CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empleo

OPINIÓN | Los compañeros de trabajo deben respetar, y no resentir, las reglas laborales flexibles para los padres

Por Kara Alaimo

Nota del editor: Kara Alaimo, profesora asociada de relaciones públicas en la Universidad de Hofstra, es la autora de «Pitch, Tweet or Engage on the Street: How to Practice Global Public Relations and Strategic Communication». Fue vocera de Asuntos Internacionales en el Departamento del Tesoro durante el gobierno de Barack Obama. Síguela en Twitter @karaalaimo. Las opiniones expresadas en este comentario son únicamente las del autor. Ver más opiniones en CNNe.com/opinion.

(CNN) — Dado que la mayoría de los niños estadounidenses regresan a la escuela de forma remota este otoño boreal, algunos padres enfrentan un nuevo desafío. Además de la dificultad de trabajar mientras cuidan a los niños, supervisan la educación de sus hijos y tratan de proteger a sus familias de un virus mortal, algunos ahora deben lidiar con el desprecio de sus propios colegas.

Un artículo del New York Times informó que algunas personas que no son padres y que trabajan para empresas de tecnología se quejan en voz alta de que es injusto que sus compañeros de trabajo que tienen hijos obtengan más tiempo libre para brindar cuidados, ya que los deja haciendo más trabajo. En un ejemplo, a los padres en Facebook se les han ofrecido hasta 10 semanas de licencia pagada para cuidar a niños cuyas escuelas o guarderías están cerradas. Más de 2.000 empleados votaron para preguntarle a Sheryl Sandberg, durante una transmisión en vivo de la compañía, sobre más apoyo para los no padres, lo que provocó discusiones digitales entre padres y no padres sobre el tema. Según el New York Times, cuando se le presionó nuevamente, más tarde en la transmisión en vivo, Sandberg agregó que Facebook ha tratado de ser inclusivo al diseñar sus políticas y una vocera le dijo al Times que la compañía ha agregado más apoyo para todos los empleados durante este momento desafiante.

Esto es indignante. Los que no son padres, que se quejan de tales políticas, pueden no haber considerado que retener dicho apoyo a los padres sería realmente peligroso. Si los padres no pueden tomarse un tiempo libre mientras ahora son en gran parte responsables del cuidado y la educación de los niños, deben dejar a sus hijos solos o contratar servicios de cuidado de niños en el hogar. Por supuesto, el cuidado infantil en persona es prohibitivamente costoso para muchas familias y es extremadamente difícil de encontrar ahora en medio del aumento de la demanda, en parte porque las restricciones de visa del gobierno de Trump impiden que nuevas au pairs ingresen al país.

Además, ambas opciones presentan problemas de seguridad. La atención personal por parte de personas que no sean los padres reducirá el distanciamiento físico, contribuyendo potencialmente a la propagación continua de la pandemia y prolongando la cantidad de tiempo que nos lleve a todos volver al trabajo por completo. Por otro lado, no vigilar a los niños con atención es extremadamente peligroso. Según la Academia Americana de Pediatría, la mayoría de las lesiones en los niños ocurren cuando sus padres están bajo estrés.

publicidad

Entonces, seamos claros: puede haber peligros para los niños cuando sus padres no tienen la flexibilidad de sus empleadores para cuidarlos. Durante esta pandemia, la mayoría de nosotros estamos haciendo cosas desagradables todos los días, en gran parte para proteger a las personas que nos rodean, como distanciarnos físicamente y usar mascarillas. Hacer frente a que los padres trabajen un poco menos es otra cosa que todos debemos hacer para superar colectivamente esta pandemia.

Los que no son padres también deben considerar que usar el tiempo de licencia para cuidar niños es exactamente lo opuesto a tomar vacaciones. Según el New York Times, un integrante del personal de Twitter fue criticado por tomar una licencia, a pesar de que, como señalaron otros empleados que acudieron en defensa de los padres, cuidar niños las 24 horas del día, ciertamente, no es algo que voluntariamente elegirían hacer.

Por ejemplo, obtuve tres títulos de posgrado mientras trabajaba a tiempo completo en puestos exigentes, incluso como vocera del Departamento del Tesoro en el gobierno de Obama. Durante un momento particularmente estresante en ese trabajo, en el que pasé mucho tiempo en aviones, no dormí en una cama durante una semana entera. Pero nada de eso fue tan agotador como ser padre en solitario durante esta pandemia, especialmente durante el mes en que mi esposo, que es médico, nos puso en cuarentena, a mi hija pequeña y a mí, mientras trataba a pacientes con coronavirus. El hecho de que los padres se las hayan arreglado para mantenerse al día con el trabajo es nada menos que heroico.

Por supuesto, las personas sin hijos también se enfrentan a circunstancias desgarradoras. Muchas personas solteras están experimentando una soledad extrema después de pasar seis meses aisladas de los demás. También necesitan el apoyo de sus colegas y empleadores. Y es fundamental que las empresas se aseguren de que las personas que no son los padres no estén completamente abrumadas con trabajo adicional mientras otros colegas están de licencia.

Pero la solución no es hacer que los padres trabajen más, es darse cuenta de que los negocios simplemente no pueden continuar como de costumbre en condiciones de pandemia, por lo que algunos proyectos pueden simplemente requerir más tiempo personal o repensarse.

Seis meses después de una pandemia que ha dejado a las mamás y los papás en la posición imposible de tratar de cuidar a los niños mientras trabajan simultáneamente desde casa, los padres estadounidenses ya están abrumados por el estrés. Como le dijo al Times un sociólogo que ha estado entrevistando a los padres sobre sus experiencias, «ha habido mucho llanto durante las entrevistas». Lo último que merecemos es la censura de otras personas por mantener con vida a nuestras familias.