CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Barr dice que los pedidos de órdenes de confinamiento por coronavirus son la «mayor intrusión en las libertades civiles» además de la esclavitud en la historia de EE.UU.

Por Katelyn Polantz, Christina Carrega

(CNN) — El secretario de Justicia, William Barr, sugirió, el miércoles, que los llamados a órdenes de confinamiento nacional para prevenir la propagación del nuevo coronavirus eran la «mayor intromisión en las libertades civiles» en la historia «aparte de la esclavitud».

Los comentarios se produjeron minutos después de que criticara a los cientos de fiscales del Departamento de Justicia que trabajan a su cargo. Los comparó con niños en edad preescolar, en defensa de su propia toma de decisiones políticamente ajustada en la administración Trump.

Al dirigirse a la celebración del Día de la Constitución, organizada por Hillsdale College, el anfitrión del evento le pidió a Barr que explicara los «obstáculos constitucionales para prohibir que una iglesia se reúna durante la pandemia de covid-19».

La pregunta llevó a Barr a una respuesta de cuatro minutos en la que dijo que los gobernadores estatales estaban usando sus poderes ejecutivos para impedir que los ciudadanos y las empresas regresaran al trabajo.

William Barr: Se debe confiar en resultados electorales 1:10

Barr no está de acuerdo con las órdenes de confinamiento

«Sabes, poner una orden de confinamiento nacional, órdenes de permanecer en casa, es como un arresto domiciliario. Aparte de la esclavitud, que era un tipo diferente de restricción, esta es la mayor intromisión en las libertades civiles en la historia de Estados Unidos», dijo Barr mientras una ronda de aplausos vinieron de la multitud.

publicidad

El covid-19 ha cobrado un precio mensurable en las minorías, incluidas las personas negras, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

En las últimas semanas, Barr ha adoptado una postura mucho más agresiva defendiendo las políticas del gobierno de Trump. Entre ellas, sugiriendo que votar por correo no es seguro, atacando la investigación de Mueller sobre la intromisión rusa en las elecciones de 2016 y criticando a los gobernadores por su respuesta al nuevo coronavirus.

«La mayoría de los gobernadores hacen lo que siempre hacen los burócratas, que es … desafiar el sentido común», dijo Barr. «Tratan a los ciudadanos libres como bebés que no pueden asumir la responsabilidad de sí mismos y de los demás».

«Tenemos que darle una oportunidad a la gente de negocios, decirles cuáles son las reglas, conoces las mascarillas, qué regla de las mascarillas, tenías este mes», dijo. «Y Luego dejar que intenten adaptar su negocio a eso y tendrás ingenio y la gente al menos tendrá la libertad de intentar ganarse la vida», agregó.

William Barr: No hay investigación contra Obama ni Biden 1:37

Crítica a los fiscales

Barr ha enfrentado un inmenso rechazo de los empleados del Departamento de Justicia e incluso de los abogados de base del Departamento desde el cierre de la investigación de Mueller. Muchos lo critican por influir en los casos de una manera que socava las políticas legales de larga data.

El miércoles, arremetió con críticas y los comparó con niños en edad preescolar.

«Nombra una organización o institución exitosa donde las decisiones de los empleados de nivel más bajo se consideren sacrosantas. No las hay. No hay nadie que permita que los miembros de menos rango establezcan la agenda», dijo Barr durante su discurso.

«Podría ser una buena filosofía para un preescolar Montessori, pero no es una forma de administrar una agencia federal», agregó el secretario de Justicia  .

Es probable que los comentarios inflamen las relaciones ya tensas entre el liderazgo del Departamento de Justicia designado políticamente en Washington y los fiscales de carrera en todo el país que sirven a través de múltiples presidencias.

«Retórica alarmista»

Notablemente, varios fiscales de carrera que no han sido nombrados en cargos en la Corte han presionado porque los deseos del presidente Donald Trump y Barr, estén por encima de la ley, dicen, como en el caso penal de Roger Stone.

En el discurso, Barr cuestionó cualquier crítica que haya recibido por «interferir» en los casos. El secretario de Justicia tiene la máxima autoridad, dijo.

«Estas personas son funcionarios del secretario de Justicia. Como digo, agentes del FBI, ¿de quién creen que son agentes?», preguntó Barr el martes. El secretario agregó que los fiscales de carrera también podrían estar influenciados por la política.

«Y yo digo, ‘¿En qué estoy interfiriendo exactamente?’ Cuando lo piensas bien, es la voluntad del miembro más joven de la organización que tiene alguna idea de que quiere hacer algo. ¿Qué hace que eso sea sacrosanto?».

«No tienen la legitimidad política para ser el rostro público de decisiones difíciles y carecen de la aceptación política necesaria para defender públicamente esas decisiones», explicó Barr.

El discurso se produce después de que Barr ha estado intensificando la retórica alarmista y politizada en una serie de entrevistas atacando a los demócratas en el marco de las elecciones.

«En resumen, el secretario de Justicia, los altos funcionarios del Departamento de Justicia y los fiscales estadounidenses son de hecho políticos. Pero son políticos en un sentido bueno y necesario», dijo.

Barr testifica ante el Congreso de EE.UU. 13:54

Investigación de Mueller

Barr también criticó al equipo de fiscales en la investigación de interferencia electoral rusa del fiscal especial Robert Mueller, e incluso pareció deslizarse en un comentario sobre uno de los defensores del derecho penal más respetados de la industria legal.

«Una vez más, la administración Obama, ya sabes, hizo que algunas de las personas que estaban en la oficina de Mueller escribieran sus reportes en la Corte Suprema. Así que tal vez eso explique algo», dijo el miércoles.

Mueller, un republicano de toda la vida, que dirigió el FBI durante 12 años, se convirtió en un objetivo de Trump y los conservadores antes y después de que terminara la investigación. Esto debido a que algunos de los principales fiscales de su equipo habían trabajado para los demócratas en el pasado.

El comentario de Barr, el miércoles, parecía referirse a Michael Dreeben, un abogado del Departamento de Justicia de muchos años que se desempeñó como el principal intérprete de política criminal para el equipo de Mueller. Dreeben es ampliamente considerado en la industria legal y en los pasillos del Departamento de Justicia como uno de los principales expertos en derecho penal del país. Se encuentra entre una clase de abogados de élite que ha argumentado más de 100 veces ante la Corte Suprema. Ahora está en la práctica privada.

«Sabes que Barr realmente ha perdido el control cuando se rebaja a atacar a personas como Michael Dreeben», tuiteó Andrew Weissmann, otro fiscal federal de alto rango durante mucho tiempo que dirigió la investigación de Paul Manafort en el equipo de Mueller.