CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Perú

Fiscalía de Perú detiene a 10 personas, incluidos 3 excolaboradores de Vizcarra, en una investigación por presunta corrupción

Por Jimena De La Quintana

(CNN Español) — El Ministerio Público de Perú detuvo el viernes a 10 personas como parte de una investigación de “presuntos delitos de corrupción” en la contratación del cantante Richard Cisneros por el Ministerio de Cultura entre 2018 y 2020, según informó la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios.

Entre los detenidos —que están sujetos a siete días de detención preliminar— se encuentran el propio Cisneros y tres excolaboradores cercanos del presidente Martín Vizcarra, la exsecretaria general del Palacio de Gobierno, Miriam Morales, una exsecretaria personal del primer mandatario, Karem Roca, y el excoordinador de Prensa y Comunicaciones de la casa de gobierno, Oscar Vásquez.

El caso de la Fiscalía se centra en los mismos contratos que derivaron en un frustrado pedido de destitución de Vizcarra en septiembre por el Congreso, pero es una investigación separada de la que aún mantiene abierta el parlamento. Los exfuncionarios de Palacio de Gobierno están incluidos en una investigación preliminar que, según informó la Fiscalía, en un comunicado, se centra en los presuntos delitos de «colusión agravada y alternativamente negociación incompatible».

El caso de Richard Cisneros

Detención de Richard Cisneros el 2 de octubre de 2020.

La Fiscalía dijo que el cantante Richard Cisneros fue detenido porque “habría sido favorecido con contrataciones directas innecesaria durante los años 2018 al 2020, como resultado de sus contactos y tratativas previas desde Palacio de Gobierno hacia el Ministerio de Cultura”. Según la Fiscalía, Cisneros fue contratado por servicios que no estarían justificados, “con un perfil direccionado y sin experiencia en contrataciones con el Estado y con montos contractuales que habrían sido sobrevalorados”.

En su testimonio ante la Comisión de Fiscalización del Congreso por el mismo tema, Cisneros aseguró que nadie le recomendó para que fuera contratado por el Ministerio de Cultura y negó tener cualquier relación con Vizcarra.

Al ser detenido en su casa por la Fiscalía, Cisneros dijo: “Siempre he confiado en Dios, soy inocente y lo voy a probar”. Juan Varillas, su abogado, señaló a CNN que el músico se declara inocente de los delitos que investiga la Fiscalía. Varillas apuntó que “no se puede decir que porque Cisneros no tenga títulos universitarios no cumplía con los requisitos exigidos por el Ministerio de Cultura, pues él es un artista con muchos años de experiencia”. También dijo que Cisneros no puede ser acusado del delito de colusión agravada pues este no puede ser imputado a una persona que no es un funcionario público.

Los cargos contra Morales y Roca

El abogado de Morales, Carlos Rodas le dijo a CNN que su detención era innecesaria pues ella ha colaborado en todo momento con la justicia. “Una medida de esta naturaleza está prevista y contemplada para imputados que rehúyen a la justicia”, aseguró. Rodas indicó que su defendida se declara inocente y reclamó que se respete el derecho de Morales a enfrentar la investigación en libertad.

Rodas detalló que Morales ha dado muestras de sometimiento a la investigación fiscal al presentar su renuncia al cargo de secretaria general de Palacio de Gobierno «con el fin de no estar en contacto con ninguna persona del despacho” que ocupaba. El abogado reveló que Morales presentó un escrito a la Fiscalía poniéndose a disposición de cualquier acto de investigación, incluyendo el registro de su vivienda.

Michael Remigio, abogado de Roca, también dijo que su defendida había colaborado con la justicia, pero CNN no ha podido contactarlo para que indique cómo se declara ella ante las acusaciones.

Francisco Núñez, quien defiende a Óscar Vásquez, dijo que este también se declara inocente y que «así va a quedar demostrado en el transcurso de la investigación».

Los nombres de Morales y Roca se volvieron familiares para el público desde que fueron convocadas por el Congreso como testigos en la investigación que llevó al pedido de destitución de Vizcarra por presuntamente mentir al Congreso y obstruir una investigación en contra suya. La moción de vacancia contra Vizcarra dice que él mintió al supuestamente no instruir a Morales, Roca y Vásquez, como lo había manifestado, para que brindaran la información requerida por el parlamento sobre las visitas de Richard Cisneros a Palacio de Gobierno.

El intento de destitución de Vizcarra

El intento de destitución fue rechazado por la mayoría del pleno del Congreso. Vizcarra dijo que no había cometido delito ni acto ilegal alguno. Morales renunció a su cargo en septiembre y Roca fue separada del suyo el mismo mes mientras Vizcarra enfrentaba una crisis política originada en una grabación presuntamente hecha en el área presidencial del Palacio de Gobierno.

En declaraciones a la prensa durante una actividad en Lima, el presidente Martín Vizcarra señaló el viernes que respetaba “las decisiones que se toman” pero que “no necesariamente” la compartía. Tras decir que respetaba la independencia de poderes, el mandatario dijo, refiriéndose a las detenciones, que “en el caso de esta investigación no encontramos la proporcionalidad para esta decisión que se ha tomado, pero igual la respetamos”.

El Ministerio Público justificó la medida de detención preliminar en “el peligro de obstaculización y fuga de los investigados, quienes estarían vinculados y tendrían contactos de alto nivel que podrían inferir y entorpecer la investigación preliminar en su contra, más aún, si están involucrados funcionarios de gobierno y poder político”.

La investigación sobre los contratos del Ministerio de Cultura con Cisneros continúa en el ámbito del parlamento.

Días atrás, al responder a una pregunta en el programa televisivo Cuarto Poder sobre qué ocurriría si la investigación concluyera que el primer mandatario incurrió en corrupción por los contratos con Cisneros, en la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, dijo: “El presidente Martín Vizcarra podría ser investigado en este caso; si hubiera evidencia tendríamos que denunciarlo”.