CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

Rosh Hashaná: en un año lleno de locura pandémica y electoral, el Año Nuevo judío permite un tiempo para reflexionar

Por Ryan Prior

(CNN) — ¿Este año puede parar ya? Es un pensamiento alrededor del mundo mientras tratamos de lidiar con el covid-19, la cuarentena, los incendios forestales y los huracanes.

Ahora sí.

Rosh Hashaná, o Rosh Hashanah, en inglés, que marca el Año Nuevo judío, comienza el viernes 18 de septiembre. Incluso si no eres judío, es una forma de sumergirte en partes de estos rituales de renovación. Quizá Dios sepa que todos necesitamos una pequeña renovación ahora.

«Estoy encantada de que sea el momento de Rosh Hashaná», dijo Stacy Stuart, cofundadora de JewBelong. Es una organización con sede en Nueva York para judíos, no judíos y cualquiera que se haya sentido como un extraño en los eventos judíos.

«Se trata de cómo quieres limpiar tu alma para el Año Nuevo», dijo Archie Gottesman, cofundador de la organización.

Están organizando un evento virtual el viernes por la noche llamado «¡Pecados, estrellas y shofars!». Es un evento de una hora con historias, canciones y lecturas enfocadas en elevar a las personas y reparar las brechas y divisiones que enfrenta el mundo. Cuenta con una alineación de celebridades, incluido el senador estadounidense Cory Booker de Nueva Jersey, el comentarista político de CNN Bakari Sellers, la comediante Judy Gold y la actriz Alysia Reiner, de «Orange Is the New Black» de Netflix.

publicidad

«La gente ha estado estresada. Han estado aislados y enloquecidos», dijo el rabino Amichai Lau-Lavie, líder espiritual fundador de Lab / Shul NYC, una comunidad experimental para reuniones judías sagradas, que está organizando sus propios programas de fiestas virtuales, separada de JewBelong.

JewBelong resume las ansiedades de 2020 en su lema del evento: «¿Sientes que Dios nos debe una disculpa este año?».

Año Nuevo en septiembre

Rosh Hashaná, que significa «cabeza del año» en hebreo, es una celebración de dos días que marca el comienzo de las Altas Fiestas Judías cada otoño.

El Año Nuevo inaugura 10 días de arrepentimiento, también conocidos como Días de Pavor. Llevan a Yom Kipur, el Día de la Expiación, que este año es el domingo 27 de septiembre. A esto le sigue Sucot, de la Fiesta de los Tabernáculos, que conmemora cómo Dios protegió a los israelitas mientras deambulaban por el desierto en busca de la Tierra Prometida.

Rosh Hashaná comienza el viernes al anochecer, habitualmente con el sonido del shofar, el cuerno de carnero, un sonido tradicionalmente destinado a despertar a las personas de su letargo, o quizás en el caso de este año, de la cuarentena.

LEE: Un paramédico musulmán y otro judío hacen una pausa para rezar juntos. Otro momento inspirador en la crisis del coronavirus

«Estamos tratando de encontrar formas de reemplazar el sentimiento comunitario que (los feligreses) están perdiendo al no reunirse en persona», dijo el rabino Joshua Lesser, quien dirige la Congregación Bet Haverim en Atlanta.

Creó un grupo de Facebook llamado «Dreaming Up High Holy Days 2020», que ha reunido a más de 2.700 rabinos, cantores y laicos en una conversación sobre cómo adaptar las tradiciones judías a la pandemia actual. Ese grupo se ha convertido en un terreno vibrante para las ideas creativas.

Una forma en que la congregación de Lesser se está adaptando específicamente es creando cajas de fiestas altas para los feligreses. Incluyen velas navideñas, bocadillos de manzana, miel y cuadernos para que las personas anoten reflexiones mientras marcan las fiestas altas donde sea que estén.

Y han creado guías de bricolaje para las fiestas, que explican cómo crear un espacio sagrado dentro de la casa que incluye un altar improvisado e imágenes personales o tótems de importancia.

«No puedo imaginar que hubiera pensado de esta manera si los servicios hubieran sido como siempre», dijo Lesser.

Rabbi Joshua Lesser is distributing these "Shelter in Peace" boxes to his congregation during the Jewish high holiday season, since they cannot gather in person this year.

Cajas de «Refugio en paz» distribuidas por el rabino Joshua Lesser.

Rosh Hashaná, una fiesta de reflexión

Tradicionalmente, Rosh Hashaná se trata de reconocer dónde podríamos habernos quedado cortos el año anterior y cómo repararnos a nosotros mismos y al mundo en el próximo año.

«Se le invita a ser públicamente privado, a estar presente en público y decir ‘Estoy aquí para trabajar en mis cosas personales'», dijo Lau-Lavie. «Es cierto todos los años, pero es especialmente cierto este año dada la pandemia y el momento político».

Durante la temporada, ha inscrito a cientos en varios desafíos relacionados con lecturas espirituales y compromisos personales sobre temas que incluyen la justicia racial y la reforma migratoria.

«Estas son las preguntas que haces en terapia o con un coach o cuando sudas mucho en yoga», dijo Lau-Lavie. «¿Quién soy yo? ¿Quién quiero ser?».

JewBelong ofrece herramientas en línea para ayudar a guiar a las personas a través de sus propias reflexiones personales.

Seas o no judío, explicó, hay valor en el ejercicio espiritual y emocional de contemplar honestamente tus acciones este año y lo que más deseas de tu vida.

Una oportunidad para disculparse

Tal vez has estado peleando con alguien, descuidándolo o has sido deshonesto con los demás, contigo mismo o con el universo.

Los Altos Días Santos judíos son una oportunidad para pedir perdón, explicó Stuart.

La herramienta de JewBelong te permite escribir exactamente donde crees que no has dado en el blanco. Luego tienes la opción de enviarlo en un correo electrónico, tal vez a ti mismo o a la persona con la que deseas disculparte.

O puedes compartirlo en Facebook o Twitter, haciendo pública tu expresión personal de dolor o remordimiento para que toda la comunidad la vea.

Bota esos pecados

Un tema principal de Rosh Hashaná es la tradición de tashlich en la que las personas desechan simbólicamente sus pecados, a menudo arrojando bocados de pan en un cuerpo de agua que fluye.

«Los niños recuerdan haber arrojado pecados al río, o tal vez no recuerden nada más, pero van a hacer tashlich, que es arrojar sus pecados, lo recuerdan», dijo Stuart. «Los rituales físicos realmente duran».

Si encontrar un cuerpo de agua cerca es demasiado difícil, puedes usar tu bañera o lavabo, agregó Gottesman.

O puedes usar la herramienta virtual de JewBelong, que te permite ingresar aspectos de tu vida para mejorar. Los ejemplos pueden incluir fallas como los celos o los chismes, o más en general, tener miedo de probar cosas nuevas o encontrar defectos en el cuerpo de tu pareja.

Tashlich involves symbolically casting off the sins of the previous year by tossing pieces of bread or another food into a body of flowing water.

Tashlich.

La palabra en inglés «pecado» no es necesariamente la mejor traducción del concepto, explicó Lau-Lavie. Una mejor manera de pensar en ello podría ser examinar dónde estamos dando en el blanco en nuestras vidas y dónde no estamos a la altura de la mejor versión de nosotros mismos.

Incluye una oración de la rabino Rachel Barenblat:

«Estoy lista para dejar de lado mis errores. Ayúdame a liberarme de las formas en las que he perdido el blanco, quita mis problemas de mis hombros. El año pasado terminó, arrastrado como migas en una corriente. Abre mi corazón a la bendición y la gratitud. Renueva mi alma como el rocío renueva la hierba».

¿Cuál es tu legado?

Finalmente, la reflexión de Año Nuevo nos da la oportunidad de visualizar nuestro futuro. JewBelong creó una herramienta para lápidas y les pidió a las personas que escribieran lo que les gustaría haber escrito en su lápida, encapsulando el significado de su vida.

Podría ser tan simple como «Él acarició a cada cachorro» o «Ella siempre se tomó el tiempo para escuchar».

Entonces tienes la oportunidad de agregar lo que puedes hacer ahora mismo para comenzar a representar esa realidad.

LEE: Arrepentimiento, cortes de pelo, manzanas bañadas de miel y más. Lo que debes saber del Rosh Hashaná, el Año Nuevo judío (2019)

«Se trata de ‘¿Cómo quieres pasar tu vida?'», dijo Stuart. «Esto no es un ensayo».

Otra forma de entender el espíritu de Rosh Hashaná, para creyentes y no creyentes, es pensar en él como un autoanálisis riguroso de tu pasado, presente y futuro.

Lau-Lavie recomendó hacer una lista de hábitos de tu pasado que ya no te sirven, averiguar qué puedes hacer en el presente para corregir el rumbo y luego comprometerte a vivir mejor en el futuro.

«Es una invitación a la honestidad reflexiva», dijo. «El resultado final no es judío. El resultado final es humano».