CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Secretario Barr pide a fiscales federales revisar acusaciones sin fundamento sobre irregularidades en votación

Por Evan Perez

(CNN) –– El secretario de Justicia de EE.UU., William Barr, recordó a los fiscales federales este lunes que deben revisar las acusaciones sobre irregularidades en la votación. Esto, antes de que los estados avancen para certificar los resultados de las elecciones en las próximas semanas. Sin embargo, el principal funcionario judicial no proporcionó ninguna indicación de que el Departamento de Justicia haya encontrado pruebas para respaldar la afirmación de fraude masivo que ha hecho el presidente Donald Trump sobre los comicios de la semana pasada.

Barr envió su petición a través de un memorándum. En él dijo que si bien «la mayoría de las acusaciones de supuesta mala conducta electoral tienen tal extensión que no afectarían el resultado de una elección y, por lo tanto, la investigación puede aplazarse adecuadamente, ese no es siempre el caso».

«Además, cualquier preocupación de que las acciones evidentes tomadas por el Departamento puedan afectar inadvertidamente una elección se minimizan en gran medida, si es que existen, una vez concluida la votación, incluso si la certificación de la elección aún no se ha completado», escribió.

La carta de Barr a los fiscales penales rompe un silencio de días que ha sido incómodo. Justamente, mientras Trump y sus abogados de campaña han ofrecido conferencias de prensa y han presentado demandas sin ninguna evidencia de fraude generalizado. Trump asegura que las irregularidades en la votación explican por qué quedó rezagado en los estados que necesitaría para ganar la reelección. También se ha negado a conceder la victoria al presidente electo Joe Biden.

Más detalles del memorándum enviado por Barr

Un funcionario de justicia dijo que nadie le pidió ni le ordenó a Barr que emitiera su memorándum.

El propósito del documento no está claro, pues los fiscales conocen sus responsabilidades de investigar el fraude electoral y otras irregularidades. Pero podría servir para darle al presidente una señal. Justamente, que Barr y el Departamento de Justicia trabajan en encontrar la evidencia que Trump y su campaña hasta ahora no han producido.

publicidad

Barr dijo a los fiscales en su memorándum este lunes: «Les autorizo ​​a presentar acusaciones sustanciales de irregularidades en la votación y de tabulación de votos, antes de que se realice la certificación de elecciones en sus jurisdicciones en ciertos casos, como ya lo he hecho en casos específicos».

«Si bien las acusaciones serias de fraude electoral deben manejarse con mucho cuidado, las afirmaciones engañosas, especulativas, fantasiosas o inverosímiles no deben ser una base para comenzar investigaciones federales», escribió Barr.

Algunos funcionarios de justicia han descrito a Barr como alguien obsesionado con la idea del fraude electoral en las últimas semanas. Él ha preguntado repetidamente sobre los esfuerzos de los fiscales para buscar signos de fraude, según los funcionarios de Justicia. También preguntó sobre la posibilidad de enviar funcionarios federales a los colegios electorales. Aunque le informaron que la ley federal prohíbe enviar funcionarios federales armados para vigilar las urnas.

Renuncia tras memorándum

El fiscal principal de delitos electorales del Departamento de Justicia renunció en protesta después de que el secretario Barr les dijo a los fiscales federales que deberían examinar las acusaciones de irregularidades en la votación antes de que los estados actúen para certificar resultados en las próximas semanas.

Richard Pilger, director de la rama de delitos electorales en la Sección de Integridad Pública del Departamento de Justicia, les dijo a sus colegas en un correo electrónico que el secretario de Justicia había emitido «una nueva política importante que deroga la Política de No Interferencia de cuarenta años para las investigaciones de fraude electoral en el período anterior a que las elecciones se certifiquen sin impugnación».

Pilger también envió el memorando a sus colegas en su carta de renuncia.

El correo electrónico de renuncia de Pilger no dejó en claro si planea permanecer en el departamento en otra función.