencialmente una fiesta en todo el campus y es, sin duda, el evento social más grande de todo el año», explicó Jenkins, y agregó que ha asistido en el pasado.

«Solo tenía que grabarlo porque hacemos historia en este momento y quería asegurarme de que la gente viera lo que estaba pasando».

En la Universidad Estatal de Iowa, los estudiantes se reúnen en multitudes para una fiesta de «8:01». CNN oculta los rostros para proteger la identidad de las personas.

El video muestra una gran cantidad de estudiantes reunidos en multitudes apretadas en todo el campus. Pocos usaban máscaras.

«F ** k coronavirus», le dijo un grupo de estudiantes a Jenkins. «Personalmente creo que es un engaño», comentó otro estudiante. «Creo que cuando Trump sea reelegido, se acabará».

«Sí», asintió su amigo, y agregó: «Si lo tuvierajenkins, sobreviviría».

Jenkins publicó su video en su sitio web personal; hasta ahora ha obtenido más de 32.000 visitas, junto con algunos comentarios exasperantes de compañeros de estudios.

«Me vuelve loco», dijo Jenkins. «La gente dice que solo 150 niños de nuestra edad, desde el grupo demográfico de 18 a 24 años, han muerto por ello.

«Y sabes, 150 personas es mucho. No sé por qué la gente no entiende eso», agregó, levantando la voz. «Esas son vidas que tienen recuerdos, familia, aspiraciones, sueños … se han ido, ya sabes, nunca volverán».

Jenkins espera que los funcionarios de ISU vean el comportamiento que capturó en video y tomen más medidas para preservar vidas. Solo en la primera semana de clases, 130 estudiantes, profesores y personal dieron positivo, lo que representa una tasa de positividad extremadamente alta del 13,6%. La tasa subió al 28,8% en la segunda semana de clases.

Para poner eso en perspectiva, en mayo, la Organización Mundial de la Salud recomendó mantener un área por debajo del 5% de tasa de positividad durante al menos dos semanas antes de considerar la reapertura.

«Solo se necesita es un ser querido desafortunado, un abuelo, un padre para entenderlo y las probabilidades de que no estén a su favor y mueran por ello», dijo Jenkins.

«Entonces, tan pronto como se contagian, es tu culpa, ¿sabes? Entonces, ¿valió la pena salir ese día y posiblemente arriesgarte a contraerlo?»

Reconsidera traer los estudiantes a casa

La explosión de covid-19 en los campus debería hacer que los padres lo piensen dos veces antes de permitir que sus hijos regresen a casa de la universidad durante el Día del Trabajo, o cualquier otro día en el que den positivo, dicen los expertos.

«Una opción es simplemente no volver a casa», dijo Rubin, y agregó que PolicyLab aconseja a las universidades con nuevos casos de covid-19 que pongan en cuarentena a los estudiantes en el campus en lugar de en casa.

«Ponerlos en aviones y enviarlos a casa con sus padres no tiene sentido», dijo Rubin. «Creo que la gente debe tener cuidado».

La Dra. Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca, envió un mensaje directamente a los estudiantes universitarios en una conferencia de prensa reciente.

«Para los estudiantes universitarios, por favor aíslate en tu universidad», afirmó Birx. «No regreses si eres positivo, contagias el virus a tu familia, tías, tíos, abuelos».

Rubin está especialmente preocupado por otros días festivos más centrados en la familia, como Acción de Gracias y Navidad.

«No se trata de si vas a mantener a tus hijos en la escuela», señaló. «Definitivamente se van a casa para el Día de Acción de Gracias. Y podría ser justo en un momento en el que estamos viendo una gran cantidad de transmisión (que puede) sembrar infecciones entre generaciones».

Las universidades y los padres que intentan cambiar la mala conducta juvenil deben tener en cuenta su necesidad de actividades sociales y estar juntos y evitar ser duros o críticos en el mensaje, dicen los expertos.

«Simplemente avergonzar a ese grupo de edad no nos llevará a donde necesitamos estar. Eso solo conducirá a la fiesta a la clandestinidad donde no podemos verla», considera Nuzzo.

«Y todavía tendremos el aumento de casos que no queremos, pero el rastreo de contactos y otras intervenciones serán mucho más difíciles de ejecutar si no sabemos qué está pasando», agregó Blauer.

Si podemos dirigir el mensaje a cosas que son importantes para los estudiantes universitarios, eso ayuda, aseguró Mokdad de IHME.

«Cuando hablo con los jóvenes, les digo: ‘Si quieres tus partidos de fútbol, ​​tienes que hacer distancia social. Si quieres ver fútbol americano universitario, tienes que usar una máscara. Ese es el tipo de cosas que les interesan», dijo Mokdad.

Y los padres deben ser modelos a seguir, dicen los expertos, al adherirse a las pautas de distanciamiento social: máscaras en todo momento, a 2 metros o más de distancia, lavarse las manos con frecuencia y evitar grupos que no estén en una pequeña «burbuja» de cuarentena.

Pero los datos en muchas partes del país muestran que eso no sucede en los niveles necesarios para reducir el virus, dicen los expertos.

«Es realmente difícil para nosotros pensar en estar con nuestras mamás y papás o nuestros abuelos, usar una máscara y mantener esa distancia y no recibir ese abrazo», indicó Nuzzo. «Esa podría ser una de las razones por las que vemos algo de esto impulsado en los datos».

Evitar cualquier reunión familiar o social fuera de las personas en su «burbuja» de confianza durante el Día del Trabajo es el mejor curso de acción.

Pero si debes reunirte, estas son algunas de las formas más seguras de hacerlo, según Mokdad y otros expertos:

  • Primero, obtén una prueba de covid-19 para asegurarte de que seas negativo.
  • Luego, aíslate durante dos semanas para asegurarte de mantenerte libre del virus.
  • Reúnete con otras familias o miembros de la familia afuera, no en interiores.
  • Haz planes para permanecer afuera si hace mal tiempo, «o súbete a tu automóvil y ve a casa», señaló Mokdad.
  • Usa mascarillas en todo momento cuando no comas.
  • Mantén las unidades familiares separadas por al menos 2 metros o más.
  • Asegúrate de que las mesas, la comida, los condimentos, los utensilios para comer y los contenedores de basura también estén separados.
  • Haz que cada familia traiga su propia comida.
  • Si comparten alimentos, sepáralos con anticipación en recipientes pequeños para porciones individuales.

Por supuesto, los momentos peligrosos son cuando la gente entra al baño o a la cocina para preparar o reponer alimentos o bebidas. Las familias deben planificar esos eventos con anticipación, recomendó Mokdad, y comunicar los protocolos de seguridad a todos los invitados.

«Si traes comida, asegúrate de traerla por separado», dijo. «Dile a tu amigo o familiar: ‘Cuando vengas, espera en el auto, yo la descargaré y la pondré en la olla o en la mesa. Entonces puedes entrar al patio.

«Podemos asar, pero solo uno de nosotros asa la carne», comentó Mokdad, agregando estos consejos:

  • Coloca la carne en un lugar donde una persona pueda agarrarla y asarla.
  • No socialices en la parrilla.
  • Coloca la carne a la parrilla en platos separados, luego aléjate
  • Pídele a la gente que venga a buscar un plato de uno en uno.

«Tenemos que tener mucho cuidado», afirmó Mokdad. «Hasta que no obtengamos una vacuna, tenemos que cambiar nuestra forma de vida, crear una nueva forma de hacer negocios, una nueva forma de socializar».

«La única manera que puedo recomendarle que se comporte es asumir que de hecho está infectado», agregó. «Hacerlo de esta manera envía un mensaje claro a nuestros hijos, a nuestros adolescentes». Tenemos que ser modelos a seguir para sobrevivir a este virus con menos daño y mantener nuestra economía en marcha».

Amanda Jackson de CNN contribuyó a este informe.